QUE PIENSA LA GENTE SOBRE LA BECA ERASMUS

QUE PIENSA LA GENTE SOBRE LA BECA ERASMUS
Por Sila

Estudiantes encerrados en España

La cantidad económica de la beca no es suficiente

Jesús Torrado, Sígueme en @JesusTC89. 14/11/2013 |13:24 h.

  • 3 comentarios
  • A

Alumnos de la UCM

 

 

Adela Rodríguez estudia quinto de Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad Complutense de Madrid y vio trucando su sueño de vivir en Roma, con una beca Erasmus por temas económicos. “Me daban unos 100 euros a los tres meses y decidí rechazarla porque no podía permitirme una estancia, ni pagarme nada y preferí mejor, una vez acabe la carrera, irme y trabajar fuera porque la ayuda que dan es totalmente insuficiente. Suponía un mínimo de 700 euros al mes en alojamiento y yo no quería que mis padres me mantuvieran fuera” cuenta Adela a ESTRELLA DIGITAL.

El principal problema de todos los estudiantes que se quieren ir fuera, es que tienen que mantenerse durante los primeros meses sin ninguna ayuda oficial, bien con sus ahorros, bien con la ayuda de los padres. “Te tienes que pagar los primeros meses de estancia, hasta enero no te dan el dinero. Yo calculé que se me iba en los primeros meses todo lo que había ahorrado trabajando. En los tres primeros meses me gastaba todo el dinero y no iba a disfrutar de mi estancia en otro país” relata Gabriel Delgado que también estudia Publicidad en la UCM.

En la misma línea se expresa Leticia Teixera, estudiante de cuarto de Filosofía. Ella también critica la falta de ayuda en los primeros meses puesto que son los más importantes. “La subvención económica te la dan enero. Te lo tienes que pagar de tu dinero o de la forma que puedas, si no es inviable económicamente”.

Me daban unos 100 euros a los tres meses y decidí rechazarla

Andrés Escudero, estudia Comunicación audiovisual en la Facultad de Ciencias de la Información de la Complutense, él decidió no irse de Erasmus y esperar otro año más para “ver si mejora un poco la situación”. Escudero piensa que ahora es mucho más difícil disfrutar de una beca de este tipo: “Si ya de por si es un gasto considerable, porque en Erasmus no puedes ahorrar de ninguna manera y es más bien un gasto, ahora lo es mayor, los impedimentos son mayores”.

La solución para muchos estudiantes es trabajar, como Jaime Fernández, otro publicista de la UCM: “Tuve que buscarme un trabajo allí, lo que hacemos todos. Es mucho más complicado porque llegas a un país extranjero, tienes que estudiar inglés y trabajar. Todo se hace más difícil, pero no te queda otra opción porque con una ayuda de 150 euros al mes no se llega a ningún sitio.”

Parece que todos los estudiantes coinciden en identificar suprincipal impedimento: el dinero. “Si te vas es porque sabes que tienes otra fuente de sustento aquí en España, ya sean tus padres, tus ahorros. Los que no tienen dinero, sencillamente no pueden irse”, explica Rocío Diago, también estudiante de Publicidad, a ESTRELLA DIGITAL.

Aunque no es el único, si hay una persona en el punto de mira de estos jóvenes, ese es el Ministro José Ignacio Wert del que opinan que “además de ser mala persona, es un mentiroso” y lo ven como el principal responsable: “Wert es un demagogo, no es consciente de la posibilidad tan grande que nos da a los estudiantes estar un año en otro país, ya no solo a nivel cultural sino también por estudiar otra lengua y recortar precisamente en las becas Erasmus es un error”, asegura Leticia.

Wert, además de ser mala persona, es un mentiroso

Jaime va un poco más allá: “El sistema está intentando que sólo la gente que tenga dinero pueda hacer todo ese tipo de cosas y que solo ellos puedan conseguir los puestos más importantes. Sin dinero no se va a ningún sitio y la gente que vale, no es siempre la que tiene dinero”.

Andrés ya ve incluso más factible aparcar la beca y marcharse,una vez acabados los estudios, a trabajar fuera:“Igual me voy a hacer prácticas que a lo mejor cuentan más que un año estudiando en otro país”.

Aunque si hay algo que repudian los estudiantes españoles es lo mal que se está gestionando todo lo relacionado con su formación y dejan bastante claro que no están de acuerdo con la política del Gobierno, sobre todo en materia de educación. Pero hay una cosa que tienen clara: “Si la gente cree que esto está ya es lo peor que podía pasar, que esperen puesto que estamos convencidos de que lo peor aún está por llegar".