Los riesgos del "nativo digital"

Los riesgos del "nativo digital"

Iniciado por Beatriz Martinez Respuestas (9)

Ayer, encontré en el Faro de Vigo una noticia que puede resultar interesante para un debate relacionado con esta materia. A continuación, os dejo el enlace:

http://www.farodevigo.es/sociedad-cultura/2015/02/18/riesgos-nativo-digital/1186590.html

En ella, se habla del riesgo que supone para el desarrollo de los niños el uso de las nuevas tecnologías como Smartphones o Tablets, a nivel emocional, social, etc. Afirma que los primeros años de vida son de gran importancia para el desarrollo de nuestro cerebro debido a su gran plasticidad, algo que sin duda debemos tener muy en cuenta.

Pero, lo que me llama la atención de esta noticia, son ideas que aparecen reflejadas como que lo mejor es no utilizar las nuevas tecnología con los niños hasta aproximadamente los 5 años, o según otros expertos, hasta por lo menos los 7 u 8 años. Mi pregunta es, ¿la solución es privar de la tecnología a los niños en una sociedad como la nuestra, o formarnos como padres o educadores para que la relación que los niños establezan con la tecnología sea oportuna para su edad?

Se habla en dicha noticia de que hoy en día los niños tienden a utilizar tecnologías como Smartphones o Tablets desde edades muy tempranas. Pero, ¿qué podemos esperar de una generación que nace en un momento donde las conversaciones se están volviendo en muchas ocasiones virtuales?

Creo que hay una línea muy delgada que separa hasta donde pueden utilizar los niños la tecnología de forma sana pero, ¿dónde está realmente? ¿somos conscientes de ello?

Respuestas

  • Por Ana Groba

    Muy interesante la pregunta, esperamos que tus compañeros aporten también respuestas inteligentes.

    Gracias por iniciar la actividad en este foro,

    Un saludo

  • Por AROA MATOS SAAVEDRA

    Este tema es, seguramente, un debate que tendrán muchos padres, madres y profesores a la hora de la educación de los niños y niñas.

    Las nuevas tecnologías, desde mi punto de vista y como cualquier otra cosa, deberían usarse con moderación, es decir, que lo niños/as aprendan a utilizarlas y manejarlas correctamente dado que la sociedad en la que vivimos está prácticamente, por no decir toda, informatizada y ellos deben adaptarse a esta sociedad de manera correcta y sin complicaciones. No por ello quiero defender el comportamiento de algunos padres respecto a este tema, que prefieren darle el teléfono móvil o la tablet que tengan a mano para que el niño no llore ni les moleste.

    Hoy en día, es raro que no veas a ningún pequeño de un año que, antes de andar o incluso hablar, ya va haciendo el gesto del dedo índice preparado para tocar una pantalla tátil, y realmente creo, que es un adelanto para la sociedad, dado que es la primera preparación para algo que hará en el futuro, en un mundo digital en el que está creciendo.

    Los niños no pretenden hacer nada perjudicial, solo quieren aprender y entender cuando poder usar esas tecnologías, con qué fines utilizarlas, etc. Además, la integración de los adultos en las actividades con tecnologías es clave para que los niños comprendan las funciones que pueden tener y para que las usen sin miedo y con cierta confianza y, sobretodo, con moderación.

    Todo esto es una opinión personal, pero yo también me pregunto ¿dónde está esa línea que separa la utilización o no de las tecnologías en los niños y niñas pequeños? ¿La gente  piensa que las tecnologías son dañinas o que también se le pueden atribuir acciones productivas para los más pequeños?


    Me pareció un tema realmente importante.Wink

  • Por Alba Rodríguez Deus

    El tema es bastante interesante, seguro que da pie a un gran debate.

    En mi opinión, y como bien dices hay una delgada línea que no está marcada en negrita para dejarnos bien claro donde empieza la "malo" y termina lo "bueno" del uso de las tecnologías en niños pequeños.

    Las tics aportan tanto sus cosas buenas como sus cosas malas, sus beneficios y sus riesgos, sus ventajas y sus desventajas. 

