SEIS SOMBREROS PARA PENSAR

Con este blog me gustaría compartir con vosotros una experiencia personal en base a una técnica que me enseñaron en la otra titulación, llamada seis sombreros para pensar. Os la comparto ya que me parece que puede ser fácilmente aplicable en multitud de contextos (entre ellos la formación docente) y potencia multitud de habilidades en los participantes.

Esta técnica fue descrita por Edward de Bono, escritor y psicólogo maltes, muy enfocado al trabajo del tema de pensamiento (fue el que acuñó el término pensamiento lateral, creador de multitud de técnicas que trabaja en esta materia). A continuación comparto con vosotros el documento en el cual explica la técnica de manera extensa.

 

Seis sombreros para pensar

 

Con esta técnica se buscan diferentes objetivos:

  • Tomar conciencia de la multitud de pensamientos que se producen en las personas y aprender a separarlos (separar lógica de emoción, por ejemplo)
  • Crear o fomentar un ambiente de confianza y diálogo
  • Potenciar el pensamiento creativo y el pensamiento reactivo
  • Tomar conciencia de las diferentes posiciones, aprender a respetar

 

Para realizarla es necesario disponer de un material específico, seis sombreros que van a representar diferentes tipos de pensamiento, estos se describen en la siguiente imagen:

 

Seis sombreros para pensar

 

Para tratar de explicarla, de manera clara, trataré de resumir su aplicación. En ella, pueden existir diferentes metodologías, pero lo básico en todas es que las personas que tengan cada sombrero deberán actuar de la manera en la que su sombrero dirige el pensamiento (negativo, positivo, crítico, etc.). En base a esto encontré un tutorial que creo que explica muy claro esta técnica.

 

 

Ahora os voy a explicar la aplicación cuando yo la realicé y mis impresiones. En mi caso, en un debate en un grupo de 10 personas en el aula nos sentamos en circulo con los sombreros en medio, cada uno iba seleccionando el suyo mientras debatíamos temas relacionados con la diversidad funcional, dirigiendo el moderador hacia ciertos temas que suscitaban multitud de cuestiones (éticas, datos, conocimientos, sentimientos, ideas, etc.) y así, cada uno iba escogiendo un sombrero en relación a lo que iba a decir, reflexionando cual iba a ser nuestra propia intervención y que pensamiento dominaba. Si la intervención se dirigía hacia otro tipo de sombrero, el moderador le interrumpía y se le hacía ver que estaba mostrando pensamientos de otros sombreros y este reflexionaba sobre si cambiar de sombrero o redirigir su discurso.

En este caso se buscaba que reflexionáramos sobre nuestras propias visiones en torno a los diferentes temas, incluso dándonos cuenta cuales eran los predominantes en cada uno. Por lo tanto, se buscó una potenciar el conocimiento de uno mismo en relación a los diferentes pensamientos que tenemos y los que priman en cada momento.

 

Las principales ventajas que encuentro en esta técnica como para compartirlas son muchas, para empezar que se pueden aplicar diferentes metodologías en función de que busquemos, tipo de grupo, tamaño, grado de confianza, etc:

  • Mandar hablar con algún sombrero específico
  • Hacer reflexionar sobre la forma en la que se está interviniendo, cual es nuestro pensamiento predominante
  • Seleccionar sombreros aleatorios y al azar y obligar a intervenir en cada una de las posiciones para lograr ampliar visiones
  • Pautar sombreros para todo el grupo según temas
  • Emplearla durante otras técnicas de manera esporádica y poniendo nuevas normas

Por ello, esta técnica posee una parte muy característica, el hecho de poder pautar las normas de aplicación con el grupo. Además es aplicable a grupos pequeños o grandes, una vez conocida la técnica y adaptada a las necesidades del grupo

Así mismo, amplia las visiones de las personas, por ello creo que los docentes serían un grupo muy interesante para aplicarla, ya que exige un nivel de reflexión y análisis en base al propio pensamiento muy importante. Además, con la inclusión de los sombreros y la dinámica de la técnica, crea un clima de participación y motivación en sus integrantes, algo que siempre queremos buscar en cuanto a la formación de los docentes como en los de los alumnos de cualquier aula.

En el caso de los docentes, me parece muy útil para que potencie en ellos el pensamiento creativo, generando multitud de reflexiones en base al pensamiento paralelo y a la implicación de estos en los discursos.

Es una técnica que potencia el intercambio de ideas y abre la mente a nuevas formas de pensar y de relacionarse con los demás, potenciando el diálogo. Así mismo, no olvidar que en muchos casos se podrán expresar ideas sin justificar (ya que están relacionadas con el sombrero), lo que potencia el clima de confianza y no la necesidad de dar explicaciones de cada tipo de pensamiento.

Sobre todo, creo que es una técnica útil para que los docentes observen la necesidad de crear un ambiente de trabajo creativo y colaborativo. Con ella se puede lograr reflexionar sobre la importancia del pensamiento en grupo, tratando de no centrarnos solo en nuestra intervención si no en todos los pensamientos generados en el grupo.

 

Espero que os guste y la lleguéis a aplicar, ya que para mi fue una experiencia muy enriquecedora.

 

 

Webgrafia:

Bono, E. (1988). Seis sombreros para pensar. Buenos Aires: Granica.

http://www.innovaforum.com/tecnica/sixhats_e.htm (Consultado 2/12/2013)

http://es.wikipedia.org/wiki/Seis_sombreros_para_pensar (Consultado 2/12/2013)

http://www.slideshare.net/mavitobe/tcnica-de-los-seis-sombreros-presentation (Consultado 2/12/2013)

http://www.slideshare.net/Bellotisimo/seis-sombreros-para-pensar-12993860?from_search=3 (Consultado 2/12/2013)

(Consultado 2/12/2013)

http://es.wikipedia.org/wiki/Edward_de_Bono (Consultado 2/12/2013)

Comentarios

  • Kely Torres Velo

    Ola Sara! Moi boa técnica, eu a punxen o ano pasado en práctica nunha materia chamada Pedagogical Leadership. A nós planteábanos un caso problemático nun centro escolar e nun grupo de 5 persoas tíñamos que tratar de resolver o problema empregando todos os sombreiros. É unha maneira fantástica de traballar e de chegar a consenso en equipo, e tamén de ver as cousas moito máis claras.

  • Sara Cancelo Pereiro

    Me alegro que compartas mi opinión. Me gusta el enfoque en la que la hiciste, y creo que es un ejemplo claro que se podría aplicar a la formación docente y para la formación en resolución de problemas, así se podrían manejar muchos conflictos teniendo en cuenta toda la información y las perspectivas.

    Gracias por tu aportación!

  • coral lopez lozano

    Ola sara!, non coñecía esta técnica e pareceume moi interesante a forma en que a empregaches así como a utilidade que a esta lle poderíamos dar con diversos temas. Sen dúbida, un gran aporte para o traballo en equipo e a reflexión sobre os nosos propios coñecementos.

  • Lourdes Montero

    Conozco la técnica de los seis sombreros de Bono y en más de una ocasión estuve buscando la oportunidad de ponerla en práctica. Bien podriaís haber tomado la iniciativa y hacer una sugerencia temática en la que ponerla en práctica.

    Lo haré en otra ocasión.

    Saludos

    Lourdes