Pablo Rivas Díaz

En tres palabras me definiría como una persona sociable, paciente y tenaz

Historial

8. Nuestra primera parada: Revisión

8. Nuestra primera parada

Última actualización de en Pablo Rivas Díaz

Al llegar a nuestra primera parada, visitar sus lugares de interés, cenar y descansar hasta el día siguiente, nos vino a saludar el director del instituto de educación secundaria de la villa y a darnos la bienvenida. Fueron muy hospitalarios con nosotros, nos invitaron a unos pinchos y él nos habló de un tema educativo de su centro muy interesante para nosotros: la diversidad.

image

Nos comentó que ve como algo necesario que la escuela dé respuesta a la diversidad. “La educación inclusiva es un derecho que corresponde a todos los niños/as por igual, no sólo para aquellos de necesidades educativas especiales (NEE). La inclusión es una apuesta del propio colegio a acoger a toda la diversidad de niños/as en general, sin hacer ningún tipo de exclusión ni por motivos de discriminación entre los distintos tipos de necesidades, ni por motivos relativos a las posibilidades que ofrece el centro. La educación inclusiva respeta el derecho a ser diferente y valora la diversidad, potenciando una educación multicultural”. 

Y nos esquematizó brevemente, ya que no pretendía aburrir a los alumnos, unas breves ideas de las posturas que estaban a tener en cuenta:

Para una escuela inclusiva se deberían llevar a cabo, entre otras, las siguientes:

- Educación intercultural

- Educación para la convivencia y para la paz

- Educación para la equidad en el medio desfavorecido

- Educación para superar las barreras de aprendizaje en las necesidades educativas especiales

La escuela inclusiva se construye sobre la participación de todos los agentes educativos que en ella se encuentran. Se considera el proceso de aprendizaje del alumnado como la consecuencia de su inclusión en el centro escolar. Aparece una dimensión educativa cuyo objetivo es superar las barreras con las que algunos alumnos se encuentran en ese período escolar. Con la escuela inclusiva se trata de lograr el reconocimiento del derecho que todos tienen tanto a ser reconocidos como a reconocerse a si mismos como miembros de la comunidad educativa a la que pertenecen, cualquiera que sea su cultura, ideología, discapacidad física…

Los niños/as que padecen enfermedades crónicas presentan una gran variedad de problemas que afectan de diferentes maneras a sus necesidades educativas. Algunas discapacidades serán permanentes mientras que otras simplemente serán transitorias. Las necesidades educativas pueden atenderse en el aula con la ayuda necesaria, en un hospital o en la propia casa del alumno. La atención educativa debe ser parte integral del programa de tratamiento médico y construir una labor compartida de los padres y madres, profesores y personal sanitario, dado que la continuidad escolar del niño transmite un claro mensaje esperanzador en el futuro; y, al mismo tiempo, una atención educativa integral va a permitirle desarrollar unas habilidades sociales y cognitivas. Es imprescindible contar con un programa hospital/escuela bien definido y organizado.

La organización de los servicios de atención integral de los niños con enfermedades crónicas debe responder a los principios defendidos por la escuela inclusiva: innovadora, orientada al consumidor, cooperativa e integradora de todos los servicios comunitarios que atiendan a estos niños en todas sus facetas.

Los profesionales están a desarrollar nuevas destrezas para enfrentarse a la resolución de los problemas en un medio tan complejo, mientras que la familia y el propio niño deben de tener una activa participación en los programas de tratamiento. La educación de estos niños debe ser en todo momento una labor compartida en conjunto por los padres o tutores, profesores y médicos, y para esto se debe establecer una buena y grata comunicación entre la familia, la escuela y el centro hospitalario.

El niño con este tipo de enfermedades crónicas se debe incorporar lo más pronto que se pueda al colegio para que recobre de manera más rápida el equilibrio y la autoestima que tendría perdidos como consecuencia del trauma emocional producido por la enfermedad.

El papel fundamental de los maestros en estos casos es el de realizar adaptaciones curriculares necesarias y conseguir que el resto de sus alumnos acepten al niño con necesidades educativas especiales.

image

Y con toda esta información en nuestra cabeza nos dispusimos a irnos a cama a descansar para prepararnos para la siguiente etapa, ya que mañana será un día largo de caminata y nuevas experiencias.