Historial

2. Sinopsis.: Revisión

2. Sinopsis.

Última actualización de en Belén Quintana Río

Antes de adentrarme profundamente en el desarrollo del e-portafolio, creo que es preciso incluir un apartado de Sinopsis, donde muestro un pequeño resumen de la obra, para todos aquellos que no la hayáis leído o, por defecto, visto su adaptación cinematográfica en la gran pantalla.

La historia comienza con su protagonista dentro de un ascensor subterráneo, desconcertado sin saber qué hace allí. Al llegar a la superficie se encuentra con varios chicos que, al igual que él, han ido llegando cada mes en ese elevador acompañados de provisiones, sin memoria y sin saber el por qué. Le explican que en un par de días, como mucho, recordará su nombre (solo eso de su pasada vida). Continúan informándole que se encuentra en el Claro, una amplia área verdosa llena de vegetación que está rodeada por un unos altos muros de piedra. Le aclaran que la única forma de poder escapar es mediante un laberinto que se encuentra detrás de esos muros. Llevan años intentándolo, pero la estructura del laberinto cambia cada noche además, en él  hay peligrosas criaturas, los laceradores, cuyo picotazo hace que pierdas la cabeza.

Van pasando los días. En uno de ellos,  todos los clarenses se muestran preocupados porque los corredores (aquellas personas que recorren el laberinto cada día para estudiarlo y buscar una salida) no habían llegado faltando muy poco para la caída de la noche y que sus puertas se cerrasen. Comenzando a cerrarse las puertas, ven que uno de sus corredores viene herido, causa de un picotazo de lacerador, y que le será imposible llegar a tiempo a la salida del laberinto. Thomas, decidido en ayudar, se adentra en él, convirtiéndose en el primer hombre que sobrevive a una noche en sus adentros y mata a uno de sus monstruos.  Al día siguiente, mientras el corredor herido trata de sobrevivir, el ascensor vuelve a subir trayendo consigo a una chica (al igual que el resto, sin memoria) con dos cápsulas que contienen el antídoto a las picaduras de laceradores. Es entonces, cuando Thomas decide convertirse en corredor, no queriendo darse por vencido ni renunciar a una salida.

 En una de sus múltiples ocasiones de recorrer el laberinto, Thomas y otro corredor, encuentran una posible salida en uno de sus sectores, por lo que tratan de convencer al resto de clarienses  de que los acompañen y luchen por llegar hasta ella. Son muy pocos los que se niegan a abandonar el Claro, afirmando que es su hogar, y una gran cantidad los que deciden que merece la pena entrar en ese laberinto y luchar por conseguir salir de él.

Evitando hacer un Spoiler final, y siendo hasta esta parte de la historia suficiente para establecer una metáfora con mi paso por la asignatura de Tecnología Educativa, no voy a contar el desenlace de la obra animándoos a descubrirlo por vosotros mismos (jaja).