Las cosas, han cambiado

Imagen para la reflexión, ¿qué te viene a la mente al verla?

¿ En qué te has fijado primero?... ¿en que ha adelgazado la pantalla o que ha engordado el personaje?

Personalmente mis ojos han ido primeramente a la pantalla, y este hecho, no es más que otro pequeño detalle de cómo nos han influído las nuevas tecnologías,en este caso la televisión,en nuestras vidas.

Si esto fuese una tira de cómic, ¿ cúal sería la siguiente viñeta?, ¿un robot viendo una imagen virtual quizás?

Está más que claro que las nuevas tecnologías nos han influído en muchos aspectos, y en especial la televisión. La telivisión en concreto, ha cambiado mucho su formato. Hemos pasado de una programación digamos más formativa y educativa hacia otra que apuesta por el entretenimiento, el ocio y la diversión sin importar su contenido. Antes la programación estaba compuesta por noticias, películas y alguna serie o programa además de dibujos y programas educativos. Actualmente, vivimos de los programas de noticias, actualidad, y cotilleos por las mañanas; de las noticias al mediodía; de las series, programas de corazón, concursos televisivos y dibujos por las tardes; y de los reallitys, programas de famosos, peliculas y más programas del corazón con debates infinitos por las noches.

 

¿Qué os incita a comentar esta foto? Espero vuestras respuestas ;)

Comentarios

  • Sara Cancelo Pereiro

    jajajaja!!!Muy buena imagen Brais!!Aunque el del 2011 debe ser el prototipo americano, ya que en España yo creo que la mayoría ha adelgazado tanto como las teles (con tanto apretarse el cinturón estos últimos años)!

    Estoy de acuerdo en que la evolución de la televisión (tanto tecnológica y estética, como de programación) tiene una gran influencia en las personas. Pero sobre todo se me viene a la cabeza el hecho de que entre los 90  a la actualidad han pasado muchísimos modelos de teles, que en poco tiempo se quedaban obsoletas y “obligaba” a los consumidores a comprar otra nueva (y nuestra tan lógica sociedad iba en masa a comprarla).