¿Realidad o ficción?

¿Realidad o ficción?
Por Karla Crespo Agra Comentarios (2)

Hola compañeros!

Os invito a relfexionar y comentar esta imagen que he encontrado por la red.

 

Comentarios

  • Noelia

    Esta imaxe amosa o dependentes que podemos chegar a ser da tecnoloxía, neste caso do móbil, ata o punto de non prestar atención ao que está ocorrendo ao noso redor. Esta situación obsérvase cada vez máis e a non ser que decidamos establecer uns límites, acabaremos todos como os personaxes da imaxe. Eu mesma vin esta semana como tres amigos entraban nun bar a tomar algo e dende que chegaron ata que marcharon estiveron sentados mirando cara o móbil sen manter unha conversación entre eles. É certo que eu tamén adoito mirar o móbil cada dous por tres, pero espero non chegar nunca ao punto de estar cunha persoa e non poder establecer unha conversación cara a cara por mor de estar pendente dun teléfono móbil.

  • Nerea Patiño Fontenla

    Tal y como indica nuestra compañera Noelia, en la imagen se puede apreciar a dos jóvenes dependientes de las nuevas tecnologías, en concreto, del teléfono móvil. En la sociedad actual, estamos a presenciar cada vez en mayor medida una adicción a estos nuevos aparatos tecnológicos, hasta el punto de poder hablar ya de nomofobia, que es la adicción propiamente dicha al móvil. En los tiempos que corren, lo más habitual es ir por la calle y ver a gente empleando dispositivos electrónicos indiscriminadamente. Sin duda, debemos establecer unos límites, si apreciamos que este tipo de aparatos nos impiden el desarrollo armónico de nuestro día a día. Aunque, considero que el teléfono móvil no nos impide la comunicación, sino que es más, genera una mayor comunicación, ya que nos permite permanecer en contacto constante con el mundo y formar parte del mundo globalizado en que vivimos. Pero, en mi opinión, debemos mantener también esas relaciones cara a cara y del día a día, puesto que es necesario saber un uso adecuado de nuestras habilidades sociales, actitudes, etc. 

    Esta nueva adicción, se genera por una serie de atributos que a los jóvenes y no tan jóvenes les produce atracción, entre ellas están: el mantenimiento de las relaciones interpersonales 3.0, la optimización de la comunicación con amistades el cualquier momento del día, la autonomía que nos permite tener respecto de los padres, así como a través de la red se genera un acceso a multitud de herramientas tecnológicas, nuevas aplicaciones, etc. De hecho, "las innovaciones tecnológicas asociadas con la computación y electrónica ejercen una fascinación especial en los adolescentes, (...), que también suelen adquirir destrezas implicadas en dichas aplicaciones con mayor rapidez que los adultos" (Chóliz, M. ,2009, p.76) . Además, es una nueva forma descubierta de participar del ocio en el tiempo libre. 

    Aún con todo, no cabe duda de que debemos establecer unos límites adaptados a las diferentes edades y no debemos dejar que nos invada hasta el punto de ser nuestra forma de vida. Debemos de generar una sociedad que sea consciente de lo que el empleo de estos dispositivos electrónicos supone, así como generar una sociedad que domine en mayor medida la competencia digital, pues eso implica ser consciente y consumir de manera crítica a través de los medios electrónicos, así como curarse en contenidos. 

     

    Referencias bibliográficas: 

    -Chóliz, M., Villanueva, V., Chóliz, M.C. (2009). Ellas, ellos y su móvil: Uso, abuso (¿y dependencia?) del teléfono móvil en la adolescencia. Revista Española de Drogodependencias, 34, (1), 74-88. Disponible en: http://www.aesed.com/descargas/revistas/v34n1_6.pdf