Cien años más tarde, el regreso de los profesores.

Por Patricia Romero Rey

  Cien años más tarde, el regreso de los profesores

En una de las sesiones interactivas la profesora Lourdes Montero nos sometió a un experimento, para el cual nos había dicho que lleváramos batas blancas. Al decirnos esto ya suscito en nosotras, y en mí personalmente, curiosidad ¿Qué sería aquello que íbamos hacer? El experimento consistió en ir pasando unas diapositivas que utilizó el profesor António Nóvoa en una conferencia titulada “Cien años más tarde: el regreso de los profesores”. A medida que iba pasando las diapositivas teníamos que comentar aquello que nos parecía que nos estaba diciendo el autor, pero al final de la exposición de la mismas, pudimos comprender que las interpretaciones que hicimos, las cuales fueron muy dispares, no tenían que ver con el contenido que António Nóvoa nos estaba intentando transmitir, que era la evolución de la educación.

Antonio NóvoaAl salir de clase me quedé con la curiosidad de saber como fuera dicha conferencia, pues pude comprender los errores que se pueden cometer cuando no sabemos de qué va un tema o cuando no tenemos conocimiento sólido y exhaustivo de algo. Visualicé tal conferencia anotando todo aquello que el profesor António Nóvoa estaba transmitiendo. Es algo larga, pero me paso muy rápido porque quedé impresionada sobre el poder de cautivación que tiene para introducirnos en lo que está diciendo. Me pareció impresionante todo lo que dijo y puedo decir que he aprendido cosas de las que no tenía idea.

Comienza haciendo una gran crítica, al aludir al título de uno de sus libros “evidentemente”. Si yo hubiera visto este título en una publicación o documento, no sabría decir el porqué se podría titular así. Pero Nóvoa nos lo explica muy bien, diciendo que en la educación las evidencias son mentirosas, pues toda la gente sabe de educación, tiene soluciones a los problemas y sabe resolverlos de manera fácil. Lo cual hay que ver con cuidado. Con esto estoy totalmente de acuerdo, pues aquella gente que crítica duramente a los agentes educativos siempre sabe más que éstos, cuando éstos son los que pasan la mayor parte del tiempo dentro de una institución educativa.

Por otro lado alude al término de punto de vista recurriendo a lo que dice Piaggio Bourdieu, de que es una vista a partir de un punto. Es decir, puede haber muchos puntos de vista pero una sola idea. Un ejemplo de esto sería las diapositivas expuestas en clase, pues cada uno tenía una perspectiva diferente de lo que se escribía en ellas pero la verdad es que todas ellas nos estaban llevando a una única idea.

Después ya se sumerge en los principios del siglo XX, dando a entender que estos años se lleva a cabo una revolución pedagógica que introdujo la idea contemporánea y moderna de la educación, de la cual somos todos herederos. Si miramos la situación acontecida en este siglo, podríamos decir que había poca sociedad en el debate educativo, pues se daban niveles de alfabetización e instrucción bajos, estando muy presentes las sociedades rurales. Y por tanto la idea de la ruralización como algo frágil. Esto suponía dar poca atención a la infancia, desde un punto de vista afectivo o social, el cual es determinante a la hora de educar, pero también desde una perspectiva psicológica. Por tanto la etapa de la infancia tenía una actividad muy poco dinámica y lúdica, lo cual creo, podría caer en la monotonía. Ligado a esto estaría la poca atención que se prestaba a las diferencias, pues los  niños eran tratados todos de la misma manera, y muchos de ellos tenían dificultades que se pasaban por alto y otros estaban ya colocados fuera de la escuela. Era una escolarización homogeneizada.

