Historial

6. La copa del árbol: Revisión

6. La copa del árbol

Última actualización de en Carlota Rodríguez

En este proceso de aprendizaje de la materia de Tecnología Educativa, considero que alcanzo la copa del árbol después de finalizar las sesiones expositivas e interactivas y continuar con el proceso de una forma completamente autónoma, añadiendo entradas a mi perfil. Como he dicho anteriormente, estas entradas se han desviado claramente hacia el centro de interés que he desarrollado a lo largo de todo el proceso, las redes sociales y las aplicaciones informáticas. 

De ahí que las entradas que incluya en esta fase del árbol del conocimiento sean las siguientes: El 15M y las Redes Sociales, Cárcel vía Twitter y Anonymous

Así mismo, destaco que las ramificaciones y el florecimiento de los frutos del árbol han ido evolucionando por sí solos, es decir, no había planificado inicialmente seguir esta estructura, pero he caído en la cuenta en esta fase del proceso de que analizando mis entradas, se pueden observar claramente estas tres tendencias. Además, escribiendo sobre ello, es todavía más evidente la forma que ha tomado el proceso y la manera en la que ha ido evolucionando, lo que me satisface enormemente, ya que inicialmente poseía un suelo árido como para dar lugar a esta fantástica plantación.

De nuevo, este proceso de aprendizaje no hubiese sido posible sin el agua, encargada de regar periódicamente mi árbol, agua aportada por las profesoras y por mis compañeros y compañeras. En este sentido, destacar que al comienzo del proceso consideraba realmente tedioso el hecho de leer y comentar las entradas de mis compañeros y compañeras, ya que, pese a que sus entradas estuviesen muy bien elaboradas, las temáticas no me resultaban interesantes.

No obstante, ellos y ellas mismas también han evolucionado en este sentido y han conseguido que yo también me interesase por las cuestiones que trataban en sus publicaciones, cosa que no es fácil por mi inicial desinterés.

Además de todo ello, me gustaría añadir aquí una imagen que ejemplificase la finalidad y la totalidad del proceso de aprendizaje: 

Mi árbol de aprendizaje

Aquí es observable la continuidad y la totalidad del proceso de aprendizaje, con sus ramificaciones y sus fructificaciones, con las tres grandes ramas claramente delimitadas, pero guardando una relación estrecha entre ellas, como lo hacen las reales ramas de un árbol.