Infoxicación o sobrecarga informativa

En uno de mis blogs he hablado de la sociedad de la información exponiendo sus características, y uno de ellas era la infoxicación. Es decir, la sobreabundancia de información, lo que hace que muchas veces no seamos capaces de leer toda la información para estar al día, para hacer un trabajo o para tomar determinadas decisiones.

En una noticia emitida por Jaime Dueñas,” Infoxicación: un mal necesario”, se hace una serie de preguntas acerca de este fenómeno a Enrique Dans el que afirma “El usuario medio no se queja de infoxicación, bendice las posibilidades que ahora tiene para acceder a la información”.

Las preguntas son interesantes ya que tratan desde qué es y cómo se puede definir la infoxicación, cómo influyen las TICS en el mismo, si tiene que ver sólo con la cantidad o con la calidad, etc. Así pues os dejo el enlace de la noticia por si os interesa leerla (http://latam.blogs.ie.edu/files/2010/10/Enrique-Dans_Infoxicación.pdf )

Ahora me gustaría dar mi opinión al respecto, ya que coincido con la cita que antes expuse de Enrique Dans. Pues no se trata de la cantidad de la información a la que estamos expuestos cada día, ya que esto nos ofrece mayores posibilidades de aumentar nuestros saberes y difundir más nuestro autoconocimiento, sino que se trata de la manera en que manejamos la información. Tenemos que tener claro lo que buscamos para aprender a distinguir entre aquello que nos sirve y aquello que desechamos a la papelera, aquello que es válido y aquello otro que es inválido o inviable.

Y para eso hay que enseñar a buscar la información, hay que enseñar a diferirla y hay que enseñar los códigos que nos permiten conseguir una mayor fiabilidad y validad de lo que visitamos o leemos. Así, para ello es necesario que desenvolvamos ciertas capacidades específicas como la crítica, la opinión, la contrastación, el intercambio…todo ello es necesario para hacer que la infoxicación no entre en nosotros de manera que haga aquello bueno (cantidad de información) en algo malo.

Comentarios

  • Jesus Segura Rodriguez

    Muy cierto! Algunos autores afirman que esto es producto de una posición infocentrista, la cual llega a ser considerada como un "pecado capital pedagógico". La gestión de la información es un handicap a día de hoy, tanto para docentes, planificadores, como para el mismo alumnado.