En Finlandia exigimos más a quien quiere ser docente

Hola, hoy he encontrado una entrevista a Timo Riiho, catedrático de Lenguas Iberrománicas de la Universidad de Helsinki. Este profesor analiza el sistema educativo de Finlandia, el mejor sistema educativo según los resultados del Informe Pisa.

Lo que me ha llamado la atención de la entrevista  son los siguientes puntos en relación con el malestar y el bienestar docente y la enorme diferencia entre el sistema educativo Español y el sistema educativo Finlandés  :  el profesor indica que la ley educativa no cambia por los cambios políticos del país, sin embargo, la ley educativa Española cambia según el partido esto provoca mucha sensación de malestar porque cuando la ley empieza a aplicarse en los centros educativos ,se tiene que modificar( Timo Riiho no entiende el cambio de ley por un cambio político, no es coherente para el proceso E-A del alumnado) . Asimismo, depende de quien se encuentre en el poder, se crean situaciones favorables o desfavorablesal tener en cuenta   la tipología del centro ( público, privado o concertado). Además, el profesor indica que en Finlandia, el estado invierte el 99.9% de su economia en el ámbito educativo, es decir, los Finlandeses pagan un elevado coste de impuestos pero ese dinero es integro para educar a las futuras generaciones.

Por otro lado, el profesor indica los requisitos que hay que tener en cuenta para ser docente  en Finlandia: Para empezar, todos los profesores tienen que hablar perfectamente las dos lenguas del país: sueco y finlandés. Porque Finlandia es un Estado bilingüe, ya que existe una minoría –el 6 por ciento– suecohablante.Naturalmente: soy funcionario. Además, debemos hablar inglés. Los maestros de primaria necesitan la licenciatura en Pedagogía y la mayoría completan otra licenciatura universitaria en una materia específica: Exactas, Física, Biología, Lingüística... Muchos obtienen el doctorado antes de empezar a enseñar y existe una considerable y muy útil proporción en el aula de especialistas en problemas del lenguaje y en trastornos del aprendizaje.

Realmente, es increíble la exigencia de Finlandía para ser profesor. Normalmente, en España elegimos la carrera de Magisterio porque es fácil, corta, solo se pinta, se recorta, y colorea. Pero,no se debería exigir el conocimiento de idiomas, una personalidad adecuada, vocación, que te guste enseñar, que te impliques, una mejor formacion ( pedagogía, psicología...)

Centrándonos en la eficacia del trabajo en el aula  no tenemos ni suspenso ni fracaso escolar tal como lo entienden ustedes.Cuando un niño se queda rezagado, el pedagogo es el propio profesor e interviene. Los niños con menos capacidades, en principio, no se segregan, porque incluyéndolos con los demás mejoran y los mejores aprenden aún más al tener oportunidad de ayudarles. Realmente, en nuestro sistema educativo muy pocos profesores tiene esa formación ( magisterio más pedagogía, psicopedagogo) y cuando tenemos a un alumno con NEAE, acudimos al departamente de orientación del colegio o instituto para que nos ofrezca estrategias para optimizar el proceso de E-A de ese alumno. Muchas veces, los departamentos de orientación están desbordados porque cada año los alumnos con dificultades aumentan.

El sistema Finlandés ofrece calidad a sus alumnos pero supongo que también tendrá sus puntos débiles. Nuestro Sistema educativo tiene que mejorar en muchos aspectos(una mejor formación al profesorado) y las reformas que quieren implatar solo traerán más efectos negativos es decir, el aumento de dificultades en el aula, más fracaso escolar, los departamentos de orientación más desbordados de lo que están  ( el nivel de malestar docente aumentará). Me gustaría saber a mí cómo hará una profesora de Primaria para enseñar a leer a 38 alumnos, todos ellos con necesidades, con familias, con circunstancias diferentes.

Os dejo en enlace: http://www.lavanguardia.com/lacontra/20120114/54244379916/timo-riiho-en-finlandia-exigimos-mas-a-quien-quiere-ser-docente.html Amiguet Lluis: En Finlandia exigimos más a quien quiere ser docente ( visto en La Vanguardía Digital a 24 de Abril del 2012)

Andrea Fernández Fernández