La tecnología en las aulas

En el ámbito de la educación también encontramos la presencia y utilidad de las tecnologías, por ejemplo en lo que atiende a los recursos educativos. Con la entrada de las pizarras digitales se nos ofrece, de nuevo, otro de los muhcos beneficios que puede tener la aplicación de las tecnologías al proceso de enseñanza- aprendizaje.

Personalmente he podido tener contacto con este tipo de tecnología durante mi período de prácticas en la institución Down Vigo. Al principio las profesoras no sabían como usarlo y me pedían ayuda dado que era la más joven y, por lo tanto quien tenía un mayor contacto diariamente con este tipo de materiales.

Una vez instalada, descargaron el programa JClic a través del cual podrían enseñar a los alumnos las cosas básicad de una manera más dinámica, dado que para ellos el apoyo visual a la hora de consolidar un aprendizaje es de suma importancia. En ella realizaban actividades de todo tipo e  incluso podían  crear ellos mismo sus propias actividades, todo esto hacía que el proceso de enseñanza-aprendizaje tuviese un mayor resultado dado que estaban motivados y centrados en lo que estaban haciendo y cómo lo estaban haciendo.

La pizarra digital tiene múltiples ventajas en todo tipo de colectivos, pero creo que tiene una especial importancia en el ámbito de la Educación Especial, dado que por ejemplo, para el colectivo down el poyo visual y la atención a la tarea es algo fundamental que se ve muy beneficiado por este tipo de instrumentos. Creo que esta es una de las partes positivas que tiene la tecnología y, como todo el resto, debemos saber utilizarlo y explotarlo al máximo.