FORMACIÓN DEL PROFESORADO Y LA EDUCACIÓN AMBIENTAL

Los distintos estados cada día mas se están preocupando por la educación ambiental y es en la formación del profesorado donde más se puede trabajar, pues si estos hacen su labor de una manera optima y adecuada, podrán trasmitir a los discentes en valor de la naturaleza así como su cuidado y su sostenibilidad.

 Las distintas administraciones educativas así como diversas instituciones internacionales, acompañada de la creciente conciencia por parte de la sociedad de la problemática del medio ambiente  y su constante deterioro por parte del ser humano,  han optado que desde el sistema educativo se dé también respuesta al reto de buscar soluciones, y para ello como dijimos, antes la necesidad obligatoria de la formación del profesorado a este respecto.

En la Conferencia de Tbilisi (1977) se le hizo a los estados varias recomendaciones de entre las que yo destaco las siguientes:

  • Incluyan en el programa de formación de profesores Ciencias Ambientales y Educación Ambiental.
  • Presten ayuda al personal docente de los centros de formación de profesores a este respecto.
  • Faciliten a los futuros profesores una formación ambiental apropiada para la zona (urbana o rural) en que vayan a ejerce
  • Doten a las instituciones educativas y de formación de la flexibilidad necesaria para que puedan incorporar aspectos de Educación Ambiental a los programas existentes y crear otros nuevos, según el enfoque y la metodología interdisciplinar.
  • Posibiliten que los que se están formando en Educación Ambiental conozcan a fondo el material y los recursos didácticos existentes, dando especial importancia a los medios de bajo coste y a los que permitan la adaptación y la improvisación según las circunstancias de cada localidad.

El  profesor de Educación Ambiental debe ser una persona con conocimientos pedagógicos y que se sepa  unir los objetivos educativos generales con los conocimientos en materia de educación ambiental, además debe ser  un docente sensible hacia la problemática del medio ambiente

Un profesor que reflexione sobre su propia práctica y sea capaz de orientarla, es decir un profesor con un paradigma critico que se preocupe en primer lugar de la sociedad como marco de convivencia común un profesor que guíe a alumnos y alumnas en su proceso de adquisición de conocimientos, pero también para la toma de decisiones, es necesario un docente que sepa pulsar los aspectos más emotivos del alumno, pues se trata de práctica educativa basada en los aspectos más sentimentales del alumno para con el medio ambiente.

Es importante mencionar que se trata de una práctica interdisciplinar y transversal, no vale  con que el profesor de biología se ocupe de ello, es una actitud de todo el profesorado del centro, es mas llegaría a decir que debe ser una movilización de todo el centro, con la creación de actividades.

Para finalizar quiero indicar y hacer un llamamiento en mi opinión importante y es que todas las universidades que ofertan grado en magisterio, pedagogía, educación social y máster de capacitación para la docencia en secundaria, deben tener en su currículo formativo la educación ambiental como uno de los pilares fundamentales de una nueva generación de educadores.

 

 

 

 

Bibliografía: