Al volver la vista atrás: Revisión

Al volver la vista atrás

Última actualización de en Antela

Al andar se hace el camino

y al volver la vista atrás

se ve la senda que nunca 

se ha de volver a pisar

Estamos ya casi llegando al final del camino y, como suele pasar en estos casos, sentimos el impulso de darnos la vuelta y vislumbrar todo el camino recorrido que, a estas alturas, ya es mucho. De esta forma, nos damos cuenta de todo lo que hemos avanzado, de todo lo que hemos aprendido. 

En las últimas semanas, terminamos nuestro recorrido por la materia hablando sobre los la identidad digital en los niños pequeños, los llamados "huérfanos digitales", los peligros que acechan en las redes como el sexting, el cyberbulling, la tecnoadicción, etc; peligros sobre los que la mayoría de nosotros ha escuchado hablar alguna vez pero que parece que a todos nos parecen demasiado lejanos o irreales para tomarlos en serio. 

Este era un tema del que yo ya había publicado algún blog y escrito algún comentario, pero estos nuevos conocimientos recién aportados me incitaron a girar la cabeza y echar un ojo a todo lo que había dejado en el camino de mi proceso de aprendizaje. Así, recuperando algunas de mis antiguas entradas como la de los niños y las tablets o la dedicada a las redes sociales y la legislación, además de algunos antiguos comentarios como que había escrito en blogs de otros compañeros, como es el caso de uno de los primeros blogs en los que comenté, titulado El uso temprano de la tecnología, en el que se hablaba de la facilidad con la que los niños aprenden a manejar las nuevas tecnologías; hice una entrada llamada La generación de los huérfanos digitales, profundizando más en esta temática, relacionando todo lo que había aprendido anteriormente.

De la misma forma, para poder comprender, interiorizar y profundizar en los últimos contenidos de la asignatura, como fueron los referentes a las políticas educativas y los recursos y softwares educativos, me hicieron recoger algunos de mis viejos posts como el que trataba sobre el Libro Digital o algunos viejos comentarios como el que había escrito en el blog de una de nuestras compañeras ¿Medios digitales dentro de la escuela?. Al igual que en el caso anterior, recogiendo los conocimientos trabajados en estos posts y comentarios y buscando información y leyendo nuevos posts que habían publicado en el blog recientemente sobre el tema, como uno sobre Propuestas electorales en el que comenté;  escribí una entrada sobre Las sombras detrás de la Escuela 2.0 , en la que ahondaba en alguna de los ámbitos y reflexiones que ya había tratado otras veces como la influencia de las nuevas tecnologías en el aula, su uso más o menos adecuado, su repercusión en la comunidad escolar etc.

Así, comprendí que, cuando estás ya en la etapa final, cuando casi llegas a tu destino, es bueno echar un ojo a lo que dejas a tus espaldas ya que, aunque "al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar", es decir, que el camino que has recorrido no puedes deshacerlo, lo que has hecho, lo que has vivido, no puedes eliminarlo ni, tal vez, modificarlo; pero siempre estará ahí, actuando como tu soporte para que sigas avanzando, siendo la prueba de que has aprendido algo nuevo, estando a tu disposición si en algún momento lo necesitas para mejorar. Por eso, ahora que he llegado casi al final del camino, me doy cuenta de lo importante que es el recorrido, lo que recibes mientras lo haces y lo que dejas atrás; el sendero que dejas atrás simboliza tu proceso de aprendizaje que, al fin y al cabo, es lo realmente importante en el ámbito educativo.