Contenidos de clase y Practicum I

Contenidos de clase y Practicum I
Por Alejandra Buceta

Durante mi periodo de prácticas estuve en el IESP de Ames en Bertamiráns dentro del departamento de orientación, tutorizada por una pedagoga que ejercía el cargo de orientadora del propio centro. A lo largo de mi formación en el instituto realicé diferentes y variadas actividades, pero pocas de ellas vinculadas con la materia que estamos cursando, por lo que la línea de unión que estableceré entre los conceptos de la materia y lo abordado en las prácticas será escasa.

En primer lugar, en cuanto a la utilización de dispositivos y aplicaciones digitales, estaba a disposición del departamento de orientación un ordenador en el que se revisaban documentos teóricos, se realizaban informes y se consultaban otros materiales, como fichas e historiales del alumnado e información significativa sobre estos. A pesar de todos las actividades y facilidades que ofrece, la herramienta que más se empleaba era la página del TEA Corrige, en la cual, una vez seleccionado el test que ejecutas, se introducen las respuestas de la prueba realizada por el alumnado y a continuación, esta herramienta analiza los resultados de esta, por lo que muestra los aspectos más significativos.

Así mismo, cada aula del centro contaba con componentes tecnológicos como son las pizarras digitales o proyectores, que se empleaban para entrar en el aula virtual, ver películas en horario de tutorías y, sobretodo, como soporte para poder dar clase de forma más dinámica e innovadora.

En segundo lugar, dentro de las cinco áreas de competencias digitales (explicadas en una de las sesiones de clase) puedo destacar dos de ellas, el área de creación de contenidos y el área de seguridad. En cuanto a la primera, la orientadora del centro se encargaba de diseñar presentaciones en power- point (que posteriormente exponía delante del curso pertinente),  también elaboraba informes sobre el alumnado, ejecutaba pactos de mediación entre los alumnos, y consultaba imágenes, vídeos y otras fuentes a través de material tecnológico. También hay que tener en cuenta el área de seguridad, puesto que estaba muy presente en todos los ámbitos que se trataban, ya que cada prueba que se ejecutaba debía estar acompañada de una protección rigurosa de los datos personales y de la información, tanto a la hora de realizar las tareas a mano como a la hora de pasarlas a una plataforma digital.

Por último, la charla llevada a cabo en una sesión expositiva también nos sirvió de apoyo para las prácticas, ya que acudieron tres profesionales (entre ellas una pedagoga de un centro educativo) y nos contaron sus experiencias y las vivencias dentro de los centros.