"WhatsApp está matando algunas costumbres y tradiciones"

"WhatsApp está matando algunas costumbres y tradiciones"

Iniciado por Paula Neira Fernández Respuestas (10)

Encontré por Facebook este enlace que creo que merece la pena leerlo por que, en mi opinión, la mayoría de las cosas son ciertas y pienso que debemos reflexionar sobre si es bueno o no los cambios que suceden debido al uso de WhatsApp: 

http://www.ipadizate.es/2015/02/22/whatsapp-costumbres-tradiciones-141668/

Se habla de los aspectos de nuestra vida cotidiana que debido al uso del WhatsApp cambiamos por completo: las relaciones personales, las postales que mandábamos por fechas señaladas, las fiestas sorpresas, las expresiones y sentimientos, "el perderse" debido a que al estar continuamente en contacto todo el mundo puede saber en donde estás, las llamadas, el amor, la ignorancia, la paciencia, etc. 

Yo pienso que independientemente del uso que hacemos el WhatsApp también podemos mantener lo que antes de que éste existiera, hacíamos. Esto me recuerda a la constante pregunta que me hacían los profesores en secundaria: Crees que los libros impresos van a desaparecer con los libros electrónicos? Y yo siempre les decía que una cosa no tiene por qué hacer que la otra desaparezca ya que habrá peresonas que prefieran leer libros impresos y otras libros electrónicos. Y esto ocurre con las demás tecnologías ya que habrá personas que las utilicen y otras que no, habrá personas que empleen tanto métodos "tradicionales" como "actuales y no por eso van a dejar de existir. 

Y ahora os planteo una pregunta: vosotros pensáis que el uso de las tecnologías conlleva que las prácticas/métodos tradicionales desaparezcan? 

Respuestas

  • Por Belén

    Ola Paula. Paréceme un tema moi interesante o que propós para debater e, á vez, preocupante. Digo isto porque eu, persoalmente, penso que en gran parte as novas tecnoloxías (no referido a internet, whatsapp, redes sociais,etc), si que están provocando unha progresiva marxinación das prácticas e métodos tradicionais.  Na época de nosos pais e nais, envíabanse cartas por correo certificado. Logo pasamos ás mensaxes de texto (sms) nos telefónos móbiles, que, xa na nosa época, conseguíase un móbil persoal máis "doadamente" que tempos anteriores. Agora empregamos o whatsapp. Pensémolo por un momento: con este novo avance resúltanos máis doado, cómodo e rápido enviar mensaxes e a miúdo vemos máis as ventaxas cos convenientes, pero, algunha vez nos paramos a pensar en todo o que perdemos con isto? Tanto os whatsap´s como os sms pérdense, quedan enterrados baixo miles de mensaxes máis que enviamos día tras día. As cartas en papel son algo que se pode conservar, cada un, na súa caixa dos recordos e, despois de varios anos, poder lelas, que che traian á cabeza emocións e sentimentos. Co método que empregamos hoxe en día penso que iso non será posible, e paréceme unha pena. Quero recurrir a unha anédocta persoal: miña nai sempre me di "ai que bonito era mandarse cartas e espera impacientemente pola resposta! sen enfados e tonterías que vos traedes agora!" Deixando a un lado o feito de que sexa miña nai, penso que ten toda a razón do mundo. Hoxe en día, estamos empeñados en empregar o whatsapp para todo, xa nin se discute á cara, recórrese a isto, onde os malesentendidos aumentan. 

    Poño isto como exemplo, pero penso que hai moitas cousas máis que se están perdendo, como por exemplo o que dis ti Paula dos libros en papel vs libros eléctronicos.

    Este é un tema que da para moito que falar. As novas tecnoloxías teñen, coma a maior parte das cousas, aspectos positivos e aspectos negativos. Resumindo, dous dos aspectos negativos, ao meu pesar, son o feito de deixar de lado esas tradicións e outro, o feito de estar controlados a todas horas. 

