Tecnología y practicum

En relación con mi estadía en la Institución, considero que muchas cosas que hemos dado en la materia si se encuentran presentes, algunas de ellas podrían ser:

Por un lado, el uso de las tecnologías en las Aulas si que está presente en todas las clases cuentan con una pizarra, un ordenador y un proyector, dejando a un lado el uso de los encerados tradicionales (también presentes para profesores que se niegan a abandonarlos del todo). También se da importancia al uso de tablets, de las cuales encontramos una en cada nivel educativo. Los alumnos las tienen a su disposición por ejemplo para realizar trabajos, grabar vídeos, buscar noticias, etc., sin necesidad de tener una en sus casas o de llevarse el trabajo para las mismas. 

En relación a esto creo que se debería formar a los profesores en el uso de las tecnologías y las competencias digitales debido a que, muchos de ellos al ser algo mayores, no han recibido durante su vida formación sobre su uso y a algunos les cuesta más que a otros adaptarse a ellas. Esto podríamos relacionarlo con lo dado en clase acerca de los nativos digitales, donde cada vez más los niños adelantan a los profesores. Estar formados en estas competencias no solo les serviría a la hora de dar clase si no también de poder comunicarse fuera de horarios lectivos con compañeros, ex alumnos, etc., y así podrían verle también las ventajas y no solo las desventajas como muchos les ven. 

Hablando de nuevo de los trabajos y la tecnología en el centro, debería darse más importancia a que los niños aprendan a reflexionar sobre su propio trabajo, que aprendan a hacer trabajos cooperativos y hacer un anexo al final donde se pudiese saber si realmente han aprendido sobre lo que han trabajado.

En relación  con esto, creo que también se les debería enseñar a realizar correctamente una curación de contenidos, puesto que desde los centros educativos por lo general no se suele  enseñar a los niños a buscar una información verídica ni en más buscadores y/o páginas web que Google y la Wikipedia. Este hecho, en mi opinión, hace que desde pequeños aprendamos a realizar los trabajos de una forma muy metódica y sin salirnos de unas pautas preestablecidas que cuando llegamos a la Universidad, salvo que nos lo expliquen, vemos que no todas valen y que durante muchos años hemos realizado cosas mal. También habría que advertirles sobre la infoxicación (autenticidad, nivel de información, origen,...) que podemos sufrir si no realizamos una correcta selección de contenidos. 

Quizá a los más pequeños no, pero opino que, a los alumnos de Bachillerato, que pronto comenzarán su andadura en la Universidad o en el mundo laboral, y de los cursos finales de la ESO, serviría de enriquecimiento para ellos el tener una PLE y que aprendiesen a usarla de forma útil para los trabajos que vayan teniendo que realizar ya que es algo muy dinámico y que pueden adaptar a sus gustos personales e intereses y les serviría también para fuera del ámbito escolar. 

Por otro lado, teniendo en cuenta la infoxicación y que vivimos en una sociedad de la información, considero que se habla poco del peligro de las redes sociales a las que cada vez se accede antes sin un control parental que examine lo que sus hijos están haciendo. Muchas veces esto puede derivar en un ciberacoso que se puede trasladar a las aulas y crear un mal clima en el centro. Es por ello que creo que, aunque todos los años hay una charla a todos los cursos sobre RRSS, deberían darse más y quizá de otra manera más dinámica y participativa que no poniéndoles un PowerPoint sobre los peligros, ya que así no captan la atención del todo. Esta charla suele estar impartida desde el Dpt. de Policía y, aunque eso está bien, quizá debería contar con testimonios reales para hacerles ver la realidad desde otro punto de vista y que no es hablar por hablar la charla. Del mismo modo, los docentes también deberían estar formados sobre ello para poder actuar de manera adecuada cuando surja alguna problemática de este tipo sin necesidad de llegar a abrir protocolos de acoso o de andar mediando entre alumnos problemas que surgen fuera de las aulas pero que acaban afectando al centro.