Pablo Rivas Díaz

En tres palabras me definiría como una persona sociable, paciente y tenaz

¡Déjenles ser niños!

¡Déjenles ser niños!
Por Pablo Rivas Díaz Comentarios (4)

En la actualidad estamos tan preocupados por la educación de los niños y niñas que nos olvidamos que ellos en primera instancia son, como la propia palabra lo indica, “niños”. Por lo tanto, debemos dejarles la libertad necesaria para que se desarrollen autónomamente y disfruten de su infancia tanto como lo hicimos nosotros.

Los padres y madres al buscar lo que ellos consideran lo mejor para sus hijos les atosigan de actividades extraescolares en donde toman un papel protagonista las clases particulares para afianzar los conocimientos que los docentes les enseñan en la escuela y que piden que sean reflejados idénticamente en los tan temidos exámenes a través del aprendizaje memorístico.

Es verdad que en estas edades pueden realizar muchas y muy diversas actividades ya que son portadores de gran cantidad de energía pero debemos dejarles escoger entre las que sean de su interés y su agrado, no única y exclusivamente aquellas que como padres les encomiendan.

La infancia debe ser la etapa más hermosa del ser humano. Dejémosles disfutar de ella.

Comentarios

  • Sandra Dorado

    Totalmente de acuerdo con los dices Pablo Smile. Cuando era pequeña, yo iba a natación e inglés; pero recuerdo que muchas de amigas tenían prácticamente todos los días ocupados con miles de actividades: patinaje, baile, idiomas... provocando que no pudiesen disfrutar en otros contextos: jugar en el parque, tener tiempo libre para leer... Creo que todo niño/a no solo debe de desarrollar la capacidad intelectual y física, sino que se debe de potenciar la conocida como "Pedagogía del ocio", centrada en el aprovechamiento del tiempo libre de las personas. Además, es necesario educar no solo a los más jóvenes en este aspecto, sino también a adultos y personas de la tercera edad; puesto que al experimentar un cambio en su vida, no conocen ni aprovechan las diferentes opciones de ocio disponibles a su alrededor. Entrada muy interesante Pablo, un saludo Smile

  • Cristina Rey Puente

    Estou dacordo con vos! En moitas ocasións non nos damos conta da importancia que é para os nosos nenos a necesidade de tempo libre e divertimento, senón que consideramos que cantas a cantas máis actividades asistan mellor. Quizáis debemos preparar e explicar a importancia da '' Pedagoxía do Ocio'' ( nombrada por Sandra) aos pais  para que se dean conta da gran importanca que ten esta na vida dos nenos e incluso na de todos os maiores. Interesante entrada Pablo, un saúdo! :)

  • xeila raposo rodríguez

    Pues claro que sí, nosotros mismos somos a un unos niños, y si bien es cierto, en nuestro desarrollo personal siempre por muchos años que tengas tendrás ese lado infantil. No llegamos a esa etapa adulta, en la que tendremos que ser no sólo responsables de nosotros mismos, pero seguramente tengamos otro concepto o igual no de cómo educar a nuestros futuros hijos/as.

  • Jossua Vázquez fernández

    Totalmente de acuerdo con mis compañeros. Pienso que a los niños hay que motivarlos e incentivarlos a través de actividades extraescolares, con el fin de que estos lleven sus capacidades más allá del ámbito escolar pero hasta un cierto nivel. Pienso que el tiempo libre y el tiempo de recreo en los ninos/as es fundamental e, incluso, puede considerarse como un entorno de aprendizaje más. En definitiva, un cierto nivel de libertad es lo más adecuado en estos casos. Muy buena entrada :)