Aprender ser maestra: perplejidades y paradojas.

Este es otro de los documentos empleados en pasada sesión del miércoles 13 de noviembre en la técnica de seminarios, está escrito por Juana M. Sancho Gil y por José Miguel Correa Gorospe.

El texto comienza haciendo alusión a la finalidad del sistema educativo que es garantizar la transmisión y preservación de valores, actitudes y saberes dominantes y hegemónicos de una sociedad. De tal manera se alude a la definición del concepto de transmisión dada por Regis Debray (2001), diciendo que tiene que ver con la dinámica de la memoria colectica y con transportar la información de un tiempo a otro. En este sentido, la trasmisión necesita de un soporte técnico, tratándose en la escuela de un soporte construido por elementos organizativos, simbólicos y artefactuales de muy diversos órdenes.

Se considera la institución educativa como la única que permite educar a todos los ciudadanos, que tiende mirar más al pasado que al presente o al futuro, y que parece poco preparada para lidiar con las características y los desafíos de la sociedad. Aquí ya se refiere a la sociedad cambiante y compleja, lo cual enfatiza más tarde cuando dice que el profesorado deberá avanzar en un camino de negociación y cambio, en el que se tendrán en cuenta tanto las experiencias vividas dentro como fuera de la escuela, y teniendo en cuenta las propias visiones de lo que significa ser docente y el tipo de docente que se quiere llegar a ser.

Otra de las ideas que se subraya es la caracterización de nuestro sistema como un mundo VICA:

  1. Volátil, pues segundo Josh Rucker (2007), vivimos en un mundo en donde nada es constante, lo que convierte la propia información en algo volátil
  2. Incierto, pues no sabemos lo que ocurrirá mañana, por lo que se tendrá que garantizar que tanto los profesores como los estudiantes desarrollen una capacidad para seguir aprendido a lo largo y ancho de la vida. Y deben ser conscientes de las actividades y experiencias vividas día a día.
  3. Complejo, pues lo educable está formado por un conjunto de múltiples conexiones, configuraciones e interpretaciones
  4. Y ambiguo, ese “tal vez”, que a medida que aumenta el ritmo del cambio también aumenta el tiempo que necesitamos para analizar el conocimiento. La necesidad de reflexionar sobre la realidad, sobre los conocimientos y sobre las dudas que albergan en nuestra mente.

Esto está en consonancia con que los docentes viven su trabajo con perplejidad, por luchar a ser el maestro que deben o les gustaría ser, por conseguir sus sueños, sus aspiraciones o sus ideales. Además de el desarrollo de estrategias que les permitan mantener el interés por su trabajo.

A continuación, se habla del tópico o estereotipo de que se piensa que los maestros de la Educación Infantil y Primaria, realizan un trabajo sencillo y que no tiene complicación, que tienen un buen horario asociado a un buen sueldo, y que tienen muchas vacaciones. Pero lo peor, es que se afirma que no necesitan formación, pues cualquiera puede enseñar a un  niño. ¿De verdad cualquiera persona puede enseñar a un conjunto de alumnos? Esto es hablar sin consciencia sin conocimiento acerca de lo que verdaderamente implica enseñar, pues no sólo es llegar a una clase sentarse en una mesa y darles unas fichas para colorear o de sumas o restas a los niños. Enseñar es una tarea bastante más complicada y difícil, por lo cual quizás sería una buena idea poner a la gente que afirma esto ante una clase de 20 alumnos para que les enseñen, a ver como actuarían y como se desenvolverían.

Después se habla del contexto en que se insertan los docentes, y para ello analiza diferentes etapas como la denominada “burbuja inmobiliaria” ocasionada en España, la transición democrática y la actualidad. Se menciona el hecho de la pérdida de poder adquisitivo añadido al aumento de la responsabilidad y carga de trabajo a los profesores.

Y por último se habla de los cambios más significativos a los que se enfrenta hoy el profesorado, que son los siguientes:

  • La noción de los conocimientos que han dejado de ser algo perdurable para ser cambiantes e impredecibles. Debido a la transformación que éstos vivieron ocasionada por la introducción de las nuevas tecnologías de la comunicación y la información, destacando que la identidad docente está inacabada, en permanente transformación y negociación, en el contexto social y comunidad educativa. Pues al ser la sociedad cambiante,  se necesita ir actualizando conforme vayan apareciendo los problemas y los nuevos retos, puesto que si no se sabrá dar una verdadera respuesta desde el ámbito educativo.
  • La concepción del currículo básico es más compleja, pues ya no se parte de la escuela con la idea de una profesión que se aprendía durante la formación inicial, que era segura y predecible. Si no que ahora ésta requiere de indagación, de coordinación y de articulación dinámica del conocimiento, no basándose sólo en la memorización de éste.
  • El aumento de las exigencias a las cuales se tiene que hacer frente el profesorado y a las que tiene que responder. Pidiendo que se forme de manera integral al alumnado, sin olvidarse de la importancia de las emociones, de la sensibilidad y de los comportamientos éticos.
  • Los cambios globales y los movimientos migratorios, que han convertido la escuela en multicultural y multiétnica, debido a la diversidad de alumno existente en ella, en cuanto a diferencias lingüísticas, geográficas, religiosas o culturales. También se incluye la idea del diálogo y la permanente actualización en relación con el entorno en el que se mueve cada docente.
  • Y la digitalización cultural y de la sociedad. Sería la utilización educativa de los ordenadores, pizarras digitales, internet…, es decir, del mundo tecnológico. Lo que supondrá una intensificación del trabajo y aumento y diversificación de las competencias y saberes docentes.

Lo que se dice en el documento es que el docente tiene que estar en constante renovación tanto en las actividades, en los objetivos y en las relaciones de la comunidad, para que la formación docente sea coherente con el mundo y la realidad actuales.

Después de analizar este texto junto con los otros que fueron empleados para la técnica de seminarios, puedo decir que este podría englobar a los restantes puesto que en él se trata tanto la importancia de la diversidad, de la elección de ser maestro, de la identidad docente y de la formación.

Para rematar, sólo incluir la premisa que nos indica el propio texto “aprender a ser maestra”, adentrándonos ya en la feminización que hoy está presente en la función de la docencia, y que ya he tratado en una de mis entradas.

Bibliografía empleada

Correa. J.M. y Sancho, J.M. (2013). Aprender a ser maestra: perplejidades y paradojas. Cuadernos de Pedagogía, nº436, pp.22-25.