    El problema no está en la tecnología, ni en las TIC. Si no en la educación, la educación es la base de todo, y las nuevas tecnologías, los Smartphone, las tablets etc., no son sustitutos ni de los padres, ni de los profesores, ni de ninguna comunidad. Lo importante de todo es educar al niño, saber educador en valores, y saber ponerle límites para que este uso no sea peligroso, ni adictivo.

    No podemos crear una sociedad, donde nuestros niños de un año, sepan utilizar un móvil antes que andar, ni podemos permitir que nuestros hijos se comuniquen a través de un incesante tecleo y de una pantalla. Ni tampoco debemos prohibir las tecnologías, ni poner una edad específica en la cual podamos comenzar a descubrir este mundo, mundo que nos ofrece un sinfín de cosas buenas.

    Debemos conseguir un equilibrio. Aprendes primero los adultos, pensar en ¿Para qué voy a utilizar las tics con mis alumnos, con mis hijos...? ¿Qué cosas buenas me van a aportar? y a partir de eso intentar hacer un buen manejo de ellas.

  • Por Lorena Sanín

           Igual que na maioría de ámbitos de investigación, ó preguntarnos sobre a conveniencia do uso das novas tecnoloxías dos nenos pequenos xorden principalmente dúas posturas predominantes; unha que defende o seu uso como algo beneficioso, e outra, na que se enmarca este articulo, que indica que o uso das NTICS non é tan bo como poida parecer.

         Os argumentos nos que se basea o articulo son que segundo certas investigacións, o uso prematuro de novas tecnoloxías pode derivar nun pobre desenvolvemento dos nenos, afectando especialmente ó seu desenvolvemento cerebral, emocional e social. Persoalmente, non considero que estas afirmacións sexan de todo certas, xa que como na maioría dos casos considero que o resultado dependerá da actitude e uso que se teña ante elas.

        Respecto ás dificultades no desenvolvemento social e emocional,  revisando algúns artigos e documentacións puiden comprobar que non todos concordan co sinalado polo articulo periodístico. Deste modo, Garitainandia; Fernández, E. e Oleaga afirman que “non se pode dicir que o uso das novas tecnoloxías perxudique as relacións familiares e persoais’’ (sd, p.1) (exceptuando obviamente os problemas de adiccións e outras enfermidades). Nese mesmo artigo, estes mesmos autores volven afirmar que “as tecnoloxías teñen función de cohesión social, establecendo lazos de achegamento entre os mozos e permite ter sentimentos de pertenza a un grupo ‘’ e que ‘’non parece que o uso destes aparatos, cree ningún tipo de problemas nas relación dos nenos e xoves coa familia, amigos e mestres (sd, p17). Nesta mesma liña, Luna, J. afirma tamén no seu artigo sobre os efectos das TIC’s nos nenos, que grazas ó uso das novas tecnoloxías os nenos e mozos “son mais listos, rápidos e sociais” (2014, p.112).

        Seguindo a Piaget e ás súas fases do desenvolvemento dos nenos, o artigo non está desencamiñado ó afirmar que nos primeiros anos de vida (sobre todo durante o período sensorio-motor (0-2anos) a experimentación dos obxectos, situacións e da contorna en xeral cos sentidos é moi importante, pero considero que afirmar que as novas tecnoloxías non o permiten é una afirmación moi reductiva. Sen querer devaluar a importancia deste contacto coa realidade, o certo é que considero que esta forma de aprendizaxe e exploración é perfectamente combinable cunha introdución ás novas tecnoloxías, que considero que aínda que non favorecen sentidos coma os do tacto, o olfato ou o gusto, si que poden estimular a vista e o oído. Ademais, outros aspectos do desenvolvemento que poderían favorecer mais concretamente  este contacto coas tecnoloxías (entre outras moitas habilidades) podería ser o desenvolvemento da motricidade fina ou da “pinza” (ó ampliar e reducir imaxes por exemplo) capacidades moi importantes para as persoas.

