Papel de las redes sociales en la formación permanente del profesorado

La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, establece que la formación permanente constituye un derecho y una obligación de todo el profesorado y una responsabilidad de las Administraciones educativas y de los propios centros.

Sin duda en los tiempos en que vivimos, en los que los cambios sociales se producen con una rapidez vertiginosa, la formación continua se ha convertido hoy más que nunca en una obligación que el docente debe asumir para poder dar respuesta a las nuevas demandas del alumnado del siglo XXI.

image

En esta labor las redes sociales son un buen aliado, ya que facilitan la creación de comunidades virtuales de aprendizaje que permiten la colaboración, la transferencia de conocimientos e información, la educación mutua, el aprendizaje entre pares, una formación constante, un aprendizaje a la carta y puesta al día permanente de los educadores. Esta unión es de tipo informal y se basa en que todos tienen algo que aprender y todos tienen algo que enseñar. Por lo tanto, se trata de un grupo de personas que mediante la interacción entre ellos, la transmisión de información y la ayuda mutua, avanza en la solución de algún problema o en la profundización de determinada temática (Haro, 2010).

Además, contribuyen al fomento de la cohesión profesional, al tiempo que cubren algunas de las necesidades específicas de la profesión.   

La formación docente basada en redes de aprendizaje virtual se asume y se desarrolla en base a dos ejes: "La construcción social del aprendizaje en la red" y "la formación del profesorado en centros mediante la creación de redes de aprendizaje"

Estas redes permiten construir colectivamente conocimiento sobre el currículo y las TICs. Este formato se apoya en la idea de que el aprendizaje es un proceso intrínsecamente social, basado en la interacción y cooperación entre personas y que pasa, en buena parte, por la participación junto con otros en situaciones reales en las que se pone en juego y se utiliza de forma funcional y auténtica el conocimiento. (Colás y De Pablos).

El proceso de formación y aprendizaje puede adoptar distintos formatos. La mayoría de estas redes son utilizadas para compartir experiencias educativas y proyectos innovadores, pero puede dárseles un uso más interesante a través de la colaboración para el diseño de nuevos proyectos educativos, el análisis de casos, la resolución de situaciones problema o la presentación de productos que serán expuestos públicamente.

Como ejemplos, tenemos el portal de la Red de Buenas PrácTICas 2.0 y la red Internet en el Aula (leA), impulsadas ambas por el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado.  

En Galicia, dentro del proyecto Abalar, se puso a disposición de los docentes la red social image para compartir conocimientos, experiencias y convertirse en un complemento a su práctica educativa, y que cuenta ya con 8.000 usuarios registrados.


imagePero twitter también es una plataforma muy valorada por los docentes como proveedora de información y contactos profesionales, tal y como se recoge en el estudiorecogido en el artículo de Mónica Vallín Blanco, que presento a continuación y que os invito a leer:

                                                                                             Hacia la autoformación permanente de los docentes en las comunidades de práctica

Lo importante es que los procesos de interacción remitan a situaciones, actividades y tareas auténticas y relevantes para los participantes. Auténticas en el sentido de que constituyan situaciones y problemáticas reales y relevantes, en tanto que se remiten a problemas o temáticas valoradas culturalmente desde la perspectiva docente.

Por tanto, como ya expuse en anteriores entradas, la creación de redes es muy importante en la formación continua de los docentes. Las nuevas tecnologías son una buena herramienta para fomentar la interacción entre los profesionales y permitirles constituir y definir su propio PLE (Según afirman Adell y Castañeda (2010) conjunto de herramientas, fuentes de información, conexiones y actividades que cada persona utiliza de forma asidua para aprender). Las redes sociales permiten poner en contacto a docentes, intercambiar experiencias, conocimientos, información, dudas e inquietudes profesionales; sin limitaciones temporales ni espaciales. El docente puede convertirse en el dueño de su aprendizaje, resultándole más fácil de esta forma el acceso a una formación continua. Pero para ello es necesario animar a los docentes a participar en estas redes y dotarles con apoyos para iniciarse en ellas, ya que el desconocimiento y la falta de competencias digitales pueden generar resistencia hacia estas herramientas. Ante esta situación, la implicación de la institución y de los compañeros constituirán una buena forma de incentivar la participación en estas experiencias.

                                                                                                         image                                                          

 

Bibliografía:

Colás Bravo, P. y De Pablos Pons, J. (s.f.). La formación del profesorado basada en redes de aprendizaje virtual: aplicación de la técnica dafo. Recuperado el 1 de diciembre de 2013 , de

http://campus.usal.es/~teoriaeducacion/rev_numero_05/n5_art_colas_pablos.htm

Vallín Blanco, M. (2013).Hacia la autoformación permanente de los docentes en las comunidades de práctica. Obra digital, 1 (4), 56-74. Disponible en: http://revistesdigitals.uvic.cat/index.php/obradigital/article/view/12

http://internetaula.ning.com/ [consultado el 1-12-2013]

http://www.edu.xunta.es/espazoAbalar/nova/rede-social-do-profesorado-redeiras-supera-os-8000-usuarios-rexistrados[consultado el 1-12-2013]