Software libre (Ubuntu)

En esta entrada me quiero centrar en Ubuntu (una de las distribuciones de Linux y un claro ejemplo de software libre), ya que me pareció un tema interesante en clase, con el que deberíamos de familiarizarnos y empezar a usar.

El software libre se ramifica en una serie de comunidades de usuarios y programadores aglutinados en torno a proyectos surgidos de necesidades concretas. Este modo de desarrollo produce una cierta dispersión del software disponible en cada momento y no existe una entidad autorizada o centralizada responsable de Linux. Pero, para que un sistema operativo funcione bien es preciso un trabajo coordinado, de configuración y mantenimiento, bajo el soporte de las llamadas distribuciones (un sistema de Linux que integra un Kermel, un conjunto de aplicaciones de sistema y una colección de programas de usuario listo para instalar).

De entre las distintas distribuciones destaca Ubuntu. Esta es una palabra que viene de las lenguas zulú y xhosa. Se puede traducir como “humanidad hacia los demás” o también “la creencia en un enlace universal de compartir que conecta a toda la humanidad”. Siendo su lema “Linux for human beings” (Linux para seres humanos).

Ubuntu nació el 8 de julio de 2004. Su primera versión fue lanzada el 20 de octubre de 2004 y a lo largo del 2005 ha ido sumando usuarios hasta convertirse, a día de hoy, en una de las mejores y más populares versiones de Linux. Está basada en Debian y en el escritorio GNOME.

Esta versión siempre se está actualizando, ya que se realiza una publicación regular y previsible de las nuevas versiones cada seis meses. A finales de Abril saldrá la nueva versión.

Cuenta con un entorno de trabajo muy cuidado y robusto, adecuado para la mayoría de las necesidades tanto profesionales como domésticas. Es probablemente, la distribución actual que mejor soporte ofrece para el moderno hardware informático.

Se trata de un soporte garantizado y gratuito durante 18 meses. Hay versiones LTS (Long-Term Support) que ofrece tres años de soporte.

A lo largo del tiempo los ordenadores se han ido abriendo camino en las escuelas, institutos y en las universidades. La mayoría de estos ordenadores utilizan software propietario.

A partir de aquí el profesor o el alumno se encuentran con un determinado software que ha sido instalado por su predominancia en el mercado. Nos encontramos e n un contexto en que se supone implícitamente que saber informática es lo mismo que saber manejar ciertas aplicaciones propietarias. Pero existen otras muchas opciones y entre ellas destaca por sus ventajas la del software libre.

Para finalizar, encontré un artículo relacionado con el tema, anteriormente expuesto, y que creo que podría hacer que entráramos en un pequeño debate:

Por qué las escuelas deberían usar exclusivamente software libre

Educación → en profundidad → motivos por los cuales las instituciones educativas deben usar únicamente software libre. Por Richard Stallman

Hay razones generales por las que todos los usuarios de computadoras deberían empeñarse en usar software libre: da a los usuarios la libertad de controlar sus propias computadoras —con el software privativo la computadora hace lo que el programador del software quiere que haga, no lo que usted desea. El software libre también le da a los usuarios la libertad de cooperar unos con otros y llevar una vida honrada. Estas razones son tan aplicables para las escuelas como para cualquier persona. El propósito de este artículo es plantear motivos adicionales aplicables específicamente a la educación.

Las actividades educativas (incluyendo las escuelas) tienen el deber de enseñar únicamente software libre. Aquí están los motivos:

En primer lugar, el software libre supone un ahorro económico para las escuelas. El software libre le da a las escuelas, igual que a cualquier otro usuario, la libertad de copiar y redistribuir el software, por lo que pueden hacer copias para todas las computadoras que tengan. En los países pobres esto puede ayudar a reducir la brecha digital.

Esta razón obvia, aunque importante, es más bien superficial. Los autores de software privativo pueden eliminar esta desventaja donando copias a las escuelas (Aviso: las escuelas que se acojan a estas ofertas puede que tengan que acabar pagando por actualizaciones posteriores). Veamos otras razones más profundas.

Las escuelas tienen una misión social: enseñar a los estudiantes a ser ciudadanos de una sociedad libre, capaz, independiente y de cooperación. Deben promover el uso de software libre al igual que promueven el reciclaje. Si las escuelas enseñan software libre, entonces los estudiantes utilizarán software libre cuando se gradúen. Esto ayudaría a que la sociedad en su conjunto se librara del dominio (y abuso) de las megacorporaciones.