Después se mencionan cuatro ideas recogidas en la I Declaración de la Educación Nueva (1915), la cual provocaba una ruptura contra la situación, pues la escuela debía hacer cosas diferentes a las que hacer la sociedad, trabajar a contracorriente a ésta y compensar lo que hacen los niños en el espacio social y familiar. Estas ideas se agrupan en el cuadro siguiente:

 

Educación integrada

Una   idea que es anterior y que tiene una gran fuerza. Sería compensar la poca   sociedad de la que hablé antes e inegrar en la escuela a los niños desde un   punto de vista cognitivo e integral. Aquí Nóvoa indica que la escuela enseña   o hace una cosa y en las familias otras, siendo un trabajo confrontando.

 

El niño en el centro

Idea   más crítica de los últimos 30 o 40 años, haciendo alusión a la psicología del   niño y a las pedagogías del mismo.

Introducción métodos activos

No   se trata de una escuela sentada y pasiva ante los conocimientos sino más   activa en el proceso pedagógico y en el trabajo educativo.

 

Pedagogía diferenciada

Una   pedagogía igual para todos pero no dando lo que necesitan los niños segundo   sus necesidades específicas. Aquí Nóvoa mencionaba como ejemplo el caso de   que cuanto un padre compra unos zapatos al niño mide el pie de este, pero que   la pedagogía es igual par todos.

Elaboración propia a través de la Conferencia de Cantabria dada por Antonio Nóvoa.

Segundo Nóvoa son ideas con las que todos estamos de acuerdo, pues sería extraño preguntarle a alguien y que dijera lo contrario. Son ideas que forman parte de nuestra cultura pedagógica, de nuestros hábitos y rutinas de ser profesores. Ante esto, pienso que si son ideas que compartimos la gran mayoría, siempre que sean utilizadas en el bien de las mismas, pero también hay que tener en cuenta que antes esto no se tenía en cuenta ni tampoco se le prestaba la mínima atención. Por tanto no siempre fueron importantes para todos. Es lo que nos dice en la conferencia, que debemos tener otros puntos de vista ante esto, pues esto no tenía el mismo sentido si miramos 100 años atrás.

Atendiendo a los cuatro principios que he mencionado en la tabla, podríamos analizarlos de manera más pormenorizada. Así ante la mirada de la educación integral, y si hacemos una reflexión ante esto vemos que es un concepto que se ha actualizado y que ha empezado  a entrar de manera progresiva en las instituciones educativas, las cuales deben asumir un inmenso conjunto de responsabilidades.

Referente a esto hace alusión a las leyes que fueron aprobadas por el Parlamento Portugués sobre las cosas que la escuela debería hacer. Algunas de estas leyes eran:

  • Ley sobre los problemas de la ecología y problemas de la educación ambiental.
  • Ley sobre la educación sanitaria y prevención de epidemias.
  • Ley sobre el patrimonio cultural y las costumbres.
  • Ley sobre educación sexual.
  • Ley de prevención del consumo de drogas y alcohol.
  • Ley de prevención de accidentes.
  • Ley de la educación nutricional.
  • Ley de la educación financiera.
  • Ley de los consumidores.
  • Etc.

Lo que nos quiere hacer ver Nóvoa con esto, es que si reconocemos que todos los aspectos que se mencionan en éstas leyes son importantes y las consideramos como tales, pero no tenemos en cuenta que suponen una excesiva carga para la escuela, la cual se ve sometida a un sinfín de responsabilidades. Ésta debe resolver todos los problemas sociales, se direcciona en torno a ellos. Y no sólo sociales sino de las más variadas cosas. ¿Estamos asfixiando y matando a la escuela? Atendiendo a lo dicho antes pienso que si, pues le achacamos todo a ella, si hay un problema de circulación vial el profesorado tiene el compromiso y obligación de tratarlo con sus alumnos. Y es aquí donde se cita la escuela y a la educación como un espacio público. Un espacio con muchas presencias sociales, familiares, políticas y culturales. Así sería necesario volver a indicar la dirección de la escuela, darle un lugar propio, pues no es la única institución que ocupa este espacio público de la educación, no sólo es la que trabaja los métodos conceptuales, políticos y culturales.

