"Adicción a juegos"

Quería compartir con vosotros una noticia que leí el otro día, y que me llamó muchísimo la atención. En un primer momento ya me impresionó el titular, pero conforme iba leyenda la noticia me iba impresionando mucho más.

Os dejo el enlace a continuación:

http://www.farodevigo.es/vida-y-estilo/tecnologia/videojuegos/2015/04/20/sicarios-virtuales-acabar-adiccion-juego/1224133.html

Yo personalmente no conozco el juego, para saber el enganche que tiene. Cuando empecé a leer la noticia pensé que se trataría de un niño pequeño, que facilmente se enganacha a este tipo de tecnologías, pero mi impresión fue enorme cuando vi que se trata de una persona de 23 años. El padre lo que hizo fue contratar unos sicarios virtuales para que le acaben con la vida de los personajes del juego, para ver si así deja de jugar, por no tener que volver al principio.

¿Creeis que es necesario que el padre contrate sicarios virtuales para acabar con la adicción de su hijo? ¿Hay más métodos para solucionar este tipo de adicciones?

Lo que me gustaría saber con respecto a esta noticia es si el padre probó otros métodos o este fue el primero que vio que podría funcionar. Pienso que es un buen método, porque es meterse en el juego al que está "enganchado", pero no creo que porque se acabe con sus personajes desista de juegar, ya que podría incentivarlo más a empezar de nuevo para conseguir "el fin del juego" .

Respuestas

  • Por Natalia

    Hola Andrea, la verdad es que yo, al igual que te pasó a tí, me quedé sorprendida cuando, al leer la noticia, pude comprobar que el que estaba "enganchado" a los videojuegos era un joven de 23 años. Pero es que si nos paramos a pensar, todos los juegos están pensados para convertir a la gente en adicta de los mismos, tanto da que esté diseñado para niños de 3 años como para adultos. Yo, por ejemplo no conozco este videojuego del que habla la noticia, pero parémonos a pensar por ejemplo en el Candy Crush, que aunque ahora no este en pleno "BOOM", tuvo una temporada muy larga en la que tenía enganchados a miles y millones de personas. En esa temporada, cada pantalla de móvil, tablets,...  que veias por la calle estaba llena de cuadraditos de colorines, y tenía como mínimo una mirada fija en ella.

    Relacionado con esto, me gustaría contar una anécdota: yo una vez, cuando estaba en el autobús urbano, vi una chica que estaba con el móvil. La verdad es que yo no sabía que estaba haciendo ya que no podía ver la pantalla. Pero de repente, otra chica que estaba sentada justo detrás de ella, se levanta un poco de su asiento, se acerca a la chica que estaba con el móvil y le dice "mira, si mueves esta para aquí puedes hacer un caramelo de colores". Yo la verdad es que me quedé sorprendidísima, ya que la chica de atrás no sólo estaba mirando algo a lo que se le puede llamar "privado", de otra persona, sino que además estaba atenta al juego al que estaba jugando otra persona con la que no tenía relación alguna.

    La verdad es que cada vez se pueden saber de más casos de gente adicta a los videojuegos, y lo peor, es que cada vez son personas más jóvenes a las que les ocure esto, habiendo ya bastantes casos en niños. Por lo que otra vez más, los maestros tenemos que saber manejar el tema, tener conocimientos sobre el mismo y educar a los niños en el buen uso de los videojuegos. Y no sólo a los niños, sino también a las familias, porque si en clase trabajamos por ejemplo que no se puede jugar más de X tiempo a la semana con las consolas y que no es bueno jugar a ciertos juegos, pero los pequeños llegan a casa y no tienen una vigilancia por parte de los padres del uso que hacen de los juegos, ya bien sea porque los padres no quieren atender a lo que hace su hijo o bien porque no tiene conocimientos de cuáles videojuegos pueden ser buenos o no, la educación de la clase va a servir para muy poco. 

    Respecto a la pregunta que planteas, la verdad es que es muy complejo responder ya que creo que debe ser una persona especializada quien lo haga. Pero al mismo tiempo puedo decir que lo que el padre hizo es una buena forma de romper con esa adicción, siempre y cuando la adicción no sea muy grande, porque si es muy profunda, al chico no le va a importar empezar de nuevo. Por lo tanto yo pienso que debería contar previamente con la ayuda y asesoramiento de una persona especializada en el tema, ya que al hablar de adicción estabamos hablando de algo que considero bastante grave (Según R.A.E: Hábito de quien se deja dominar por (...)la aficción desmedida a  ciertos juegos.). La verdad es que si yo estuviera en la piel del padre, no se como reaccionaría, pero desde luego que haría todo lo posible para que mi hijo tuviera una vida normal y realmente feliz, y pienso que estar enganchado a un juego día y noche no es llevar una vida feliz. También creo que hablaría con especialistas (psicólogos, psiquiatras,...) porque alomejor ese problema viene de otro que quiere esconder, por eso se refugia en los videojuegos.

    Realmente tengo que decir que es un tema, como dige antes muy complejo, al que le hay que dedicar mucho tiempo para analizarlo en profundidad y formarse para tener los conocimientos suficientes para hacerlos bien. Y sobretodo padres y maestros estar unidos en la educación de los pequeños para que ellos no sean una víctima más. 

    Pérez Quintela, Natalia

     

  • Por Giuliana

    Andrea, había pensado en hacer una entrada en mi blog sobre la misma noticia, porque también me llegó a través de Facebook y me quedé alucinada, pero no por la edad del jugador, ya que he vivenciado casos de gente de 18 y 20 años que no vive porque está todo el día jugando en línea a este tipo de juegos, sino porque me parece alucinante que la solución que encuentre el padre sea simplemente agotar al hijo mediante el sistema de asesinar a su jugador una y otra vez. 

    Como dices tú, me gustaría saber qué otros métodos ha probado este padre, porque me parece que si estamos hablando de la primera opción no es nada responsable en lo que respecta a la educación de su hijo. Yo creo que esta solución debe haber sido el último recurso del padre, ya desesperado por no haber conseguido antes acabar con la adicción que sufre su hijo.

    Yo creo que en primera instancia se debe intentar concienciar al usuario de la enfermedad que padece porque mientras no se dé cuenta de la adicción que posee no será capaz de superarla. Para esto se necesita el apoyo de personal cualificado como psicólogos que le ayuden a sustituír el tiempo empleado en los juegos por deportes u otras actividades que le motiven lo suficiente para reducir la adicción hasta suprimirla. 

    Pero lo que más me preocupa es si realmente, como menciona Natalia en su comentario, este chico no padecerá un problema más grave o al que no es capaz de enfrentarse y por eso se aisló en el juego, escapando de la realidad que le rodeaba.

    Con respecto a esto, el chico del que hablaba antes se sumergió en estos juegos para escapar de la realidad que vivía en casa y en el colegio, había llegado hace poco de un país extranjero, venía con su madre y su hermano pequeño, y ésta estaba conociendo a una persona con la que comenzaba a establecer una relación, y el chico no era capaz de entenderlo y aceptarlo por lo que se encerraba en su cuarto con el ordenador las 24 horas del día para compartir el menor tiempo posible con su familia y así no tener que aceptar esa nueva realidad.