    Por último, eu quero facer unha petición a todos os da miña xeneración e anteriores, especialmente aos futuros educadores, xa que fomos os que medramos e experimentamos este gran cambio na nosa sociedade: non nos olvidemos desas tradicións xa que delas tamén se poden sacar moitos aspectos positivos. Ensínemoslles aos nosos alumnos, non só a manexar adecuadamente as novas tecnoloxías, senón tamén as cousas que había anteriormente antes de chegar ata aquí. Non é importante e interesante coñecer a historia do mundo para saber porque chegamos ata onde estamos hoxe en día? 

  • Por Natalia

    Paula, estoy totalmente de acuerdo con lo que se dice en este artículo. ¿Dónde quedaron las cartas en papel? ¿Dónde quedó el mostrar setimientos en persona sin poner "caritas"? ¿Dónde quedaron esas llamadas que hacías para hablar con alguien que duraban hasta horas?

    Con respecto a lo que dice Belén, no hay que ir hasta la época de nuestros padres, yo me acuerdo de escribirnos cartas entre las amigas, de quedar una tarde y tener conversaciones entre nosotras sin mediación del móvil. Es muy cierto que son muchas las costumbres y tradiciones que se están perdiendo con esto del envío rápido de mensajes a través del whatsapp. A todo el mundo le pasó algo de lo que aparece en este artículo. Por ejemplo, con el tema de las postales: actualmente, el día de fin de año se está más atento de los whatsapp que te pueden llegar felicitando el año nuevo que de comer las 12 uvas.

    Estamos todo el tiempo atentos del móvil por si recibimos algún whatsapp, y dejamos de hacer lo que estemos haciendo si recibimos alguno, sea importante o no. Quedamos con nuestros amigos para estar mirando el móvil, estamos en una comida familiar mirando el móvil... ya no es sólo que se pierdan las tradiciones sino que se pierde la capacidad de relacionarse con las demás personas si no es de manera virtual.

    Como conclusión y relacionándolo con nuestro campo de trabajo, considero que padres y educadores debemos hacer ver a los niños que las nuevas tecnologías no son nada malo, pero se debe saber usarlas de una manera correcta, distribuyendo nuestro tiempo y emplearlas cuando nos hagan falta de verdad.

  • Por Andrea González Aldrey

    Me parece un tema muy interesante y muy actual que está siempre en debate.

    Anteriormente, y no hace muchos años, cuando quedabas con las amigas por la tarde siemplemente bastaba decir quedamos a tal hora en tal sitio, y hasta ese momento no volvíamos a saber nada las unas de las otras, ahora hablas con la gente que vas a quedar hasta un minuto antes, incluso cuando estas rodeada de gente que "querías ver" nos pasamos la mayor parte del tiempo con el móvil, sin hablar con esas personas.

    Yo pienso que si que las nuevas tecnologías están dejando un poco de lado a las cosas más tradicionales, porque yo ya no veo a genete echar cartas en los buzones, ni dar simples "toques" con el móvil que antes eran especiales, y que ahora se convierten en llamadas perdidas, o incluso cambiar los libros por ebooks, que si que es más cómodo e incluso más barato, pero para mí donde esté un buen libro y en papel, no lo supera la tecnología.

    Creo que casi todo el mundo, hablo por mi también, estamos pendientes del móvil constantemente para versi recibimos algún whatsapp, que seguramente no sea importante. Perdemos mucha parte del día mirando a una pantalla esperando que personas te hablen en vez de establecer un contacto físico en persona, lo que quiere decir que preferimos teclear palabras que decirlas.

  • Por Beatriz Martinez

    ¡Qué triste que todos estemos de acuerdo en esto! Las tecnologías y las formas de comunicación actuales nos proporcionan demasiados estímulos instantáneos que ignoramos aquellos que de verdad nos hacen felices y nos enseñan las cosas verdaderamente importantes.