Principios século XX: La educaciónLa frase de “el niño en el centro”, como una revolución copernicana en la cual el mismo está en el centro del universo y de las preocupaciones. Esto hace años atrás dio lugar a varias críticas pedagógicas, considerando que los profesores eran como personas ingenuas. Y para posicionar tales críticas utilizaban lo dicho por Rosseau en el “Emilio o De la educación”, en cuanto a que el niño debería hacer lo que quiere.  Pero como dice António Nóvoa, la gente que las realizaba sólo se limitaba a leer la primera frase que era esa, pero dejaba atrás lo que venía a continuación que era lo realmente interesante, pues el niño no manda necesariamente en los procesos de la escuela y es el docente el que conocer profundamente a su alumno.

El niño sólo debe hacer lo que quiere; pero sólo debe querer lo que vosotros queráis que él haga, no debe dar un paso sin que vosotros lo hayáis previsto, no debe abrir la boca sin que vosotros sepáis lo que va a decir”.

Dejad que vuestro alumno crea que el maestro es él mismo, cuando en realidad los maestros sois siempre vosotros.”

 Esto estaría en consonancia con lo que dice Alain:

“El niño pide ayuda. Quiere dejar el juego. No lo consigue por sí mismo, aunque quiere dejarlo. Lo difícil es conseguir que, al final, los hombres estén contentos con lo que, al inicio, no les agradaba en absoluto. No hay ninguna experiencia que eduque mejor a un hombre que el descubrimiento de un placer superior que él habría ignorado si no se hubiera esforzado en conocerlo” 

Lo que se recalca con esto es que la tarea de la docencia es conducir a los niños, y a hacer que a éstos les agraden las materias que en un principio no les gustaban. Y para ello es necesario hacer un constante trabajo educativo basado en la motivación y el empeño, para poder introducir al alumno en un viaje o en un proceso de experiencia de provecho.

Como síntesis de este punto, podemos decir que se hace una contraposición de cuando en la sociedad en niño no estaba en el meollo de nuestras ocupaciones, siendo ahora esta situación excesiva, pues el niño está en el centro de las políticas, de la televisión, de los medios de comunicación, de los padres, etc.

Posteriormente, los métodos activos  en relación a la transformación de la sociedad mencionada por Adolphe Ferrière, el cual critica la escuela diciendo:

El niño ama la naturaleza - Lo han encerrado dentro de casas.

Al niño le gusta jugar  - Lo han obligado a trabajar.

Al niño le gusta moverse - Lo han condenado a la inmovilidad.

Al niño le gusta hablar - Se le ha impuesto el silencio.

Desde mi óptica personal, Adolphe se refiere a la privacidad de la autonomía que se les da a los alumnos o a la impasibilidad, no dando cabida a la crítica o a dar a conocer las opiniones. Pero también a la actividad frenética de la que habla Nóvoa, cuando dice que tienen que hacer muchas tareas al mismo tiempo, que no pueden disponer de un momento de serenidad o de introspección cuando hace falta en un sentido metafórico. Los niños deben tener tiempo de entrar en contacto con el entorno, de moverse para descubrir y de jugar para innovar.

Por último, la pedagogía diferenciada unida a la escuela a medida de los alumnos, donde Nóvoa habla del problema identitario pedagógico, que serían los problemas para aplicar las pautas de la pedagogía diferenciada, pues hay que atacar a los problemas de la diversidad y saber enfrentarlos, entrar en el fondo del debate de la misma. Y para esto es primordial el diálogo, del cual declara su importancia Arjun Appadurai, al afirmar que tiene dos riesgos: el primero que no entendamos lo que la otra parte nos está diciendo y el segundo, sería el opuesto, que la otra parte nos entienda completamente. Por ello, para que el diálogo goce de solidez debe apoyarse en unas pautas sólidas y concretas.