        En segundo lugar, considero que tamén no texto se afirma de forma reductiva que a gran plasticidade cerebral característica nos primeiros anos de vida, e que favorece en gran medida a aprendizaxe, só pode ser estimulada a través da aprendizaxe convencional, excluíndo os beneficios que as NTICS teñen neste ámbito. Neste sentido podo apreciar certa contradición no artigo. Este  defende que o que se aprenda durante este período de plasticidade cerebral será un coñecemento que perdurará no mesmo para toda a súa vida, acaso as novas tecnoloxías e todo o que estas conlevan non é un contido indispensable a aprender na sociedade actual, na que as tecnoloxías  non fan mais que aumentar a súa importancia? No texto tamén se afirma que toda á información á que teñan acceso ós nenos é clave, e precisamente o mesmo artigo defende que o maior almacén de material existente agora mesmo ( as NTIC e internet) non son beneficiosas para o desenvolvemento dos nenos, unha contradición en toda regra derivada do feito de rexeitar completamente as novas tecnoloxías e non apreciar ningún dos seus contrastados  beneficios.

       Agora ben, debemos ser conscientes de que as tecnoloxías non deben ser usadas de calquera maneira. No mesmo artigo ca no anterior, Luna, J. afirma que un dos aspectos negativos das novas tecnoloxías é que “con estas os nenos vense despoxados da súa inocencia e infancia (..) sendo un estorbo para os adultos que teñen ocupacións mais esixentes e non deixan tempo para a crianza’’ (2014, p.113). Precisamente este uso das tecnoloxías como instrumento de entretemento e ocupación é como non deberían ser usadas as tecnoloxías, e é tamén por desgraza o mais presente nas vidas dos nenos de hoxe en día. Debemos polo tanto cambiar este uso maioritario para que tamén cambie a opinión que se ten maioritariamente cara as novas tecnoloxías e os seus beneficios como recurso educativo. Para que isto sexa posible, os país/nais, mestres/as e demais persoas encargadas da educación dos nenos deberían ter un bo coñecemento das mesmas, e no caso de nenos e nenas tan pequenos deberían estar presentes cando os nenos usan as novas tecnoloxías, para que realmente esta ferramenta sexa aproveitada.

        Por último, e en relación co anterior, “o usuario é o que ten o poder para decidir qué destino ten a actuación e uso das novas tecnoloxías” e “a decisión de facer ou non un bo uso das TIC queda baixo a responsabilidade do usuario (…) que é quen decide o seu bo ou mal uso” (Luna, J.; 2014; pp:109-110 e 114). No caso de nenos tan pequenos, esta responsabilidade debería recaer na persoa adulta que o acompaña, para o cal novamente é recomendable que teña un bo coñecemento da temática. Considero que quizais precisamente por este motivo é polo que os autores e colaboradores do texto recomendan que o uso das NTICS comece arredor dos 7/8 anos, cando os nenos e nenas van sendo capaces de autoregularse e tomar decisión, non tendo en conta os beneficios que este acompañamento adulto podería ter non só para o uso das ferramentas, senón para o desenvolvemento dos nenos e nenas en xeral.

      En conclusión, se o perigo do uso das novas tecnoloxías reside (ademais de nas anteriormente explicadas) no abuso das mesmas e na incapacidade dos nenos de diferenciar modo virtual e real, a solución pasa por acompañar ós nenos e nenas no uso das TIC, e usar as mesmas con coidado, bo xuízo e cautela.

     En definitiva, contestando á pregunta da compañeira, e tomando esa liña como un continuo, considero que a solución non pasa por quedarse nun ‘extremo’ da liña no cal se prive ós nenos do uso das novas tecnoloxías, nin adoptar o ‘extremo contrario’ no cal estas sexan o único co que experimenten e aprendan (devaluando o mundo real), senón que na miña opinión  esa fina liña está na capacidade de cada un de adoptar unha postura central ante as anteriores, (tendo en conta as características dos usuarios) e aproveitando os beneficios dos dous medios de aprendizaxe, coa finalidade de mellorar a calidade educativa e do desenvolvemento dos nenos e nenas en xeral.

    Bibliografía:

    - Garitaonandia, G.; Fernández, E.; Oleaga, J.A (sd). Las tecnologías de la información u de la comunicación y su uso por los niños y los adolescentes. Doxa Comunicacion. Revista interdisciplinar de estudios de comunicación y ciencias sociales, 3, 45-64. (Dispoñible en http://goo.gl/gONLkk ).

