El corazón tiene razones que la razón no entiende

El corazón tiene razones que la razón no entiende
Por Sandra Furelos Rial