APRENDER A SER MAESTRA: PERPLEJIDADES Y PARADOJAS

Tras la lectura de este documento, reflexiono sobre varias ideas que considero de importancia:

-          Como dice Sancho y Hernández, (2011, p. 47) “vivimos en un mundo V-I-C-A: volátil, incierto, complejo y ambiguo”.

Ciertamente es así, puesto que la sociedad actual, así como el mundo, está cambiando constantemente debido a la tecnología, ya que va a avanzando a pasos agigantados y nosotros con ella, puesto que nos tenemos que modernizar y adecuarnos, sobre todo los profesores, que son los que van a tener que manejarla.

Es incierto, como dije anteriormente, vivimos en una sociedad cambiante y tenemos que ser quienes de adaptarnos a esos cambios constantes.

Es complejo, ya que cada día nos enfrentamos a nuevos retos y nuevas situaciones, en el ámbito docente tienes que estar al día constantemente, nunca puedes dejar de estudiar ya que cada día hay algo nuevo que debes aprender y adecuar a tus conocimientos, así como modificarlos si fuera necesario.

Y ambiguo, en la línea de lo anterior, ya que se nos presentan dudas a diario sobre los cambios vividos.

-          “No resulta fácil dedicarse a la enseñanza en la Escuela Infantil y Primaria”

En la mayoría de los países piensan que estos maestros (sobre todo las mujeres) realizan un trabajo fácil, bien pagado, con dos meses de vacaciones y un buen horario. Esto es contradictorio con los datos obtenidos este mismo año  del Centro de Investigaciones Sociológicas, puesto que a pesar de que se tiene esta idea de estos docentes, son la cuarta y tercera posición, respectivamente, más valoradas. Nos encontramos ante una incongruencia que la mayoría de gente comparte, puesto que no valoran el trabajo de estos profesores como tal, pero sí consideran que tiene prestigio su profesión.

-          “En estos años, el número de docentes de Educación Infantil y Primaria ha aumentado de forma significativa”

Según las estadísticas del Ministerio de Educación, entre el año 1999 y el 2012 ha habido un aumento de más del 60%, que se puede deber a varias razones. Puede ser porque aumentó la población escolarizada, porque se jubilaron muchos docentes que entraron a ejercer en 1970 (a causa de la Ley de Educación), el aumento del horario lectivo…

A pesar de que aumenta el número de personas que decide dedicarse a este sector, son poco los que encuentran un trabajo fijo, ya que a pesar de aprobar las oposiciones son pocos los que consiguen plaza; con lo cual muchos tienen que volver a opositar, o encontrar trabajo en centros concertados o hacer sustituciones.

-          “El conocimiento ha dejado de ser algo perdurable para pasar a ser cambiante e impredecible”

Esto se debe, principalmente, a la incorporación de las nuevas tecnologías tanto a la sociedad como a las aulas, ya que requiere un cúmulo de conocimientos profesionales y que deben de estar en constante actualización. Esta incorporación de TICs hace que los profesores deben de ser más competentes y adecuarse a los nuevos medios.

“La digitalización de la cultura y la sociedad, comienza a hacer temblar los cimientos tradicionales de la escuela”.

-          “El currículo básico se ha hecho más complejo”

Puesto que la escuela actual necesita un aprendizaje más basado en la indagación, la coordinación y la articulación dinámica del conocimiento, para la resolución de problemas, y no como antiguamente se basaba, principalmente, en la memorización de contenidos cerrados y estancos.

También se incorporan nuevos campos de formación, como es la psicomotricidad y la alfabetización funcional, además de la educación de forma integral hacia los alumnos, las emociones y los comportamientos éticos.

 

Como frase final me gustaría resaltar una oración que extraigo del texto que considero que engloba todo lo anteriormente expuesto: “Ser maestro es vivir la necesidad de una permanente renovación”.