    - Luna Hernández, J.; (2014). Efectos de las tecnologías de la información y comunicación en niños y jóvenes. ReDIE- Red Durango de Investigadores Educativos, VOL.6, Nº10, 109-114. (Dispoñible en http://goo.gl/Ds0H5B.

                                                                                                                Sanín Sánchez, Lorena

  • Por Angela

    Este es un tema que me parece muy interesante para un debate y además creo que es un tema que está muy al día y que mucha gente tiene mucha curiosidad sobre ellos.

    Creo que no existe una linea que marque la diferencia entre el buen y mal uso de las tecnologias por eso los padres y los educadores deben enseñar a los más pequeños a utilizarlos debidamente.

    Hoy en dia el mundo esta tan informatizado que necesitamos estar al dia de las nuevas experiencias y avanzar a pasos agigantados por eso los más pequeños estan al tanto de todos los nuevos cambios ya que los ven en casa como en el exterior. Es necesario que los niños utilicen estas tecnologias pero de una forma adecuada y sin sobrepasar la linea del uso inadecuado que debe estar vijilado por los más mayores.

  • Por Natalia

    Que interesante lo que cuenta este artículo del Faro de Vigo. Actualmente sólo hay que levantar un momento la vista del suelo y ves a miles de niños con el dedo índice sobre una pantalla táctil, a niños que están fuera de este mundo, a niños que están inmersos en el mundo de las TIC.

    Yo no sé si afecta o no al desarrollo del niño el uso de las TIC antes de los 5 años, aunque creo que es mejor que los niños experimenten con objetos de su entorno, de su realidad más inmediara, que exploren, que manipulen,... a que estén todo el día con tablets o teléfonos inteligentes. Pero lo que tampoco podemos hacer es apartarlos de la realidad social que se está viviendo ahora, ya que para hacer cualquier cosa utilizamos tecnología y ellos también se tienen que familiarizar con ese mundo. Por lo tanto, como dijeron otras compañeras, yo creo que tiene que haber un equilibrio entre dejar al niño que utilice tecnologías y que no esté todo el día con ellas. 

  • Por Andrea González Aldrey

    Es un tema que posiblemente levante mucho debate, porque actualemente todo el mundo habla de como los niños tan jóvenes tienen teléfonos.

    Yo si veo excesivo que los niños de 5 años e incluso de 7 años, tengan teléfono y además que sea visto como algo normal por la era tecnológica en la que vivimos. Como dice en la noticia "Una teoría que en la práctica se traduce en que durante los primeros años, el niño debe aprender "tocando y experimentando". "Tiene que aprender a tocar las diferentes formas, volúmenes y texturas de los objetos de su entorno porque si no lo hace no sabrá operar con ellos de la forma adecuada ni dispondrá de un tacto fino, presión y manipulación correcta", señala el pedagogo José Manuel Suárez"


    Entonces si es tan importante experimentar y tener contacto con diferentes objetos porque así el niño aprende mejor, es necesario por ejemplo tener que enseñarle los colores a través de una tablet? Claro que es importante enseñarle a usar nuevas tecnologías pero de manera moderada y en tiempos marcados que permitan al niño quedarse con ganas de seguir aprendiendo.

    Si los adultos en esta época aun no tenemos un buen conocimiento de las nuevas tecnologías y un buen uso lo van a tener niños de 5 años o incluso más pequeño y sin una buena preparación?

  • Por Beatriz Martinez

    El problema que yo veo reside ahí: ¿nuestra sociedad puede enseñarles realmente a hacer un buen uso de las tecnologías a los niños, si nosotros (en su gran mayoría) tampoco sabemos?

    Creo que es importante por tanto, como padres y educadores ( y por supuesto, como sociedad preocupada por las nuevas generaciones) pararnos a pensar seriamente las oportunidades de aprendizaje que les brindamos a un niño dejándoles manejar aparatos como Tablets o Smartphones a su gusto. Desde ellas tienen acceso a un universo muy grande de contenidos, experiencias y estímulos que no siempre son los más apropiados.

