NOT HAPPY

Me encantó esta imagen que vi por internet y me ha hecho reflexionar mucho. Por más que tengamos, esto no nos aporta una mayor felicidad ni calidad de vida, si no que en muchos casos nos crean nuevas necesidades que nos vuelven igualmente infelices. Actualmente, nuestras necesidades y demandas son muy diferentes a las de nuestros padres con nuestra edad, por lo que se me antoja como principal conclusión que el tener estos avances lo que nos hace es depender de ellos y generarnos la necesidad de poseerlos, al vernos incapaces de solventar muchas situaciones sin los mismos. Creo que antes de demandar ciertas innovaciones debemos valorar su necesidad, si esta es real o creada y nuestra posición ante la misma, generando un uso que la cubra y nos aporte una calidad de vida real. 

Comentarios

  • Brais Corral Otero

    Muy buena imagen Sara, sin duda refleja una gran verdad. Por mucho que avancemos en la tecnología, seguimos haciéndolo sin responder a las necesidades básicas de la persona, y por si fuera poco como bien apuntas, creamos nuevas necesidades que debido a la dependencia que nos crean, pasan a estar por encima de las que de verdad deberían importarnos.

  • Enelina

    Estoy de acuerdo contigo y esto se podría relacionar con la película Ciudadano Kane, ya que aunque una persona tenga muchos bienes materiales, o como en este caso tecnológicos no implica que por ello sea más feliz que uno que tiene menos o que incluso no tiene ninguno.

     

    Un saludo 

  • Talia Rodriguez Arribas

    Muy buena imagen. Además demuestra totalmente como somos la mayoría de las personas cuanto más tenemos más queremos; y ya no solo hablando de tecnología sino en casi todos los ámbitos de la vida. El problema a veces es ese, que nos crean necesidades que no tenemos y como consecuencia vivimos por encima de nuestras posibilidades. 

    Todo va cambiando demasiado, yo me acuerdo que cuando era pequeña solo tenía la game boy color, pero me pasaba el tiempo jugando fuera con mis amigos y ahora los niños eso lo cambian por jugan con su ipad (que la mayoría de ellos tienen y no tienen la necesidad de tener un ipad con seis años, por ejemplo)