Curiosa y llamativa forma de protesta por los recortes teniendo en cuenta las fechas que se avecinan pues la lotería de navidad está a la vuelta de la esquina.