Relación Familia-Profesorado

El año pasado en la materia Organización de Centro Educativos, el docente Quintín Álvarez nos mostró en una clase expositiva esta imagen que aquí os adjunto. Por ello os sonará, y además creo que es bastante conveniente que haga una reflexión sobre lo que en ella se nos enseñaba.

Sin ir más lejos, la imagen ilustra dos situaciones, una en el año 1969, cuando las malas notas del alumnado se establecían por los malos hábitos de estudio o por presentar alguna dificultad en el aprendizaje; toda la culpa era del educando. En cambio, las tornas han cambiado, y es que la imagen que se le presenta al lado, hace referencia al sistema educativo en el año 2009, cuando las malas notas del alumno se deben nada más y nada menos que por culpa del profesor/a. 

La comunicación familiar debe ser esencial para que el alumnado tenga un buen proceso de E-A, para además evitar situaciones como las que aquí se nos enseñan, pues con una buena comunicación, las dificultades, o simplemente el hecho de tener que transmitirle a los familiares los resultados de la enseñanza de un alumno/a, siempre resulta más fácil. Recalco que es más sencillo, por el mero hecho de que si el proceso comunicativo con referencia al ámbito escolar, es óptimo en una familia, los progenitores o tutores legales siempre van a tener cierto conocimiento sobre el tema que el docente le está intentando explicar acerca del sujeto. 

La orientación aquí hacia las familias por parte de los profesores, también es un tema relevante, pues todo docente debe recalcarle a los familiares las destrezas, habilidades o retrocesos que puede presentar el alumno, ya que de lo que se trata es primordialmente, remendar los retrocesos y llevar a cabo un avance en el proceso de aprendizaje. 

Por otro lado, los familiares deben ser también partícipes en la motivación de sus hijos, pues así segura cierto éxito en las actividades que estos realicen, aumentando la autoestima y ayudándoles también a que se desenvuelvan en un ambiente favorable. Aquí también debe de llevarse a cabo la intervención docente, pues junto con las familias, ambos deben encargarse que el alumno lleve a cabo cada uno de estos ítems anteriormente citados, fomentando así en el aula, un entorno propicio a realizar preguntar y un entono en las que se puedan resolver.

Además las reuniones entre el profesorado y la familia, también son esenciales, pues ayudan a concienciar a esta última sobre ciertos aspectos que se desarrollan en el aula, así como también permiten, como ya reflejé, conocer por parte de las familias las dificultades o los progresos en el proceso del alumno/a. 

Es pues la organización entre estos dos factores tan esenciales para el proceso de enseñanza y aprendizaje de un niño, esencial para dejar atrás los malentendidos y para favorecer que se planteen alternativas y soluciones entre los mismos.

 

 

Bibliografía:

"Relación entre docentes y padres de familia", en El maestro y el desarrollo del niño. Guía técnico pedagógica 3° y 4°. Subsecretaría de Servicios Educativos para el D.F. SEP, 1996-1997. Pp. 29-31.

Comentarios

  • Lucía

    Estou completamente de acordo cos teus plantexamentos, pois a comunicación entre a escola e a familia é fundamental para o éxito no proceso educativo, así que é esencial a idea proposta por Hargreaves vista na aula sobre "forxar relacións coas familias e comunidades" correspondente aos profesores que actúan como contrapuntos na sociedade do coñecemento. É preciso que a citada comunicación sexa continúa e fluída, non só en momentos puntuais como o que se reflicte na imaxe que ti nos amosas, o momento de coñecer a avaliación por parte das familias. 

    Facendo referencia outra vez a imaxe que aquí nos presentas, efectivamente representa esta necesidade comunicativa, mais ao meu parecer tamén deixa entrever a infravaloración social que esta profesión sofre; pois nos anos 60 tratábase dunha profesión que tiña un carácter moi autoritario e así a vía a sociedade, sen embargo na actualidade ao profesorado esíxelles, afortunadamente, moito máis que impartir coñecementos e disciplina e contrariamente ao lóxico, a súa valoración social diminuíu.

    Boa entrada, un saúdo Smile

  • Mirian Cortiñas Pérez

    Es una imagen muy representativa, de dos situaciones muy diferentes, pero de acuardo con vosotras, desde la orientación debemos trabajar la relación con las familias y tratar de mejora estos encuentros que siempre son un tránsito complicado para las dos partes.

    un saludo :D

  • Olaia Gude Urdangarín

    Hola Gabriela, estoy muy de acuerdo con todo lo que has comentado en este post, aunque debo decir que muchas veces puede llegar a resultar muy complicado para los maestros tener una relación sana y continuada con los padres y madres del alumnado, hecho que tan bien has reflejado en esa viñeta.

    Aún así, debemos tener en cuenta que una relación positiva entre tutores y profesores con las familias es esencial, ya que la primera y segunda instancias formadoras de los niños son la familia y la escuela respectivamente, por lo que entre ellas debe haber un continuo diálogo encaminado a mejorar la formación académica, personal y humana de los alumnos. Todo esto está reflejado en Decretos como el 105/2014 o el 374/1996, que dan gran importancia a la colaboración entre profesores y padres/madres estableciendo puntos como reuniones periódicas a lo largo del curso, la colaboración con las familias etc, esto quiere decir que debemos luchar por favorecer este tipo de relaciones con el fin de alcanzar una formación integral del discente.

  • Isabel Fernandez

    Esta es una imagen que siempre me gustó mucho porque refleja a la perfección el cambio de estatus del docente en nuestra sociedad; pasando de jugar un papel de relevancia a sentirse agredidos constantemente. Buena reflexión! Un saludoLaughing