Lo que las escuelas deberían rechazar es enseñar dependencia. Estas corporaciones ofrecen muestras gratuitas a las escuelas por la misma razón que las compañías tabaqueras distribuyen cigarrillos gratuitos a menores: para que la infancia sea adicta (1). No les harán descuentos cuando ya hayan crecido y estén graduados.

El software libre les permite a los estudiantes aprender cómo funciona el software. Cuando algunos estudiantes alcanzan la adolescencia, quieren aprenderlo todo sobre los sistemas computacionales y su software. Tienen una curiosidad especialmente intensa por leer el código fuente de los programas que usen a diario. Para aprender a escribir buen software, los estudiantes necesitan escribir y leer mucho código. Necesitan leer y comprender programas reales que la gente utilice en la realidad. Sólo el software libre lo permite.

El software privativo rechaza su sed de sabiduría: les dice «el conocimiento que buscáis es secreto; ¡aprender está prohibido!». El software libre anima a todos a aprender. La comunidad del software libre rechaza el «sacerdocio de la tecnología», que inmoviliza a la gente en la ignorancia del funcionamiento de la tecnología; animamos a los estudiantes de cualquier edad y situación a que lean el código fuente y aprendan tanto como quieran saber. Las escuelas que utilicen software libre permitirán que los alumnos más brillantes en programación avancen.

La razón más profunda para utilizar software libre en las escuelas es la educación moral. Esperamos que las escuelas les enseñen a los estudiantes hechos básicos y habilidades útiles, pero ese no es todo su trabajo. La misión fundamental de las escuelas es enseñar a ser buenos ciudadanos, lo que incluye el hábito de ayudar a otros. En el ámbito informático, esto se traduce en enseñar a compartir el software. Las escuelas, empezando por las de primaria, deberían decirle a sus alumnos «si traéis software a la escuela, debéis compartirlo con los demás niños. Y debéis enseñar el código fuente en clase, por si alguien quiere aprender».

Por supuesto, la escuela debe practicar lo que predica: todo el software instalado en la escuela debe estar disponible para que los estudiantes lo copien, se lo lleven a casa y lo redistribuyan todavía más.

Enseñar a los estudiantes a utilizar software libre y a participar en la comunidad del software libre, es una lección cívica llevada a la práctica. También les enseña a los estudiantes que el modelo a imitar es el del servicio público y no el de los grandes magnates. Las escuelas deberían usar software libre en todos sus niveles educativos.

  1. (1) La empresa tabaquera RJ Reynolds fue multada con 15 millonres de dólares en 2002 por regular muestras gratuitas de tabaco en eventos de asistenca infantil. Vea http://www.bbc.co.uk/worldservice/sci_tech/features/health/tobaccotrial/usa.htm (en inglés).

En mi opinión estoy de acuerdo en que se debería fomentar el uso del software libre emmpezando por las escuelas, pero este artículo creo que es un poco radical ya que me aprece un tanto desrobitado que niños/as de primaria sepan leer y crear código.
¿Cúal es vuestra opinión? ¿Estáis de acuerdo con Richard Stallman o pensáis que puede haber otra manera de fomentar el software libre?
¿Qué tipo de software utilizáis?¿por qué?


Comentarios

  • Lorena

    Ire yo ya hace unos días también actualicé acerca del Software libre ya que me parecía interesante el hecho de que pudiendo utilizar un software libre al comprar un ordenador se nos impoga uno, sin nunca comentarnos nada acerca de ello. Como dije en mi blog, la única solución que hay para esto es comprar un ordenador por piezas y luego instalarle "de manera pirata" o creando tu propio software.

    Y por último decir, que estoy contigo de acuerdo en que me parece muy radical el artículo, ya que si tiene razón en que fomentarlo ayuda de manera indirecta a no fomentar en nosotros una dependencia acerca de determinados softwares, pero pienso que en los centros educativos no hay que llegar hasta el punto de formar a los alumnos en un nivel muy alto de informática o programación; porque para eso opino que están los "ingenieros de telecomunicaicones". Pienso que todo tiene sus ventajas y sus desventajas, pero que nunca se puede ser tan radical.

  • Irene Álvarez
    Una de las características del software libre es que se puede copiar, modificar, compartir... no hace falta piratear nada. Tú lo buscas en google, lo descargas y no estás infringiendo ninguna ley, todo lo contrario, estás ayudando a que ese software sea usado, compartido... Todo aquello para lo que, un programador de software libre, crea su programa.
    Además, no sólo los ingenieros en teleco programan, los ingenieros informáticos también.