Pedagogas de vocación

Pedagogas de vocación

Somos un grupo de cuatro alumnas de la materia de formación y desarrollo profesional del profesorado, ávidas de conocer y de llegar a ser buenas profesionales de la educación. En este grupo trataremos de afrontar los nuevos retos que se nos vayan planteando cada miércoles en clase.

Nuestra vocación pedagógica

Nuestra vocación pedagógica

Iniciado por Alba Besada Estévez Respuestas (1)

Un aspecto que considero interesante para discutir en el grupo, después de haber trabajado el tema de la vocación docente y haber elegido como nombre del grupo “pedagogas de vocación”, ¿ Cuál es nuestra vocación de pedagogas? ¿Cuáles son nuestros valores y cualidades?

Personalmente, considero que me siento llamada a esta profesión porque la pedagogía cumple una función social muy importante para el completo desarrollo de la sociedad a través de la educación. Además, desde un punto de vista práctico, la educación y las profesiones que están vinculadas a ella no son una moda pasajera sino algo que siempre va a constituir uno de los pilares de la sociedad.

Creo que mi vocación por el mundo de la educación viene de lejos. De hecho, ya desde pequeña admiraba a mis maestros como referentes de conducta, por lo que siempre he apreciado y respetado la función docente y los profesionales de la educación en general. Para mi mis profesores eran, junto con mis padres, mis principales referentes de conducta teniendo una gran influencia sobre mi hasta el punto de condicionar en gran medida mi futuro profesional.

Sin embargo, no siempre he tenido claro que quería ser pedagoga ya que en la carrera no todo lo que tiene que ver con la pedagogía me entusiasma de igual forma. Con todo, a pesar de los sinsabores, considero que he encontrado mi lugar en el mundo de la pedagogía y sigo teniendo vocación por ser una buena pedagoga y ayudar al mejor desarrollo personal y profesional de las futuras generaciones.

Finalmente, considero que reúno algunos rasgos de especial relevancia para poder ser una buena pedagoga. Soy una persona organizada, trabajadora, constante, perfeccionista y con espíritu crítico. Además, me gusta la dimensión social de la pedagogía que casi siempre va asociada a intensas relaciones como las que, por ejemplo, debe gestionar una orientadora en un instituto. Me puedo imaginar cómoda en el rol de orientadora interactuando con diferentes generaciones, ayudándoles con sus problemas y viendo cómo crecen como personas.

Por todo ello, soy una pedagoga de vocación que desea serlo y que en el futuro pondrá todo su empeño en aportar su pequeña contribución a la mejora de la sociedad.

quien-se-atreve-a-ensenar.jpg

Respuestas

  • Por Noelia carbia

    Siempre me llamo la atención aquello que tenga que ver con la educación.

    Cuando era pequeña yo soñaba con ser una profesora ,de hecho siempre jugaba a los profesores , ponía mis muñecos en la habitación y le ponía una hoja delante como si la tuvieran escribiendo ellos y les reñía y actuaba como lo hacían mis profesoras y profesores en clase.

    Después con el paso de los años me seguía motivando todo lo que tenía que ver con la docencia pero también con la educación en sentido más amplio no solo lo que respecta a los colegios.

    Luego hice la selectividad con la ilusión de ser profesora de primaria pero por la nota de corte que saque no pude hacer magisterio de primaria aquí en Santiago por lo que tenía que marcharme para Vigo si quería realizar esa carrera, y por eso me plantee hacer la carrera de pedagogía , ya que esta tenía que ver con la educación y no solo con la docencia como es el caso de magisterio ,por lo que no lo pensé mas y me decidí por hacer esta carrera.

     Empecé la carrera muy motivada y con muchas ganas el primer año, pero pronto me empecé a desanimar principalmente por dos razones:

    - La primera eran las asignaturas ya que como sabemos en el primer curso se integran aquellas materias que son mas teóricas (aunque teóricas son todas) ,aquellas en las cuales no se trata de una manera muy directa el tema de la pedagogía.

    - La segunda desmotivación eran los comentarios de la gente , que decía que la pedagogía no tiene salidas ,que no vas a encontrar un trabajo relacionado con esta carreras ,entre otros muchos comentarios , que aun hoy en día se siguen oyendo ,pero ahora ya no tienen esa importancia que tenían antes , principalmente porque conozco mucho mas el tema.

    Por eso en este primer curso llegue a arrepentirme de no haber marchado para hacer magisterio, ya que estaba realmente muy confundida, pero mis padres me apoyaron para que siguiera con esta carrera y así lo hice, y después en segundo curso me di cuenta que realmente quería seguir y que solo fuera un año de confusión.

    Ahora no me arrepiento de hacer esta carrera y veo que puedo tener un buen futuro aunque también estoy consciente de las dificultades que ello conlleva.