Sociedad de la Información

A continuación y como profundización a mis anteriores entradas en las cuales traté la alfabetización digital o el uso que le damos a internet internándome en las webquest, hablaré un poco sobre la Sociedad de la Información.

Cuando se habla de Sociedad de la Información nos estamos refiriendo a la cada vez mayor capacidad de las tecnologías para almacenar información y que la misma, circule de manera instantánea, lo que hay que diferenciarlo de la Sociedad del conocimiento que se refiere a como aquellos que hacen uso de la información la seleccionan y la aprovechan.

Por lo tanto estamos ante una realidad en la cual la información está al alcance de todos, y no solo eso, sino que además nosotros mismos podemos compartir con el resto de la humanidad nuestras propias creaciones, con lo cual todos nos enriquecemos de todos.

Esto último que acabo de señalar es uno de los aspectos que más debemos de tener en cuenta puesto que la mejor forma para que la sociedad siga creciendo y se desarrolle es que cada cual aporte su “granito de arena” y todos podamos aprender de los demás.

Por lo tanto y en relación a lo tratado en anteriores entradas es importantísimo conocer a la perfección los recursos de los que disponemos para poder seleccionar aquella información que nos resulte más relevante y apropiada de un modo crítico.  No debemos de caer en el error de tomar todo como lo correcto, ya que como bien hemos dicho cualquiera puede compartir información, pero no toda la información es la apropiada. Por lo tanto es fundamental el sentido crítico y la variedad de fuentes puesto que cada persona posee un punto de vista diferente y lo que debemos conseguir es nuestra propia conclusión mediante la aportación de todo lo seleccionado.

Ya para concluir diré que si en la sociedad de la información y del conocimiento en la que vivimos aprovechamos los recursos y las oportunidades de las que disponemos podremos seguir creciendo como sociedad y lo más seguro es que no tengamos límite.