    También nos proporcionan muchas ventajas, todo hay que decirlo. Esa seguridad que tienes al saber que puedes contactar con alguien que está al otro lado del mundo en un instante, o saber como les van las cosas a personas que por múltiples circunstancias no puedes ver a menudo. Pongo un ejemplo personal que me parece que es una ventaja enorme: mi hermana mayor lleva fuera desde que tengo aproximadamente 5 años, y hace unos años nuestra comunicación eran 5 minutos de teléfono cada medio mes. Hoy en día, tenemos un sobrino que incluso puede jugar con ella a través de una pantalla, que de no ser por las nuevas tecnologías ni siquiera se acordaría de ella.

    Por ello, no creo que las nuevas formas de comunicación, tales como el Whatsapp sean perjudiciales para nuestra sociedad, sino que el problema está en que no sabemos utilizarlas de la mejor forma. Somos una sociedad que corre a toda prisa y queremos que todo llegue al instante, y tenemos una dependencia enorme de los teléfonos móviles. Las nuevas tecnologías nos ofrecen cosas maravillosas si logramos un buen uso de ellas, pero no debemos olvidar aquello que realmente hace feliz a la sociedad de cualquier época, los sentimientos, las relaciones con los demás, etc. cosas que no deben cambiar por mucho que cambie nuestra forma de vida.

  • Por Sandra

    La verdad es que me parece una reflexión muy buena y al mismo tiempo interesante, al igual que también me sentí identificada con muchas respuestas que se dieron. 

    Bajo mi punto de vista creo que el problema no es la herramienta, en este caso hablando del WhatsApp, sino el uso que hacemos de la misma. No somos conscientes de todo lo que nos estamos perdiendo al mirar a una simple pantalla, esperando a recibir una respuesta a un mensaje que has enviado o revisando cada dos por tres a la conversación que mantienes con una persona para ver cual fue la última conexión de esta y si el mensaje se envío correctamente. 

    Por una parte agradezco tener este medio ya que me facilita el contacto con muchas de las personas que quiero y en algunos casos apenas puedo ver, pero por otra parte me irritan muchos de los cambios que hacen para que una tecnología sea mucho mejor de lo que es. Por ejemplo la doble v azul, esa que evidencia si hemos leído o no un mensaje. ¿Qué pasa si lo he leído y no puedo contestar? ¿O sí simplemente no me apetece?

    Recuerdo, como dijo Natalia, que cuando iba en la ESO me mandaba cartas con mis amig@s, me resulta emocionante recibir una y poder contestarla, leer atentamente a aquello que me contaban o pensar en como iba a escribir todo lo que quería responder... Creo que con el WhatsApp nos pasa todo lo contrario, como decía en el artículo nuestra paciencia se agota cuando alguien no nos contesta, nos limitamos a esperar sentandos cuando quizás tenemos a la persona con la que queremos hablar más cerca de lo que creemos e incluso en muchas ocasiones, a mi me tiene pasado, leo algo y a los 5 minutos tengo que volver a hacerlo porque no le presto la atención necesaria.

    Para terminar me gustaría compartir una anécdota; hace un par de semanas decidí que, cada vez que saliera de casa no llevaría el teléfono conmigo durante tres días. Ahí fui consciente del gran número de personas que están colapsadas por sus móviles;dos fueron los casos que más llamaron mi atención, el primero de ellos fue un chico que tropezó con una farola. Lo unico que hizo fue mover rápidamente la cabeza para fijarse en si alguien se diera cuenta, una vez que se tranquilizó retomó su camino y siguió mirando el móvil.

    El segundo y quizás el que sin darnos cuenta más nos acompaña fue protagonizado por un padre; su hijo le insistió repetidas veces que quería jugar, tras escuchar un fuerte "espera" por su parte seguidamente le ofreció su teléfono y asi se "entretuvo" mientras el charlaba con un amigo. Me preocupó y a la vez me dejó un mal sabor de boca, creo que ni nosotros mismos somos conscientes del poder que tiene la tecnología sobre nosotros y como decía en el texto de "Riesgos y Promesas de las nuevas tecnologías de la información", "nunca utilizamos las tecnologías sin que ellas, a su vez, nos "usen"; nunca las aplicamos para cambiar nuestro medio sin ser cambiados nosotros mismos"

    Finalmente, como he dicho al principio, la tecnología tiene aspectos muy positivos siempre y cuando la sepamos utilizar y aunque nos acompañe día a día no debemos olvidar o en muchos casos ignorar los métodos que utilizabamos como escribir una carta a un ser querido o quedar en un sitio a una hora determinada ya que tienen el mismo valor.

