Historial

1.2.1. Asesoramiento educativo: Revisión

1.2.1. Asesoramiento educativo

Última actualización de en María Arenas

      Dentro del campo del asesoramiento, y situándonos en la materia que estamos cursando ("Asesoramiento curricular a centros y profesores"), me parece necesario pararnos en el concepto de "asesoramiento educativo". Y en este ámbito, me ha resultado de gran interés la lectura de este texto de Murillo, P. (2004), en el que trata diversidad de cuestiones relacionadas con el asesoramiento en el contexto de las instituciones educativas.

 

Estrategias centradas en el asesoramiento para la innovación

       Así, en relación con la definición del término, podemos ver que existe una falta de unanimidad tanto a la hora de definir el asesoramiento como las funciones inherentes al mismo. No obstante, podemos señalar, siguiendo a Rodríguez Moreno las notas esenciales que le otorgan su especificidad en la enseñanza partiendo de las definiciones de varios autores:

- Proceso de ayuda y apoyo.image

- Orientado hacia el cambio o la mejora.

- La responsabilidad recae en los asesorados.

- La pericia del agente de apoyo.

- La credibilidad del agente de apoyo.

- La colegialidad.

 (Rodríguez Moreno, 1992:11; cit. por Murillo, P. 2004).

      Finalmente, decir que en el terreno del asesoramiento educativo es fundamental tener una mirada crítica. Así, me parece importante extraer del texto la siguiente reflexión:

   "La caracterización del asesoramiento en la enseñanza es algo complejo y con gran variedad de alternativas y campos de influencia(...)  Además, estamos de acuerdo con Parrilla (1998) en que el modo más tradicional de trabajar en la enseñanza, (...), fragmenta en parcelas profesionales la responsabilidad educativa, situando al docente en una posición que limita su ámbito de acción al aula o a la disciplina que imparte. El contacto pedagógico con otros profesores queda relegado a tareas administrativas y resultan habituales las situaciones en que se suele estar en desacuerdo con el trabajo que realizan los asesores, quienes a su vez, frecuentemente, se encuentran insatisfechos del mismo, sobre todo de la desconexión y la situación de aislamiento con que deben abordarlo. Por otro lado, cuando se trata de asesoramiento que proviene desde el interior del centro, suele aflorar la falta de credibilidad de sus responsables ante el resto de los compañeros. Esta situación, común en los momentos actuales, plantea la necesidad de una toma de postura crítica sobre la concepción, y metodología, del asesoramiento que le haga salir de la práctica profesional aislada en que se encuentra inmerso, y se reoriente hacia la construcción de diseños y desarrollos de proyectos formativos que, basados en la colaboración como estrategia válida y sensible a las demandas de los centros, marquen la línea de trabajo a seguir".