Informe PISA 2012

A continuación me centraré en analizar los resultados del Informe PISA de este año de una manera resumida y resaltando diversos aspectos que me parece que se deben tener muy en cuenta.

En primer lugar, definiré en que consiste este informe y algunas de sus características.

El Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos de la OCDE (PISA, por sus siglas en inglés), tiene por objeto evaluar hasta qué punto los alumnos cercanos al final de la educación obligatoria han adquirido algunos de los conocimientos y habilidades necesarios para la participación plena en la sociedad del saber. PISA saca a relucir aquellos países que han alcanzado un buen rendimiento y, al mismo tiempo, un reparto equitativo de oportunidades de aprendizaje, ayudando así a establecer metas ambiciosas para otros países.

Las pruebas de PISA son aplicadas cada tres años. Examinan el rendimiento de alumnos de 15 años en áreas temáticas clave y estudian igualmente una gama amplia de resultados educativos, entre los que se encuentran: la motivación de los alumnos por aprender, la concepción que éstos tienen sobre sí mismos y sus estrategias de aprendizaje. Cada una de las tres evaluaciones pasadas de PISA se centró en un área temática concreta: la lectura (en 2000), las matemáticas (en 2003) y las ciencias (en 2006); siendo la resolución de problemas un área temática especial en PISA 2003. El programa está llevando a cabo una segunda fase de evaluaciones en el 2009 (lectura), 2012 (matemáticas) y 2015 (ciencias).

Una vez dicho esto, realizaré un pequeño análisis de los resultados salidos a la luz este martes. Una vez revisado este informe podemos decir que los resultados de los alumnos españoles se mantienen estables, poniendo de manifiesto una ligera mejoría en algunos apartados. En primer lugar, debemos decir que este año la evaluación se centró principalmente en el área de matemáticas, tal y como se dice anteriormente, y la puntuación obtenida por nuestros alumnos es de 484 puntos, uno por debajo de los obtenidos en 2003. Si realizamos una mirada al resto de países, el nuestro, aún queda muy alejado de los que se consideran punteros en este estudio como puede ser, por ejemplo, Corea del Norte que consiguió 554 puntos en este mismo estudio(la mejor valorada).

Bajo mi punto de vista, esta valoración negativa no es el dato más preocupante de este estudio. Digo esto, ya que si lo analizamos más detenidamente, este trabajo pone de manifiesto las enormes diferencias entre Comunidades Autónomas  de nuestro país. En este caso, son las comunidades situadas en el Norte las mejores valoradas (Navarra, País Vasco, Castilla y León, Madrid…) mientras que las situadas en el Sur (Extremadura, Murcia…) obtienen una valoración inferior, que se podría considerar significativa. Tanta es la diferencias que algunas comunidades podrían equipararse con la “envidiada” Finlandia y otras, con la “deprimida” Grecia” en una crisis económica e interna grave (bajo mi punto de vista). Esto pone de manifiesto una diferencia abismal y creo que es necesario adoptar medidas para resolver este conflicto. Desde el gobierno se realizaron declaraciones en las que se decía que a lo mejor estas comunidades peor puntuadas deberían “fijarse” o estudiar los planes de estudios, metodologías, profesorado… de aquellas comunidades que obtuviesen una mejor puntuación.

Por otro lado, Montserrat Gomendio, secretaria de Estado de educación, cuando dio a conocer estos resultados manifestó que además del estancamiento del rendimiento pese a la inversión por alumno en los últimos diez años, aparece en España la inequidad. En 2012 los alumnos de nivel socioeconómico favorecido obtuvieron 34 puntos más en matemáticas, una brecha seis puntos por encima de la detectada en 2003. A mi modo de ver las cosas, esto me parece un dato muy preocupante. Todos sabemos que la educación es un derecho para todos y un principio de esta es la equidad, es decir, nadie por gozar de un nivel socioeconómico mayor se formará mejor que uno que no goce de tantos recursos. Hasta el momento, esto era lo habitual pero como vemos esto está cambiando. Realmente se necesitan cambios, pero no tal y como los han llevado a cabo en la LOMCE, nueva ley de educación, ya que aumenta más las desigualdades entre el alumnado.

Desde mi conocimiento, puedo decir que estos datos son preocupantes pero aún tienen solución. Todos sabemos que de la educación dependerá la sociedad del futuro asique impliquémonos todos y saquémosla adelante, luchemos por nuestros derechos, por la igualdad y la calidad. Debemos mostrarles a los políticos que no están atendiendo a nuestras propuestas, nuestras súplicas… Que la educación lo es todo, lo primordial y necesario y que haremos todo lo que esté en nuestras manos para que siempre vaya hacia adelante (mejoras) y no hacia atrás (retrocesos).