Conocernos a nosotros mismos ante nuestra profesión

Me gustaría hacer una reflexión interesante a cerca del conocimiento de nosotros mismos ante nuestra profesión. Esta semana, Loudes comentó en clase a Inma Cases. He buscado información acerca de lo que nos comentó en clase pero no he conseguido encontrar nada por internet. La idea era que hemos de conocernos a nosotros mismos, nuestros miedos, nuestras virtudes, nuestras reacciones... a la hora de ponernos delante de nuestro trabajo, nuestra profesión.

La única información que he obtenido acerca del tema es sobre el conocimiento de uno mismo a la hora de elgir nuestro camino profesional, nuestra elección de estudios, de la carrera... y me ha parecido interesante el siguiente artículo:

http://www.psicologia-online.com/colaboradores/libarra/orientacion.shtml

Pero nadie habla sobre el conocimiento de uno mismo una vez que ha escogido qué estudiar. Es decir, nosotros hemos estudiado previamente una carrera (la mayoría magisteiro o educación social), en mi caso educación especial, y por ello ahora estamos estudiando Psicopedagogía. Pero... ¿seremos capaces de llevar a cabo nuestra labor de manera adecuada?

Las prácticas que tenemos son de aproximadamente un mes de duración. Dos semanas en 4º curso y otras dos en 5º. ¿Considerais que es suficiente para vernos reflejados en nuestra función como psicopedagogos en un futuro? Desde mi punto de vista, existe esta carencia en el sistema educativo. No nos preparan para lo que podamos llegar a encontrarnos, y más aún en una elección profesional como la nuestra en la que vamos a tratar con personas.

En clase comenté mi caso. Yo he estudiado para ser musicoterapeuta. Soy terapeuta. Pero para ello tuve que finalizar mis estudios con un año entero de terapia, para conocer mis miedos, mis actitudes, mis reacciones....y cómo ello podría controlarlo a la hora de encontrarme delante de un caso que me resulte familiar, o que suscite emociones en mí. Considero que fue una de las mayores enseñanzas en mi vida. La mayoría de nosotros no nos conocemos a nosotros mismo, y ya no es solo el hecho de conocernos sino de aprender a saber cuándo y cómo debemos actuar e incluso sacar lo que tenemos dentro para no hacerlo en un momento que pueda perjudicar a nuestros alumnos o pacientes.

Me gustaría que lo reflexionarais. Me gustaría me dijerais si creeis que os conoceis a vosotros mismos y si creeis que seria necesario más prácticas o más tiempo dedicado a ponernos en el lugar donde tendremos que trabajar.

Todos cambiamos, pero si conocemos nuestra "base" emocional, opino que podremos hacer una mejor labor en nuestra futura profesión.

Comentarios

  • Laura Díaz Barrero

    Ola Ilazki, paréceme moi acertado o que comentas xa que o autocoñecemento dun mesmo require dun análise profundo e detallado, aspecto no que non sempre reparamos ou profundizamos como deberíamos, posto que, como ben dis, si coñecemos a nosa" base emocional", seremos  máis conscientes das nosas limitacións e virtudes e saberemos reconducilas debidamente, sen perxudicar o noso alumnado.

    Considero que nos centros de formación de profesorado  si se debería incidir moito máis no valor das emocións, ofrecéndonos estratexias para aprender a controlalas e sacarlles partido, posto que  non debemos esquecer que  traballamos con alumnos e non con máquinas, actuando os nonos xestos, as nosas miradas e ,en definitiva, o noso comortamento na aula,  como un espello de nos mesmos, e tendo os alumnos un "sexto sentido" para captar  o que , implicitamente, estamos a transmitir en cada momento.

    Para mellorar este aspecto, coido que  podería ser de axuda que os docentes e educadores rexistraran ás súas vivenzas e sensacións, cómo se senten , tratando  así de explorar as súas emocións para coñecerse un pouco máis e reflexionar sobre o porqué do que acontece ó seu redor, co fin de  melloralo e aprender del.

    Un saúdo.

  • Silvia Alvarez Otero

    Ola Ilazki y Laura!

    Estoy totalmente de acuerdo con vosotras y me parece un tema muy interesante!

    De hecho, buscando información también encontre un artículo sobre el autoconcepto docente, que ya he subido, donde se hacía alusión a los aspectos que comentais. 
    Me parece muy buena idea la que Laura propone de apuntar nuestros sentimientos, emociones en distintas situaciones para poder reflexionar y actúar sobre ellos.
    Además, si estoy de acuerdo con que los alumnos captarán con ese "sexto sentido" nuestros miedos y mensajes subliminales que queramos o no transmitimos con el lenguaje corporal, entre otros. 

    Así mismo, creo que necesitaremos de otra persona que nos pueda guiar en este descubrimiento de nosotros mismos, porque aunque queramos transmitir de una determinada manera o tengamos una intención concreta, sí es cierto que los demás no siempre nos suelen ver como nosotros queremos que nos vean. La imagen que los demás perciben de nosotros mismos suele ser distinta a la que nosotros creemos que damos a los demás. Por ejemplo, podemos pensar que damos la imagen de que sentimos vergüenza, y en el fondo los demás lo perciben como que somos ariscos... entre otros ejemplos, no se si os pasado alguna vez. 

    Por eso me parece muy importante trabajar este conocimiento de nosotros mismos para adquirir herramientas que nos ayuden a expresar y hacer llegar a los demás lo que realmente queremos transmitir, enfrentarnos a nuestros miedos o ansiedades evitando que puedan jugarnos una mala pasada!. 

    Un saludo chicas!