  • Por Rebeca Iglesias Sánchez

    Estoy de acuerdo con vuestra posición, cada día somos más los que dedicamos demasiadas horas cada día a los móviles, ordenadores y demás dispositivos electrónicos. El uso excesivo me parece muy preocupante y en el cual deberíamos fijar mucho interés y no sólo por la pérdida de tradiciones y costumbres sino también por los graves problemas de salud a los que puede conllevar su uso excesivo. Algunos de estos problemas son patologías cervicales, estrés visual, insomnio, sordera e incluso incide en el desencadenamiento de la obesidad infantil. Las formas de diversión de los pequeños han cambiado mucho, yo misma recuerdo que me encantaba salir a jugar a cualquier cosa con mis vecinos, lo pasábamos muy bien jugando al futbol en espacios abiertos, hacíamos carreras y andábamos en bici. Hoy en día conozco a muchos niños que prefieren estar en casa sin salir mientras estén jugando con la tablet, esto acompañado a una mala alimentación favorece la potenciación de la obesidad. Nosotras como futuras maestras tenemos que contribuir al cambio y a fomentar en nuestras aulas el ejercicio físico.
    También sería interesante fomentar el buen uso de las herramientas tecnológicas y que de este modo no nos afecten en nuestras vidas personales como lo están haciendo.

  • Por Angela

    No es la primera vez que veo algun articulo relacionado con este tema. La verdad es que utilizar whatsapp tiene ventajas muy obvias: es rapido, simple y además gratis. Sin embargo tiene muchos efectos negativos e incluso puede llegar a romper relaciones sentimentales y de amistad, muchas veces debido al nuevo fenomeno llamado el "Sindrome del doble check" que ahora mismo está en boca de todo el mundo.

    Según un informe que habia leido de "CyberPsychology and behaviour Journal" este nuevo fenómeno y la aplicacion de whatapp ya le ha costado la relacion a más de 28 millones de parejas.

    Este fenomeno está entrando llenamente en la actualidad y cada día es más importante. Puede llegarse a decir que hoy en día no estás actualizado si no tienes una cuenta de Whatsapp, Facebook.... Las aplicaciones lo han cambiado todo y han venido para quedarse. Además han conseguido que los ciudadanos hayan cambiado sus habitos en telefonía.

    Son mucho los españoles que prefieren escribir un mensaje antes que descolgar el movil. En concreto, el 96% de ellos prefiere utilizar una app en lugar de la comunicacion cotidiana.

    Estamos tan inmersos en esta forma de comunicación que de hecho en un estudio se ha confirmado que el 95.3 % de los que usan la aplicacion la usan a diario y un 38.5% reconoce consultarlas y utilizarlas varias veces POR HORA.

    Todavía recuerdo como hace unos años te comunicabas con tus amigos a través de llamadas perdidas para que supiesen que te acordabas de ellos, y solo pensar en como haciamos en aquella epoca para quedar, o contarnos algo me parece surrealista....

    Con estas nuevas tecnologias se están perdiendo cosas tan básicas como cuenta en el articulo como el uso del timbre, y yo misma me puedo meter en el saco, que debe hacer tranquilamente un año que no recuerdo tocar en el timbre de casa de alguna de mis amigas.

    Resulta tan triste ver como en una reunión de amigos se ve a más personas pendiente de sus telefonos que de comunicarse entre ellos que no se a donde llegaremos si el mundo sigue avanzando de esta manera.

    Como comentaba antes es una aplicacion muy cómoda y que nos ayuda a mantenernos informados y comunicados de una manera rápida y facil, pero sin embargo no estoy echando la culpa a la app de todo lo que nos perdemos sino al mal uso que podemos darle dependiendo de la pantalla del telefono durante todo el día.

