Los videojuegos: ventajas e inconvenientes como recurso educativo

LOS VIDEOJUEGOS.

Aquí os dejo un artículo sobre los videojuegos y la educación de Pere Marquès: http://dl.dropbox.com/u/20875810/personal/videojue.htm.

Esta texto esta extraído de: http://peremarques.pangea.org/.

 

En primer lugar, los videojuegos tiene una gran repercusión en el “debate educativo”, asociándose a elementos negativos, ya que favorece poco interrelación entre los alumnos o suscita conductas violentas o problemáticas. Pero es un hecho de significativa importancia el uso de los videojuegos, ya que representa el 60% del ocio audiovisual en todo el planeta, es por este motivo, que la educación no puede estar al margen de esta realidad social y aprovechar aquellas ventajas que ofrecen los videojuegos, como se dice en el texto: “los videojuegos representan un reto continuo para los usuarios que, además de observar y analizar el entorno, deben asimilar y retener información, realizar razonamientos inductivos y deductivos, construir y aplicar estrategias cognitivas de manera organizada y desarrollar determinadas habilidades psicomotrices (lateralidad, coordinación psicomotor...) para afrontar las situaciones problemáticas que se van sucediendo ante la pantalla”.

 

En segundo lugar, existe una relación directa entre videojuegos violetos y conductas violentas. A partir de esta premisa la educación ha de intentar cambiar los hábitos de consumo de los menores (ya que alrededor 60% de los menores declaran haber jugado en videojuegos donde se tortura y se matan a personas) a través, principalmente, de la sensibilización de la sociedad. No obstante, si que existen iniciativas gubernamentales como el código PEGI (Pan European Game Information, que es un sistema europeo para clasificar el contenido de los videojuegos y otro tipo de software de entretenimiento. Fue desarrollado por la ISFE y entró en práctica en abril del 2003), pero que resultan ineficaces sin un control parental adecuado, debido a que los padres, en muchos casos, desconocen realmente los contenidos de los videojuegos que sus hijo están jugando.

 

Como valoración final, me gustaría incidir en la siguiente pregunta; ¿Son buenos los videojuegos para poder usarlos como recurso educativo?. Esta pregunta acarrea una gran variedad de respuestas por parte de los propios docentes o profesionales educativos, sin embargo en los videojuego aparecen aprendizajes que no están latentes en la escuela (como por ejemplo la identidad) que se puede usar, con resultados beneficiosos, en el aula.

 

Por otra parte, es verdad que ciertos videojuegos ofrecen conductas violentas explicitas al alcance de cualquier menor, con muy poco control parental y gubernamental. Acerca de esta realidad los profesionales de la educación tiene que trabajar en la búsqueda de un cambio de hábito a la hora de consumir este tipo de productos, para evitar el consumo de elementos nocivos con el riesgo de alteraciones en los comportamientos de los niños o adolescentes (en plena evolución y configuración de su personalidad).