¿Qué futuro nos espera?

Después de la noticia del recorte en Educación y Sanidad no puedo dejar de formularme la misma pregunta una y otra vez: ¿qué haremos después de la carrera? Y no quiero ponerme pesimista, que sino hay futuro, que si habrá que marchar... Pero seamos realistas, a la situación mejora y mucho de aquí en unos años o lo tenemos muy negro. Y viendo en el país en el que vivimos donde programas como "Sálvame" y demás cosechas por el estilo, así como la tasa de abandono escolar y nuestros "envidiables" puestos en el último informe PISA la pregunta ronda una y otra vez.

No voy a ser hipócrita. Yo hasta que no entré en esta carrera no me di cuenta de lo importante que era la educación, de lo que había sido, de lo que es y de lo que será a lo largo de mi vida, pero está claro que importante es cuando mucha gente se cabrea por los recortes, mientras otros siguen cobrando cifras astronómicas que algunos no veremos en nuestras cuentas bancarias ni en 100 años. Además, ¿por qué la educación es lo primero que recorta? Sencillo, si tenemos personas pasivas, que no piensen por sí mismas, podremos manipularlos y moverlos como queremos. Además a primera vista se puede pensar que desde el punto de vista económico no es rentable, porque no hay un intercambio de dinero, pero lo cierto es que la gente mejor formada, de una manera directa o indirecta crea, con el paso del tiempo, empleo y riqueza en un país.

En conclusión, que visto lo visto, y sin decir detalles personales de la vida privada de cada uno, ¿cómo veis el futuro: como un reto complicado, incertidumbre, miedo, igual que antes? ¿No hay futuro?

Un saludo 

Comentarios

  • Ana García Díaz

    Yo creo que sí hay futuro.

    Es cierto que todo lo referente a la educación está terriblemente infravalorado, sin embargo, las carreras de la rama sanitaria suponen un gran prestigio para quién las cursa y en su ámbito también recortan que da gusto.

    A día de hoy estamos asistiendo a una situación de descontento social. Desconfiamos de nuestros dirigentes, criticamos nuestro sistema y lo mostramos en constantes manifestaciones, huelgas y protestas que caen en saco roto. Pero hay que tener muy presente que nuestro sistema, tanto económico como politico, se mantiene vivo por la confianza de la población que vive dentro de él, pero ¿Qué pasa cuándo la sociedad pierde esa confianza?.

    Todos sabemos que hay mucho en lo que se puede recortar sin que afecte a los servicios básicos tales como educación o sanidad. Sin embargo, parece que es lo más sencillo de estropear, junto con los sueldos de los funcionarios.

    Si os dais cuenta, la crisis es muy relativa. En vacaciones la ocupación hostelera sigue siendo elevadísima, los vuelos a las zonas de costa y a la capital a una semana de su despegue están completos (lo digo por experiencia priopia, viajo todos los meses)... entonces, ¿Dónde está la crisis? En la construcción y la empresa pública. Si os fijais todas las reformas han ido encaminadas a recaudar dinero para la administración pública. Todos creemos que la ''crisis'' está más presente en nuestras vidas gracias a los mensajes catastrofistas y ''manipulados'' de los medios de comunicación.

    Por tanto sí hay futuro, si sabemos buscarlo. No solo tenemos salidas en la empresa pública. Existen los coles privados, empresas que se dedican a distintos sectores de la educación, los cuerpos facultativos de la Guardia Civil, empresas de formación, gabinetes psicopedagógicos etc. o el autoempleo que es la opción que más me gusta.

    Tenemos las mismas posibilidades que antes pero hay que saber verlas!!

    Lo único que puede que nos complique un poco la existencia es la nueva reforma laboral. Desde mi punto de vista, es la forma de los empresarios de aprovechar una crisis que, la mayoría de ellos no sufre, para hacer lo que les da la gana con sus empleados. Eso sí nos va a hacer dificil nuestro trabajo y el de cualquiera.

    En resumen, Miguel sí hay futuro y va a ser fantástico.

     

  • Ruben Estevez

    El futuro inmediato bastante complicado debido a esta situación de recesión económica que estamos viviendo. Con respecto a lo que nos atañe, la tecnología educativa, deriva las consecuencias de los recortes en educación, ya que se investigará menos, y por tanto, la tecnología sufrirá un parón de mejoras y cambios. Pero personalmente creo que hay que ser optimistas e intentar mirar hacia delante. Está claro que la situación es como es, pero pienso que nosotros somos el futuro y sino vemos nosotros un rayo de esperanza nadie lo hará. Creo que podemos cambiar esa situación, y para algo estamos estudiando. Es cierto que un pueblo ignorante es un pueblo fácil de manipular, pero mientras haya gente que se forme y personas que vean un futuro mejor, el futuro existirá.