Vademecum

         La tecnología está realizando una función esencial que nos concierne a todos, “la educativa” y como dije en mis entradas anteriores, partiendo de la necesidad de una buena gestión de ello, es esencial ir conociendo a lo que nos enfrentamos cuando hablamos de nuevas formas de aprender. Nada más lejos que los teléfonos móviles y la oferta existente de aplicaciones puede ser un campo a estudiar.  

      A día de hoy, se puede considerar a las aplicaciones móviles una verdadera fuente de conocimiento. En España se descargan un millón y medio de aplicaciones móviles al día. Siendo muchas de ellas, aplicaciones consideradas formativas.

         Aquí os presento un ejemplo,  “Vademecum” una aplicación para móviles que puede proporcionar información sobre los productos farmacológicos comercializados en España, así como los nombres de otros medicamentos de más de veinte países extranjeros. Se trata de una aplicación diseñada especialmente para iPhone y iPod Touch, su precio ronda los veinte euros y las actualizaciones periódicas son gratuitas. También existen otras más sencillas disponibles en AppStores a coste cero, pero no se garantiza el rigor necesario para cuestiones de salud como en las anteriores.

        Con el Vademecun se puede buscar información farmacológica a partir de: Indicación terapéutica, principio activo, nombres de medicamentos, equivalencias internacionales, etc. Al ser aplicación de móvil es accesible en cualquier momento, pero su mayor ventaja es la base informativa actualizada que proporciona sobre los medicamentos. Siendo pues un medio de apertura de conocimiento disponible para cualquier usuario dedicado a este ámbito profesional. Ya que como confirma sus “términos de uso”:

Esta aplicación va dirigida a profesionales de la salud y nunca debe utilizarse como sustituto a la consulta con un médico. Las decisiones clínicas son de exclusiva responsabilidad del médico encargado del tratamiento. La Editorial ha puesto el máximo cuidado en la verificación de los datos y su transcripción. No obstante siempre existe la posibilidad de errores inadvertidos.”

      Sin embargo tenemos una base de datos más abierta al público donde todos podemos hacer consultas informativas; su página web. Aquí os la dejo:  http://www.vademecum.es/medicamentos-a_1 Como podéis ver, no solo tenemos información sobre medicamentos, sino sobre enfermedades, noticias, interacciones entre profesionales y usuarios, etc.

            

Comentarios

  • Enelina

    Que interesante información presentas, pois eu non tiña coñecemento da existencia dunha aplicación así, pero creo que pode ser útil para consultar algo sobre algún fármaco nun momento concreto.

     

    Un saudo

  • Patricia Romero Rey

    Creo que si sería unha boa aplicación, como ben ti expós,  pero creo que fomenta as desigualdades, posto que é unha aplicación deseñada para un tipo específico de móbiles, deixando á marxe o resto da sociedade que pose outra marca de teléfono. Por outra parte, o prezo paréceme algo excesivo a verdade, e estaríamos nunha situación similar, pois aquelas persoas que non poidan costearse isto, quedarían relegadas.

    Polo resto, si sería unha gran innovación, pero como ti dis sempre contando a maiores coa opinión de expertos en saúde, e non como substitución.

  • MartaValcarcelRubinos

    Sí, creo que puede ser un ejemplo de innovación tecnología que genera desigualdades.Ya tenemos hablado de ello en blogs, se trata de una de las incógnitas del futuro tecnológico. Pero en verdad también puede ocurrir que esto sea así al principio y luego se vaya aportando a cualquier tipología de móvil. Al  igual que ocurrió con el "Whatsapp" que comenzo a generalizarse a través de las Blackberrys, disponiendo ahora de esta aplicación la mayoría de los móviles, de forma más o menos asequible (puede que ocurra lo mismo con este tipo de aplicaciones formativas).