No llega con saber, hay que demostrar que se sabe

Leyendo esta mañana la edición digital de La Voz de Galicia me ha llamado la atención un artículo titulado "Algúns trucos para aprobar" incluido en las páginas de Orientación Educativa.

En él se presenta una situación vivida por un alumno, sus padres y el docente. El alumno ha suspendido un examen y sus padres van al centro a defenderlo porque no pueden entender que haya suspendido después de haber estudiado tanto como estudió. Ante estos "ataques" el docente alega que el alumno no respondía a lo que se le pedía (el profesor pedía una síntesis - el alumno le "soltó" todo el tema, el profesor pedía una comparativa - el alumno contó lo que sabía sobre los dos elementos a comparar pero sin llegar a compararlos...)

Este suele ser un problema bastante común en las aulas, a veces estudiamos pero no estudiamos bien, en ocasiones preferimos memorizar los contenidos a profundizar en los mismos... buscamos lo más rápido, pero lo más rápido casi nunca es lo más eficaz.

En esta noticia también se incluyen dos enlaces relacionados, "cómo axudar desde casa" y "escuela de padres". Os recomiendo leer el primero ya que en el se incluyen consejos para "enfrentarse" a los distintos tipos de examen. Son recomendaciones para los padres pero también nos pueden resultar muy útiles a nosotros mismos para afrontar la recta final del curso.