La tecnología en la educación especial

La tecnología en la educación especial
Por Cristina López

La Educación Especial es aquella destinada a alumnos con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo, concepto que deriba del de Necesidades Educativas Especiales, a partir de la Ley marco del año 2006. Estas necesidades son debidas a sobredotación intelectual o discapacidades psíquicas, físicas o sensoriales. La Educación Especial la entendemos como un servicio de apoyo a la educación general que estudia de manera global los procesos de enseñanza-aprendizaje, y que se define por los apoyos especiales y necesarios, nunca por las limitaciones del alumnado, y siempre, con el fin de lograr el máximo desarrollo personal y social de las personas que presenten estas necesidades. Este concepto es más global y dinámico que en otras épocas.

1)     Integración física: clases de Educación Especial en el mismo lugar que la escuela ordinaria, pero con organización diferente e independiente, aunque se comparten espacios como el recreo y el comedor.

2)     Integración social: sigue suponiendo clases de Educación Social en la escuela ordinaria aunque se realizan algunas actividades comunes al resto de los alumnos.

3)     Integración funcional: es la forma más completa de integración; los alumnos con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo permanecen a tiempo más completo en las aulas ordinarias e incluso llegan a ser uno más en la dinámica del aula.

Actualmente, vivimos en un mundo globalizado, que está en constante transformación, donde cada día se crean nuevos recursos tecnológicos cada vez más desarrollados y modernos. Al hacer hincapié en el hecho de que la escuela no puede existir sin una conexión con el mundo, el profesor no puede ignorar los recursos tecnológicos existentes, sino enriquecer su práctica utilizándolos en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

La tecnología mediática revolucionó el mundo de las comunicaciones y de las informaciones. Dentro de este contexto, las alteraciones provocadas por las intermediaciones tecnológicas son innumerables. El profesor necesita ejecutar su capacidad de improvisación de administrar situaciones inesperadas que exigen habilidad, creatividad y eficacia, a fin de que su intervención sea operante y eficiente, ya que como docente tiene un importante papel dentro del proceso de integrar los recursos tecnológicos en clase. La intervención del profesor es necesaria pues los medios de comunicación, por si solos, la mayoría de las veces, no consiguen una interacción entre el conocimiento propuesto y el nuevo saber. Las tecnologías utilizadas en la educación constituyen, hoy día, un instrumento de un gran potencial, y a su vez, necesarios.

El ordenador resulta un instrumento utilizable por su “multi-funcionalidad”, para realizar varias tareas, lo que ofrece nuevas posibilidades permitiendo que la misma máquina sea utilizada para fines y actividades diferentes. Esa multifuncionalidad también facilita atender a las diferencias individuales de los usuarios. Así, el ordenador puede ser ajustado a las características y necesidades de las personas. Cosa que no puede ser posible en los materiales manuales, ya que estos no se adaptan a las características y peculariedades del alumno, si no que se ajustan a su contenido, lo que implica que no pueden ser utilizados por todos los alumnos por igual. Además, en el ordenador existen numerosas actividades lúdicas pero a su vez con un carácter educativo, lo cual complementa de una forma muy eficaz el temario de la escuela.

Documentos empleados:

Concepto de Educación Especial. WordPress. Recuperado de: https://liviarodriguez.wordpress.com/la-educacion-especial/concepto-de-educacion-especial/

María, C. & Miranda, A. (2007). Las tecnologías aplicadas a la educación especial integradora: la contribución del software educativo "Hércules y Jiló". Recuperado de: http://www.redalyc.org/pdf/1935/193517364007.pdf