Tan distintos y tan iguales

Por mucho tiempo que pase, el ser humano sigue siendo un animal de costumbres. 

Esto me recuerda a que cada vez que el mando de la televisión no funciona como pretendemos nos dedicamos a apretar más fuerte la tecla que queremos.

Comentarios