Esther

Son estudiante de psicopedagoxía, pero antes fixen Educación Social
  • Archivos
  • Esther
  • La colaboración en los centros educativos: Una oportunidad de aprendizaje profesional.

La colaboración en los centros educativos: Una oportunidad de aprendizaje profesional.

La colaboración en los centros educativos: Una oportunidad de aprendizaje profesional.
Por Esther

Este archivo está públicado en la revista del currículum y formación del profesorado en el año 1999. Elaborado desde la Universidad de Santiago de Compostela por Mª Dolores Fernánez Tilve y Mª Laura Malvar Mendez.

Algunas reflexiones que me hago una vez leído el artículo son las siguientes:

Las autoras afirman que " La cultura educativa en los centros escolares ha sido tradicionalmente un tanto individualista y no colaborativa". Estoy complentamente de acuerdo, y aunque no se puede generalizar porque siempre hay, por suerte, excepciones, creo que por norma general es así. Si lo pienso desde el punto de vista de mi experiencia como alumna, se viene a la cabeza un ejemplo en concreto:

Yo estuve en el mismo colegio desde la etapa infantil hasta el último curso de la E.S.O, y en él, todos los profesores que tuve me ensañaron a analizar oraciones de la misma forma (por cajitas), aunque el nivel de dificultad incrementara a medida que pasaba de curso, el método seguía siendo el mismo. El problema llegó cuando me fui al instituto a hacer bachillerato; allí el profesor de lengua castellana analizaba las oraciones de forma diferente (tipo árbol), y nosotros, sus alumnos también teníamos que analizarlas del mismo modo, no le valía que lo hiciéramos con cajas como solíamos y sabíamos hacer. La cosa se complicó cuando la profesora de lingua galega nos mostró otro método diferente de analizar oraciones, también era tipo árbol pero de distinta forma al método del profesor de lengua. Así que al final, tuvimos que aprender a analizar oraciones por tres métodos distintos, o mejor dicho, no llegar a dominar del todo el análisis de oraciones.

En áquel momento ya me preguntaba ¿acaso es tan complicado que se reúnan el profesor de lengua castellana y la de lingua galega y se pongan de acuerdo en cómo enseñar a analizar oraciones?

El problema es que actuando de forma aíslada e individual perjudican a los alumnos.

En el artículo se mencionan que una de las principales razones de que no exista cultura de colaboración en las escuelas es que los docentes consideran el trabajo colaborativo como una práctica poco fiable y rentable. Esta es la idea clave de la falta de colaboración del profesorado. Piensan que es una pérdida de tiempo, y que no hace falta, ya que cada uno da su materia como mejor sabe o puede.

La colaboración no es tarea fácil, como bien se menciona en el artículo, "en ella conflúen un sinfín de perspectivas teóricas, intereses, preocupaciones, etc. y, lo más importante, entraña la variable tiempo. Los docentes, han de tener tiempo para planificar, implementar y evaluar sus planes educativos".

En cuánto al tiempo, la cuestión es ¿hoy en día disponen de tiempo los docentes para la colaboración? Esta claro que cada vez más, los profesores están mas sobrepasados de trabajo, aunmentando las horas dedicadas a la docencia, preparando las clases... cargan a sus espaldas con mas horas de clase, haciendo el trabajo que antes hacía un compañero, pero, ¿no ahorrarían tiempo si colaborasen y se ayudasen unos a los otros? yo creo que si.

Me gustaría hacer incapié en la definicón de COLABORACIÓN propuesta por las autoras: "un conjunto de valores, creencias, normas, conocimientos, destrezas, vivencias, patrones de acción, códigos de conducta, roles, hábitos, modelos de relación, etc. que los docentes comparten en un contexto interactivo y de aprendizaje. En definitiva, una cultura compartida que se va construyendo paulatinamente en un contexto de trabajo cooperativo".

Según esto la escuela tiene que ser un lugar donde se implante la cultura de colaboración, en la que tiene cabida procesos de autonomía, apertura, comunicación, corresponsabilidad, contraste de pareceres y por supuesto, colaboración.

El trabajo colaborativo implica mejorar la calidad de la enseñanaza, ya desde nuestro marco legislativo, desde a Xunta de Galicia se estipula que "A coordinación e a acción conxunta do profesorado constitúen elementos moi influentes nas características dos procesos de ensinanza-aprendizare que se desenvolven nun centro escolar. Son, en consecuencia elementos de gran relevancia para incrementa-la calidade da acción educativa".

Así mismo Murillo, teórico de la educación, defiende que: " El diálogo profesional es el canal para promover la reflexión y el desarrollo profesional de un grupo de profesores en situaciones interactivas no burocráticas"

Este artículo, además, nos muestra de forma práctica el cambio y satifacción del profesorado una vez realizado un proyecto de colaboración en un CPI de la provincia de A Coruña. La necesidad surge a raíz de la elaboración de adaptaciones curriculares  y la organización de refuerzos educativos por partes de ciertos profesores.

Una de las primeras decisiones que se tomaron al respecto fue el lugar y el tiempo de las reuniones grupales; aspecto muy importante para que la actuación sea lo mas ordenada posible, estableciendo un lugar en los que todos los miembros del grupo se sientan cómodos y en un momento en el que todos los miembros del grupo puedan estar presetes, y establecer así, hábitos de equipo.

Las sesiones se inician haciendo una recapitulación de lo acontecido en las sesiones anteriores y analizando las tareas propuestas,cuestión que considero muy importante ya que les permiten meterse en momento exacto de la intervención y analizar de forma más precisa las cuestiones que consideran mas convenientes.

Las conclusiones a las que han llegado desde el grupo de trabajo de dicho centro son muy imporatantes, y muestran que estos profesores se dieron cuenta de la importancia de la colaboración entre compañeros para llevar a cabo un trabajo eficaz, ordenado y cotextualizado, que beneficia tanto a su trabajo como profesor como al alumnado al que dan clase.

Tal y como se comenta en el artículo, uno de los principales logros obtenidos fué la satisfacción de los participantes por el trabajo realizado, ya que este da lugar a un enriquecimiento en el terreno profesional y también profesional.

Las conclusiones finales dan lugar a una visión muy positiva del trabajo colaborativo entre profesores, ya que estes salen ganando en todos los terrenos de sus vidas.