Como resumen de lo dicho hasta ahora podemos recalcar que se señalan cuatro cambios necesarios:

  1. Paso de la educación integral al espacio público de la educación.
  2. Paso de la situación del niño como centro a la puesta en valor de la cultura y de los aprendizajes,
  3. Paso de los métodos activos a las perspectivas reflexivas.
  4. Y paso de la idea de la pedagogía diferencia a la idea de la comprensión de la diversidad y construcción del diálogo.

Por último tal conferencia hace un transcurrir por los años 70, 80, 90 hasta hoy en día, dando las oportunas referencias en cada una de estas etapas.

Años 70

En esta etapa se habla de la racionalización de la enseñanza, haciendo referencia a la cientificación de la pedagogía o del acto educativo, basado en encontrar aquellas reglas o normas que hacen racionalizar el trabajo del profesor. Sería aquella pedagogía basada en objetivos, el formular y el organizar un asunto a través de los indicios racionales.

Años 80

Son los años marcados por las reformas del currículo o la idea de que éste era lo más importante junto con la creación de los programas. Un currículo que sirva de apoyo al papel desempeñado por el profesorado.

Años 90

Basados en la gestión y administración de los centros escolares y de la importancia de su organización.

HOY

Aquí es donde se alude al título de la conferencia, al regreso de los profesores, a la idea de que el profesor es esencial para el trabajo pedagógico, aunque el trabajo científico y curricular también es importante, pero no puede substituir al trabajo que realizan los docentes. Y esto debe ser el centro de nuestras preocupaciones. La reducción de la dimensión técnica del profesorado y acentuar más la dimensión simbólica e intelectual de su intervención. Que la organización ya no es sólo cuestión de didáctica o de conocimiento circulares, sino que va al corazón de la identidad de los docentes, de su trabajo en equipo, de su formación, de la colaboración… Es decir, la necesidad de una formación que tenga como mira la organización del trabajo escolar.

También la cuestión de la experiencia profesional, el devolver la formación de profesores a los profesores, por supuesto si es devolver es que se le ha sido retirada. La necesidad de la construcción de la profesión lo que nos lleva a un problema de integración de la profesión y de la construcción de una cultura que sea consciente. Junto al necesario compromiso ético y social. Pues no es una profesión que trabajo con un vacio social.

Como expresa António Nóvoa “Nuevo tiempo de los profesores, de una nueva reflexión de la persona y sobre la profesión de los docentes, construyendo una nueva profesionalidad docente. Pues nada sustituye a un buen profesor, siendo reforzados en su trabajo identitario, no sólo en el aspecto de lo individual sino también en lo colectivo”

 

REPENSAR LA PROFESIÓN DOCENTE

 

Reflexionando sobre el regreso de los docentes, me doy cuenta una vez más de la importancia de la comunicación y del diálogo, así como de  la necesidad de una formación continua. Para mí esta entrada es como una síntesis, no a aspectos generales, de lo que hemos tratado en clase de Formación e Desarrollo Profesional do Profesorado unido a las entradas y publicaciones que he ido realizando a lo largo de estos dos meses o más de clase. Está todo íntimamente conjugado: la asunción de un fuerte componente práctico, realizar desde dentro de la profesión basándose en una cultura profesional y teniendo en cuenta las experiencias, dedicar una dimensión personal a la profesión docente donde se trabaje la importancia de la relación y comunicación del tacto pedagógico, valorar el trabajo en equipo y el ejercicio colectivo de la profesión o caracterizarse por  el principio de responsabilidad.

 

Bibliografía e webgrafía utilizada

http://escoladosargacal.files.wordpress.com/2009/05/regressodosprofessoresantonionovoa.pdf (Consultada el día 24/11/2013)

http://www.educantabria.tv/canalcongresos/index.php?iditem=playconference&idreg=2011-04-06Hw5k81sQEj&account=Kc74Snr99R (Consultada el día 23/11/2013)

http://www.revistaeducacion.mec.es/re350/re350_09.pdf (Consultada el día 25/11/2013)