Las WebQuest

Durante la última clase interactiva ha salido un nuevo término como es la webquest. Dicho término ya lo había tratado en alguna entrada anterior pero de modo general. A continuación realizaré una investigación mucho más profunda en lo referido a las webquest.

Las WebQuests fueron desarrolladas inicialmente en la Universidad de San Diego (1995) por Bernie Dodge con la colaboración de Tom March para ayudar a los profesores a integrar el poder de Internet con el aprendizaje de los estudiantes. Usualmente involucran el trabajo en grupo con la división de labores entre los estudiantes, quienes deben tomar papeles específicos o puntos de vista. Además, se construyen con base en recursos preseleccionados por el profesor. De esta forma se asegura que los estudiantes invertirán su tiempo en usar la información, no en buscarla.

Una WebQuest se compone de seis partes esenciales: Introducción, Tarea, Proceso, Recursos, Evaluación y Conclusión.

La Introducción provee al estudiante la información básica, lo orienta sobre lo que le espera y suscita su interés a través de una variedad de recursos. La meta de la introducción es hacer la actividad atractiva y divertida para los estudiantes de tal manera que los interese y mantenga este interés a lo largo de la actividad.

La Tarea es una descripción formal de algo realizable e interesante que los estudiantes deberán haber llevado a cabo al final de la WebQuest. Esto podría ser un producto tal como una presentación multimedia, una exposición verbal, una cinta de video, construir una pagina Web o realizar una obra de teatro. Una WebQuest exitosa se puede utilizar varias veces, bien sea en salones de clase diferentes o en diferentes años escolares. Cada vez la actividad puede ser modificada o redefinida y se puede desafiar a los estudiantes para que propongan algo que vaya más lejos, de tal manera, que sea más profunda que las anteriores.


El Proceso describe los pasos que el estudiante debe seguir para llevar a cabo la Tarea, con los enlaces incluidos en cada paso. La descripción del proceso debe ser relativamente corta y clara.

Los Recursos consisten en una lista de sitios Web que el profesor ha localizado para ayudarle al estudiante a completar la tarea. Estos son seleccionados previamente para que el estudiante pueda enfocar su atención en el tema en lugar de navegar a la deriva. No necesariamente todos los Recursos deben estar en Internet y la mayoría de las WebQuest más recientes incluyen los recursos en la sección correspondiente al proceso. Con frecuencia, tiene sentido dividir el listado de recursos para que algunos sean examinados por todo el grupo, mientras que otros recursos corresponden a los subgrupos de estudiantes que representarán un papel
específico o tomarán una perspectiva en particular.

Algunos modelos para realizar WebQuests proponen en este punto la dirección o guía que el docente pueda brindar a sus estudiantes para explicarles la forma de administrar su tiempo a lo largo del desarrollo de la Tarea. Mediante la construcción de ayudas visuales como Mapas Conceptuales o diagramas que sirvan como bitácora, se muestra al estudiante la forma de conducir la realización de la tarea.

La Evaluación es una adición nueva en el modelo de las WebQuests. Los estándares deben ser justos, claros, consistentes y específicos para el conjunto de Tareas. Una forma de evaluar el trabajo de los estudiantes es mediante una plantilla de evaluación.


Por último, la Conclusión resume la experiencia y estimula la reflexión acerca del proceso de tal manera que extienda y generalice lo aprendido.


Las WebQuests pueden aplicarse a un amplio rango de temas, pero ellas no son igualmente apropiadas para todo. No se debería utilizar una WebQuest para enseñar diferencias de hora entre países o símbolos químicos de la tabla periódica.  Por lo tanto, no deben usarse para enseñar temas cuya información se base en datos puntuales.

El mejor uso de las WebQuests se aplica a temas que no estén muy bien definidos, tareas que invitan a la creatividad y problemas con varias posibles soluciones. Son ideales para temas como:

  • ¿Cuáles son las principales diferencias culturales entre dos países?

 

  • ¿Qué acciones se pueden adelantar para conservar el agua?

 

  • ¿Qué debería hacerse para proteger un determinado ecosistema?

 

Después de exponer de manera más concreta que es una webquest y cuales son sus partes analizaré determinados aspectos de las mismas desde un punto de vista más personal. Uno de los problemas con los que se puede encontrar el docente para su desarrollo es el tiempo que es necesario para realizarla. Por otro lado y más importante que el tiempo tenemos la formación de los docentes en este tipo de herramientas, la cual en muchas ocasiones es inexistente. Por otro lado y a pesar de lo dicho anteriormente, si el docente se forma adecuadamente y dedica tiempo a su realización, el trabajo de mayor volumen se habrá conseguido y el profesor pasa a un segundo plano para que sean los alumnos los actores principales de la actividad. El papel del profesor se verá reducido notablemente ya que actuará de mero ayudante o consejero. Esto permite descargar al profesor de gran carga de trabajo y que los alumnos tomen la iniciativa.


Para aquellos docentes que se inician en la aplicación de las webquest, existen las Miniquest que son versiones reducidas de las webquest, simplificando su estructura y dejándola en Escenario, Tarea y Producto. Además de esto, existen en la web gran cantidad de webquest que pueden ser utilizadas por los docentes si encuentran las que se amolden a las características de lo que pretenden desenvolver.

Otro aspecto que he percibido de las webquest es el aspecto excesivamente guiado del proceso a desenvolver. En este punto me refiero  a que, como bien hemos dicho anteriormente, son preseleccionados por el profesor. Esto es acertado, ya que, el objetivo es que el alumnado base su tiempo en usar la información y no buscarla, pero desde mi punto de vista se está sesgando la información y se impide que el alumno navegue y consulte las fuentes que el considere necesarias haciendo un análisis crítico de las mismas y pudiendo consultar una mayor cantidad de información, que pudiese aportarle diferentes puntos de vista o aportaciones diferentes a las que le pueden aportar los recursos proporcionados por el profesor.

Aún así, está claro que esta herramienta fue diseñada para que el proceso fuese de esa manera y con el objetivo de invertir el tiempo en el análisis de la información proporcionada, por lo que las críticas que se pueden realizar son mínimas.

Esta entrada me ha permitido profundizar un poco más en una herramienta con la que ya había tenido contacto durante las prácticas puesto que en la Escuela Gallega de Consumo la utilizaban en muchas ocasiones. A pesar de esto, mi contacto con la herramienta había sido mínimo y este trabajo de investigación me ha permitido familiarizarme un poco más con ella y comprobar la gran utilidad que puede tener de cara a mi futuro profesional.

  Partes esenciales de una WebQuest

 

Webgrafía