Algo sobre feminización e identidad

Para comenzar con este tema que fue tratado ya hace unas cuantas clases, debo preguntar ¿Existe una feminización docente? ¿por qué se da esta feminización? ¿quiere decir esto que es una profesión de mujeres?

Pues sí, la verdad es que si que existe una gran cantidad de mujeres que se dedican al magisterio pero, el porqué en muchas ocasiones no lo conoce mucha gente.

Leyendo por la red descubrí que esto puede ser debido a sobre todo estos factores:

 

  • son las mujeres las que tienen mayor sensibilidad con los niños y que desde siempre fueron las educadoras de los hijos.
  • por otro lado, son muchos los autores como Rousseau, Pestalozzi y Froebel los que piensan que la educación debe ser un ejercicio de amor y cariño hacia los educandos y por lo tanto priorizaban la figura de las mujeres ante la de los hombres, los cuales llevaban a cabo una educación mucho más dura y rígida. 
  • el comienzo en la escolarización de niñas también contribuyó a esta feminización.
  • además que una mujer estudiase o se dedicase a educar significaba un escape a la que probablemente sería su labor, la doméstica. Esto comenzó por la educación primaria pero pronto se expandió al resto de niveles de la educación y además a distintos ámbitos profesionales en los que se fue introduciendo la mujer paulatinamente.

 

En cuanto a la pregunta sobre si esta es una profesión de mujeres o no existen diversas respuestas. Se puede decir como ya apunté, que si que existe un gran número de mujeres en la educación pero por otro lado debemos decir que no por ser mujer o hombre se está más capacitado que el otro. Por lo tanto cualquier persona que trabaje y se comprometa con la función educativa será quién de desarrollar la profesión de forma correcta logrando los objetivos marcados para con los alumnos ya se sea mujer u hombre.

La clave aquí va a ser la identidad docente que cada uno construya para si y contribuya a crear en sus compañeros de profesión, ya que la identidad nace en la formación inicial del docente. La identidad docente no surge automáticamente como el resultado de un título profesional así que durante toda la vida como docente es preciso construirla dejando a un lado el sexo del formador.

En relación con todo ello, no quiero dejar de comentar sobre la relación que tienen, la identidad, la vocación profesional y la feminización. En relación a esto se puede pensar que esta feminización docente se debe a la vocación que sienten las mujeres hacia la profesión ya que se sienten identificadas con la educación de los hijos y la crianza, lo cual es también peligroso a la hora de separar lo que es profesionalidad con vocación. A mi forma de verlo una depende de la otra pero no se pueden entender por separado o no se debería. Para mi la vocación de muchas mujeres en un principio si que las acerca a decidirse por la profesión docente, lo cual, como dije no es nada malo simplemente que se debe tener en cuenta que no sólo es suficiente con vocación si no que hace falta formación concreta.

Además y volviendo a las desigualdades, las estadísticas en este tema son claras y hablan por si solas ya que en muchos casos las comparaciones entre hombres y mujeres son beneficiosas con nosotras pero siempre en temas como el número de matriculadas, el número de graduadas en un año, número de éxitos en sus cualificaciones, etc; pero nunca la ventaja se da en temas como las remuneraciones o número de altos cargos ocupados.


image


Para terminar me gustaría dar una pequeña opinión al respecto del tema. Bajo mi punto de vista creo que la cuestión no estaría en ver si las mujeres o los hombres cobran más o menos si no centrarnos en si lo hacen bien o mal y si es así, determinar cual es el problema que no permite que su remuneración sea la misma. Además quería resaltar que deberíamos o deberían pensar los responsables de que esto suceda de lo incongruente del asunto ya que se trata de educar en igualdad cuando esa igualdad ni siquiera se observa en el lugar en el que es enseñada.

Fuentes: