7.Conclusión: Revisión

7.Conclusión

Última actualización de en Laura Rial Bouzas
La pequeña semilla se ha transformado en un árbol, un árbol fuerte, que es capaz de adaptarse a los cambios de estación, contraponerse a la fuerza del viento.
 
La semilla logró salir de su aislamiento, como fruto de ese proceso de reflexión y  construcción de conocimiento propio nace un ser totalmente diferente al que era en un principio. 
 
Un ser vivo magestuoso lleno de esperanza en el futuro y de ilusión, deseoso de aplicar todo aquello que aprendió, de compartilo con otros árboles, que aún están por formar, árboles a los que les faltan ramas, árboles que se sienten inseguros y que necesitan apoyo o recursos.
 
El árbol ya es capaz de valerse por sí mismo, aunque por supuesto, va a seguir necesitando de la sombra y el cobijo de otros, y luego de todo este proceso, es todavía más consciente de ello. 
 
Ahora es un árbol nuevo, decidido y con expectativas puestas en descubrir nuevas realidadades que le permiten continúar aprendiendo, incrementando sus ramas y sus hojas.
 
El árbol es consciente de que el camino que tuvo que seguir para llegar a convertirse en lo que ahora es, no fue ni mucho menos fácil, y a pesar de no llegar a alcanzar todos aquellos objetivos que se propuso en un principio; se siente orgulloso de lo realizado y dispuesta a tratar de mejorarlo día a día, aprendiendo de los errores cometidos.
 
El árbol considera que el tiempo dedicado a su crecimiento fue adecuado, así como el empeño; y promete  no bajar la guardia ni un minuto continuará formándose, indagando, y perfeccionandose; a pesar de los obstáculos e impedimentos que se le presenten en el  camino.
 
Con todo esto, quiero decir que el árbol de la vida no permanecerá pasivo ante la realidad en la que se encuentra, el equipaje que lleva en su interior, le permíte ahora sacar el lado positivo y el negativo de lo que se le presenta; comprende que ya nada es blanco o negro; sino que lo que predomina es el gris.
 
La formación y experiencia adquirida, le va  a permitir ser autónoma, independiente, observadora, constante, espontánea, curiosa, analítica y decidida; pero sin los demás árboles, este árbol  que soy yo, no sería nada.
 
De esta forma todas las ideas, pensamientos y puntos de vista expresados por los compañeros, así como los mios propios y los de la profesora Lourdes Montero, mis experiencias y los tropiezos del camino han permitido la creación de este e-portafolio.
 
En un ambiente de clases interactivas y expositivas en las que se generó un clima más que positivo, de intercambio de saberes, y de planteamiento de dudas y resolución conjunta.La metodología empleada no ha podido ser más pedagógica, basada en un modelo educativo abierto, flexible, participativo e innovador. Todos los días resultaban diferentes, todos ellos te ivas con algo nuevo a casa.
 
Sin más, solo queda despedirme y hacerlo con el compromiso de continuar aprendiendo y llevando los aprendizajes adquiridos en esta materia allá donde vaya.
 
 image