MICRORELATO

YOLANDA OCAMPO GARRIDO

05/05/2012

MICRORELATO: LA COLABORACIÓN EN LOS CENTROS EDUCATIVOS DONDE REALICÉ MIS PRÁCTICAS

En el transcurso de mi trayectoria universitaria solo accedí a dos centros educativos para realizar las práctica,s puesto que mi primer contacto con la educación formal ha sido al comenzar la titulación de psicopedagogía. Yo no procedo de magisterio, si no de educación social. En esta carrera no asistí a ningún centro educativo en período de prácticas, por lo que mi experiencia es escasa.

Tristemente debo decir que no he percibido ningún tipo de trabajo colaborativo en los centros en los que estuve. En el primer centro al que asistí, me acuerdo que le pregunté a mi tutora porque no realizaban reuniones más a menudo entre el profesorado, y esta me respondió que no tenían tiempo para tanto. Solamente se hacía una reunión por trimestre. Además las profesionales del departamento de orientación apenas tenían contacto entre ellas, cada una realizaba su trabajo individualmente.

En cuanto al segundo y último centro en el que estuve, debo decir que percibí una pequeña intención de trabajo colaborativo, puesto que algunas profesoras impartían docencia conjuntamente durante algunas horas del día, pero por lo general cada una se encargaba del alumnado de su aula. Con respecto al departamento de orientación, quiero señalar que en contadas ocasiones la orientadora accedía a las aulas para asesorar al profesorado, más bien, este departamento funcionaba como centro de recursos, ya que ofrecía materiales adaptados para el alumnado. Incluso alguna profesora del centro me dijo que algunos/as profesores/as no querían que la orientadora entrara en las aulas porque se sentían amenazados/as en su puesto de trabajo. Es decir, algunos profesores y profesoras no tenían una adecuada concepción de la orientadora. Personalmente, considero que si el profesorado sigue teniendo esta imagen con respecto a los/as orientadores/as, difícilmente estos/as podrán realizar óptimamente su trabajo. Los prejuicios y estereotipos que se tienen hacia este profesional limitan las posibilidades de ejercer bien su trabajo. Espero que entre todos/as podamos cambiar esta situación para seguir abriéndonos paso en los centros educativos, y mejorar, de este modo, los procesos de enseñanza y aprendizaje del alumnado.