La Identidad Perdida

¡Buenas noches! 

La clase expositiva de hoy me ha dado mucho en lo que pensar y sobre lo que reflexionar, y me gustaría compartir con vosotros dichos pensamientos.En primer lugar, debo decir que el tema de anonimato en la red o la identidad digital y la huella digital, son temas que me fascinan, y ya que el primero lo he tratado en varios post desde diferentes puntos de vista, ahora me dispongo a dar mi opinión sobre la identidad digital y a fundamentarla.

La identidad digital es algo que nos incumbe a todos/as por igual, no importa si eres un usuario activo o pasivo en la red, ni siquiera importa que no uses internet en absoluto. TODOS/AS tenemos una identidad digital, puede que ni siquiera seamos conscientes de ello, bien porque no seamos usuarios de ninguna red social o por cualquier otro motivo. El caso, es que no es extrictamente necesario que uno use internet para tener una identidad digital, basta con que una persona suba una foto contigo para que dicha identidad sea creada. Yo no sabía nada de esto hasta que lo hemos tratado hoy en clase, no era consciente de qué era la identidad digital ni de que otra persona te podía crear una aún no teniendo tu consentimiento para ello. Por ejemplo, qué sentido tiene que mi madre no use internet para nada (no sabe ni como se enciende un ordenador, y no, no exagero) y porque yo suba una foto en la que aparezca ella, automáticamente mi madre pase a tener una Identidad Digital... es totalmente absurdo, y si la persona a la que otro "le crea la ID" no es consciente de ello o simplemente no da su consentimiento entonces qué pasa, ¿eso no es una especie de ciberdelito o algo? pues lo he buscado en diferentes páginas de internet, y resulta que no, otra cosa sería que la persona que te crea la identidad digital la usara con fines oscuros como: crear un perfil falso en cualquier red social, realizar comentarios en nombre de una tercera persona o usar tus datos para realizar cualquier acción... es decir, si se hiciera pasar por ti entonces sí se consideraría un ciberdelito, pues esa persona estaría suplantando tu identidad, pero si solamente sube una foto contigo no pasa nada, lo único que podrías hacer en caso de que no desees que esa foto sea de dominio público es DENUNCIAR dicha foto y esta sería eliminada al instante.

Lo que me preocupa es cómo hacerles ver a las generaciones que vienen detrás que es muy importante hacer un buen uso, un uso responsable, de internet y de todas las herramientas que este nos ofrece. Como bien dijo Ana en clase, debería existir una mayor responsabilidad social en las redes, los usuarios deberían estar más concienciados y deberían poder distinguir lo que está bien de lo que está mal. Algo no está funcionando como debiera si la nueva forma de hacerles la vida imposible a los niños/as es el ciberbullying, ya no bastaba con machacarlos en el colegio que ahora el acoso se extrapola al mundo virtual. Nosotros, como futuros pedagogos/as, tenemos que encontrar métodos o técnicas efectivas para intentar erradicar esta inconsciencia individual y colectiva que se ha adueñado de los seres humanos, creo que deberíamos poder inculcarles el respeto hacia sí mismos y hacia los demás, educarles en valores, fomentar la responsabilidad en todos los ámbitos de la vida, el pensamiento crítico y la autonomía. La única solución a este gran problema es la EDUCACIÓN.

Como dijo Freire (2009), Hay dos perspectivas para aproximarse al tema de la identidad digital y de Internet. Una es creer que la presencia virtual significa un peligro para la seguridad personal y, por tanto, convenir en que si un individuo no construye su identidad digital, una tercera persona puede suplantarla y pueden ocurrir hechos indeseables. La otra perspectiva es entender la construcción de la identidad en la red como una oportunidad de aprendizaje tanto personal como profesional dentro de la cultura informacional donde vivimos inmersos.

En conclusión, no estar en red es sinónimo de no existir, y el no estar tampoco es ninguna garantía de privacidad o de que tus datos no sean expuestos de forma pública, lo ideal sería gestionar de forma consciente y responsable nuestra actividad en la red, sabiendo distinguir en todo momento lo que deseamos que sea privado y lo que queremos que sea público.Debemos ser capaces de autogestionarnos por nosotros mismos y de tener el criterio suficiente para saber que todo aquello que decidamos publicar o compartir en internet va a tener unas repercusiones, y una vez lo subamos a la red no hay vuelta atrás. Debemos ser completamente conscientes de que cada acción conlleva una consecuencia.

 

Freire, Juan (2009b). "¿Las personas debemos tener identidad digital? Cómo construirla [Sesión web de la Generalitat de Catalunya]".Nómada: reflexiones personales e información sobre la sociedad y el conocimiento abierto. Recuperado de http://nomada.blogs.com/jfreire/2009/03/las-personas-debemos-tener-identidad-digital-cmo-construirla-sesin-web-de-la-generalitat-de-catalunya.html

Omatos Soria, A. y Cuevas, V. (2014). Identidad Digital. [Imagen] Disponible en: https://sites.google.com/site/tallerid11/_/rsrc/1308339920747/identidad-digital/Identidad%20Digital.png?width=650 [Consultado el 24 de Apr. de 2016].

 

Comentarios

  • Andrea Sarotti

    Hola Yas, estoy muy de acuerdo contigo. También me quedé con el dato de que la identidad digital te la pueden crear otros y no tú mismo/a. Realmente estamos expuestos todo el tiempo a Internet queramos o no pero creo que si tenemos una red social o un perfil en él, deberíamos ser más conscientes de los riesgos que esto conlleva. Creo que se habla muy poco acerca del manejo y de datos que realizan las empresas en las que nos inscribimos en Internet. 

    Las nuevas generaciones se están encontrando con nuevas formas de comunicación, de relacionarse y, por lo tanto, de todo lo bueno, deben surgir cosas malas y a partir de ahí comienzan con el ciberbullying y otro tipo de agresiones que se empiezan a extender entre los más jóvenes. Creo que debemos concienciar a la sociedad en general, muchos padres y madres no tienen ni idea de lo que hacen sus hijos e hijas en el ordenador ya que es algo que se sale de su ámbito de conocimiento. No hablo de máximo control pero sí de saber qué es lo que hacen o ven en los ordenadores, en sus móviles y otros tantos aparatos.