    Con este articulo la verdad es que espero reflexionar un poco y darme cuenta de todo lo que estoy perdiendo a mi alrededor y poder disfrutarlo a partir de hoy como no lo hice hasta ahora.

  • Por Silvia

    Si Bea, es muy triste que todos estemos de acuerdo con esto, pero es así.Hoy en día vivimos en una sociedad en la que las tecnologías son muy importantes y dónde si no estas "a la moda" en ellas , como se suele decir, no sabes de la vida, como me tienen dicho alguna vez que otra ya que para mi el mundo de las tecnologías es un mundo bastante desconocido, aunque he de decir que me gusta que sea de esta manera porque al no estar pendiente tanto de las tecnologías tengo " un poco más de vida". Si, es bien verdad que el wahtsapp está ocasionando muchos estragos entre las relaciones con las personas, ya que muchas veces se producen malentendidos entre las relaciones tanto de pareja como en relaciones de amistad, debido a que por más que escribamos con puntos, comas, emoticonos... tu puedes interpretar las palabras de esa persona totalmente de manera diferente a como ella las ha dicho. Esto he de decir que me ha pasado alguna vez que otra con mi pareja y con mis amigos, al igual que muchos de vosotros. 

    También he de decir que el whatsapp tiene aspectos "buenos" como por ejemplo, mandar mensajes gratis en cualquier momento para poder saber si ( por ejemplo) una persona tiene que ir de viaje y va en coche, saber si llega bien a su destino... también gracias a whatsapp podemos comunicarnos y transmitirle cualquier duda o problema sobre temas académicos, personal, laborales... que tengamos a alguien, aún así creo que nos tendríamos que olvidar un poco de tanto whatsapp y pensar más en las cosas de la vida cotidiana, como por ejemplo timbarar en casa de alguien y decir: -Está Pedro? Digale que baje. 

    Cosas tan sencillas como estas, es muy triste pero se están perdiendo. 

    Creo que en esta vida podemos vivir tanto usando las tecnologías como usando cosas más tradicionales siempre haciendolo de una manera no solo funcional sino con una moral y ética adecuada. 

    Porque ojalá nunca pase lo que muy bien decía Albert Einstein : " Temo el día en que la tecnologia sobrepase a nuestra humanidad. El mundo tendrá una generación de idiotas". 

  • Por Laura Paleo Porto

    Totalmente de acuerdo. En mi opinión, el problema no está en el avance de las tecnologías ni en el número de redes sociales que tenemos ya que nos aportan ciertas facilidades a la hora de comunicarnos y a la hora de trabajar o de estudiar e incluso de obtener información. Para mí el problema está en el abuso que estamos haciendo de las redes sociales porque quizás nos fiamos demasiado de la información que se nos da en ellas y no nos molestamos en contrastala. Respecto al whatsapp, creo que nos aporta muchas facilidades a la hora de comunicarnos pero es que quizás hablamos tanto por esta aplicación que cuando tenemos una conversación en persona nos quedamos sin temas de los que hablar, surgen muchos malentendidos porque es muy diferente escribir que expresarse oralmente. Además, creo que otro fallo que estamos cometiendo es la dependencia de las redes sociales, el querer subir todo a facebook o instagram, que expresamos por ejemplo nuestra amistad hacia una persona a través de frases y fotos que colgamos en las redes sociales, pero a la hora de la verdad no somos capaces de demostrar estas cosas a la cara, y es muy triste que la forma de demostrar ciertas cosas sea un texto en una red social. No estamos aprovechando el día a día como deberíamos, queremos vivir demasiado deprisa y no nos detenemos a ver lo que tenemos y aquello de lo que podemos disfrutar. 

  • Por Laura Paleo Porto

    http://www.impactante.tv/la-verdad-sobre-las-redes-sociales-video_69bebe3ba.html

    Este video está genial para darnos cuenta de que no debemos fiarnos de todo lo que vemos en las redes sociales