Funciones del profesor E-learning

Debemos partir de la idea de que los roles del profesor tradicional respecto al e-profesor han cambiado. Este último, pasa a servir como guía del aprendizaje, ya que el alumno dispone de los contenidos, los cuales estudia de manera independiente. Por lo tanto, el docente será un facilitador del aprendizaje.

El e-learning exige al profesor más tiempo; ya que le demanda la necesidad de estar “actualizado”, con esto quiero decir, que tiene que estar pendiente de responder los correos de sus alumnos, mantenerlos motivados, mensajes del foro etc.

En este ámbito, juega un papel importante la motivación de los estudiantes; es necesario transmitirles un compromiso y un apoyo, para que no se sientan aislados y no fracasen en su proceso de aprendizaje.

El e-learning ofrece diferentes posibilidades; entre ellas tenemos: la de reducir contenidos y convertir el aprendizaje en un conocimiento dinámico e interactivo, dónde sean los propios alumnos los que vayan desarrollando sus competencias; o por el contrario, una formación directiva, en la que los alumnos posean gran cantidad de información pero apenas exista interacción.

Entre las funciones del profesor de e-learning según los resultados obtenidos por parte de los profesores y alumnos, podemos citar:

-          Actualidad y dominio del conocimiento: él e-tutor debe poseer un amplio conocimiento sobre la materia, así como estar actualizado en el tema que se va a impartir.

-          Claridad en el contenido: basada en la esquematización, en la exposición clara del temario y diferenciación de los conceptos fundamentales.

-          Función psicopedagógica: conocimiento docente y pedagógico que un docente debe poseer (motivación, investigación).

-          Guiar al alumno: realizar un seguimiento de su proceso de aprendizaje (resolución de dudas, reiteración, preocupación, compromiso).

-          Poseer habilidades de interrelación: hace referencia a las habilidades comunicativas necesarias (empatía, flexibilidad, paciencia, predisposición).

-          Disponibilidad: el acceso que se tiene a los profesores (estar a disposición del alumno, cumplir los horarios de tutoría).

-          Conocer las tecnologías: habilidades básicas en el manejo de los recursos tecnológicos (mecanismos de comunicación, plataforma e-learning, uso internet).

Por otro lado, las funciones que demandan los expertos en el ámbito son:

-          Diseño de materiales: estar capacitado para crear material destinado a los estudiantes “onlines”.

-          Dominar el contenido: amplio conocimiento de la información a impartir.

-          Planificar la docencia: organizar las intervenciones y las actividades que dinamizan el aprendizaje.

-          Guiar, motivar, dinamizar y facilitar el aprendizaje: realizar un seguimiento, crear y animar entornos de comunicación y facilitar a través de materiales.

-          Conocer las tecnologías y solucionar problemas sencillos: dominio básico de las NNTT (Nuevas tecnologías) y dar respuesta a dificultades que puedan surgir.

A modo de conclusión, podemos decir que las funciones del profesor de e-learning vienen condicionadas por las características del programa formativo. En mi opinión, considero que los docentes deben ir acomodándose y adaptándose  a los nuevos avances que implican el uso de la tecnología. Esta modalidad de enseñanza virtual, tiene sus pros y sus contras. Creo que con esta metodología se pierde la esencia de la interacción entre profesor y alumno, siendo aquí donde realmente se consolida el aprendizaje. Sin embargo, ofrece una gran comodidad para ambos; ya que permite flexibilidad de horarios donde los estudiantes pueden desarrollar sus conocimientos cuando mejor se adapten a ellos. Además, lo considero necesario, debido a que la sociedad demanda una formación tecnológica, ya que la irrupción de las NNTT ha sido con gran fuerza, siendo necesario un dominio de las mismas en un futuro próximo.

WEBGRAFÍA:

http://www.sav.us.es/pixelbit/pixelbit/articulos/n34/14.html (descargar pdf)