    Por tanto, siguiendo esta línea, en mi opinión el primer paso que debemos tener en cuenta es ser conscientes de que hacen un uso seguro de la tecnología. Para ello hay múltiples aplicaciones diseñadas para niños mediante las cuales solo pueden acceder a los contenidos que tu le permites hacerlo. Igual que los vigilamos en otros muchos aspectos de la vida, porque es necesario hasta el momento que crezcan y tomen conciencia de muchos aspectos, creo que lo más correcto sería proporcionarles un uso de la tecnología acorde a sus intereses y necesidades.

    Por otra parte, este uso creo que debe ser puntual y es un problema de la sociedad actual. Cada vez hay menos niños en los parques, y más niños frente a las pantallas. Y eso es algo que no deberíamos permitir. Bueno, cada vez también hay menos gente que queda para hablar con sus amigos y más que lo hace a través de una pantalla... ¿qué podemos pretender de niños que crecen en un ambiente así? Tal y como dice el artículo, en estas circunstancias lo raro sería que su desarrollo a nivel social o emocional no se viese afectado en los tiempos que corren.

  • Por Elisa Iglesias Framil

    Teño que comezar dicindo que este tema a min tamén me parece de moito interese e preocupación, non só como estudante, senón (e sobre todo) como nai. Nesta ocasión voume situar deste segundo lado, para tratar de dar unha opinión dende o punto de vista de alguén que vive esta situación.

    Os nenos e as nenas na actualidade están expostos e dende o nacemento ás TIC, así que o seu descubrimento e relación con elas prodúcese de xeito natural. Fronte a esta naturalidade, está o escepticismo de moitas nais e pais, entre as cales me debo incluír. Non se trata de prohibir o uso destas tecnoloxías, non ten sentido privalos e privarnos do seu aproveitamento, pero creo que debemos ser persoas moi cautas. Se queremos fillas, fillos, alumnas, alumnos ou cidadáns autónomos e críticos neste campo, hai que comezar case case coa educación dende o propio nacemento.

    A estas idades tan temperás creo que o uso ou abuso das TIC responde a outra cuestión a debate: a xestión do tempo familiar. Permitimos o acceso a estas tecnoloxías para ofrecerlles experiencias de aprendizaxe ou facémolo como vía de escape para telos entretidos. Sexamos realistas, en quen estamos a pensar?. En moitas familias a TV (e cada vez máis o PC, tableta ou móbil) non é un entretemento máis, senón O ENTRETEMENTO. A TV non require esforzo físico nin intelectual, está en tódalas casas: é un recurso tan tentador….

    Beatriz pregunta se seremos capaces de ensinarlles aos nenos e ás nenas a facer un uso axeitado das TIC. Eu creo que si podemos, pero iso require moito esforzo pola nosa parte. Estamos dispostos e dispostas a ese traballo? Consideramos que é necesario levar a cabo unha educación neste sentido ou pensamos, pola contra, que é un tema de 2ª división, algo que non é preciso abordar?

    As TIC teñen dúas caras opostas, e hai argumentos sólidos que poden defender calquera das dúas opcións: poden fomentar as relacións sociais ou poden favorecer o illamento, poden contribuír á creatividade ou converternos en persoas pasivas, poden fomentar a aprendizaxe cooperativa ou a competitividade e a violencia, poden….

    As persoas adultas, xa sexa na familia ou na escola, deberíamos ter en conta unha serie de aspectos, como por exemplo:

    -          Informarnos e formarnos previamente.

    -          Ensinar e aproveitar as posibilidades das TIC.

    -          Seleccionar contidos axeitados.

    -          Limitar o tempo de acceso.

    -          Acompañar (e participar!) durante o uso das TIC.

    -          Fomentar o espírito crítico.

    -          Limitar o tempo de acceso.

    -          Valorar os beneficios que lles proporcionan as TIC a estas idades fronte a outro tipo de actividades.

    -          Ter en conta o noso propio uso, porque somos modelos para eles e elas.

    (Ben, estes aspectos tamén nolos poderíamos aplicar a nós mesmas, pero non teño claro que o fagamos. Estamos entón preparadas para educar a outras persoas? Ao mellor deberíamos comezar co exercicio ese do análise das concepcións, para poder mudar as prácticas…).

    Como conclusión quero dicir que de nós depende, en boa medida, que os nenos e nenas sexan persoas autónomas e críticas en canto ao uso das TIC. Gran responsabilidade a nosa!