EL SISTEMA EDUCATIVO NO ES UN DESASTRE

Desde los distintos medios de comunicación y desde muchos puntos de la política española se ha instaurado una mentira que a base de repetirla muchas veces se está transformando en una verdad, se trata de la afirmación de que:

“NUESTRO SISTEMA EDUCATIVO ES UN DESASTRE”

Nuestros políticos critican el sistema educativo, los centros escolares a los profesores y a los alumnos pero no se paran a pensar que son ellos mismos los precursores de este sistema, además  desde otro punto de vista se me hace raro imaginar a nuestros políticos criticando las naranjas de valencia o poniendo en duda la fabricación del próximo seat Ibiza, pero sin embargo no tiene reparos en criticar a nuestro sistema escolar, cosa que la sociedad aun que creamos lo contrario no hace, pues siempre recibe valoraciones positivas.

Coincido plenamente con el texto explicado y trabajado en clase, que uno de los problemas fundamentales  es que la educación es una labor utópica y que como sociedad siempre esperamos mas y los políticos también , el texto también expone que para los medios de cómo comunicación nunca será noticia que cada día todos los docentes de este país cumplan sus funciones, pero en cambio si llevan a sus primera líneas de prensa y telediarios la equivocación de un docente que comete un error en el trato con un alumno.

“para los medios el correcto funcionamiento de las instituciones no es noticia, pero la más rocambolesca e inusual de las anécdotas sirve perfectamente de titular de portadas”

 El texto habla de la mentalidad que nuestros políticos tienen acerca de nuestros docentes y educadores, en mi opinión nuestros profesores son un ejemplo de respeto a la pluralidad y se puede ver en cada aula y centro de nuestra geografía, salvando excepciones, es mas en mi opinión ese respeto a la pluralidad es incluso en algún punto hasta contraproducente, pues no se muestra la realidad de ciertas ideologías, pero ese no es el tema a tratar aquí.

Como indica el texto esta visión catastrofista está generalizada en el resto de Europa, por lo tanto podríamos achacárselo a como decíamos antes a una visión utópica que tienen las sociedades acerca de la educación.

Entre otras cosas nuestro sistema educativo no es un desastre por las siguientes razones:

  • Nunca en la historia de este país hubo tantas personas formadas a nivel universitaria
  • La pluralidad de ideas está presente en todo el sistema, representado en nuestro profesorado.
  • En nuestro sistema educativo el cientificismo ocupa mayor lugar que las tradiciones o costumbres.
  • Nunca en la historia de este país hubo tanto respeto y cooperación entres los alumnos y sus nacionalidades.
  • Cada vez la red de centros es mayor en nuestro estado, llegando a población urbana y rural.

Debemos decir que hemos mejorado con respecto a nuestro pasado lastrado por una dictadura y podemos comprarnos con otras naciones en muchos aspectos de nuestro sistema educativo, pero no por ello debemos caer en que ya hemos recorrido todo el camino de una educación “top”, nosotros como futuros educadores debemos ser participes de las mejoras pero defendiendo ante todo los logros y valores de nuestro actual sistema educativo.