Que cansancio...

Al igual que como alumnos llegamos desgastados al final de cuatrimestre, hay que ser consciente del desgaste que el tiempo y las cargas producen en los docentes, sobre todo los que, como hemos visto, se tienen que enfrentar a una realidad mucho más complicada de la que en ocasiones se intenta hacer ver. Como sabemos, los profesores se enfrentan a un nuevo curso con unos objetivos claros, y durante el trascurso del curso este debe adaptarse y ser flexible, incluso no llegando a cumplirlos y sintiéndose frustrado y cansado.

Por ello, como vimos en diferentes ocasiones, debe promoverse el trabajar en ambientes colaborativos y donde el docente se sienta apoyado y respaldado. Así mismo, se debe enseñar a los docentes a seguir motivados y no se dejen llevar por los problemas o conflictos que puedan aparecer.