Historial

2: ENCHUFE DE CONEXIONES COMO VÍA HACIA LA ALFABETIZACIÓN INFORMACIONAL: Revisión

2: ENCHUFE DE CONEXIONES COMO VÍA HACIA LA ALFABETIZACIÓN INFORMACIONAL

Última actualización de en Lorena Garcia Pazos

 

 VÍA HACIA LA ALFABETIZACIÓN INFORMACIONAL:

ENCHUFE DE CONEXIONES

En el inicio de mi andadura por el Stellae, para adentrarme en el contenido de esta materia, “Tecnología Educativa” comencé a cuestionarme sobre el sentido que  ésta misma  tiene para nosotros,  como alumnos estudiantes de  tercer grado de pedagogía, en nuestra formación durante la carrera y, por tanto, la relevancia que esta tiene para nuestro futuro profesional como pedagogos.

 

Las primeras entradas publicadas en el blog marcan mi hilo conductor hacia la importancia de la alfabetización informacional, así referida en el título a este cierre o etapa final del proceso de aprendizaje desarrollado a través de mi interacción e implicación en la Red Social del Grupo de Investigación Stellae con el nombre específico de Mi viaje infinito hacia la alfabetización informacional”.

 

Y para ello, dediqué una de mis primeras entradas en mi blog destinada al estudio del término tecnología así como su relación con otros conceptos, de los que la profesora, Adriana Gewerc Barujel, mencionó en la primera clase expositiva: las TIC y lo que a estas concierne propiamente, la tecnología educativa:

 

Tecnología. Trasformación de Información en Conocimiento."Learning by doing"

 

Con esta entrada pude darme cuenta que una de las funciones principales del pedagogo es adaptarse a las circunstancias, circunstancias que describen la necesidad de informar a la población en el uso correcto de las nuevas tecnologías, y por tanto, para adaptarse a la nueva Sociedad de la Información.

Destaco así, una de las frases que se me quedaron grabadas desde un principio: “Hoy en día es imposible construir conocimiento sin tecnología”. De esta forma se revela, el valor que se le concede a la tecnología educativa empezando por la gran expansión de la economía y su consecuente transformación  en la Sociedad del Conocimiento.

Unido a este  uso de las TIC y la importancia de su alfabetización, creí conveniente clarificar el concepto de tecnología en una segunda entrada, asociando a esta su evolución en el tiempo, y por tanto, la repercusión que nuestra relación con esta ocasiona, ya que esta nos modifica cognitivamente y psicológicamente, creando nuevas formas de socialización. Esta influencia que viene ejerciendo sobre nosotros la tecnología se acentúa en múltiples innovaciones, de las cuales cumple señalar: la innovación disruptiva e innovación normal. Así, después de observar un vídeo en clase pude darme cuenta del cambio de concepto que la tecnología ha sufrido, desde la revolución industrial hasta la actualidad, impregnada en la Sociedad del Conocimiento que llega a ser más importante que el capital, puesto que el conocimiento reside en las personas y no puede ser comprado por el dinero.

Dicho esto, que es lo que debemos hacer entonces para incorporarnos a la Sociedad del Conocimiento? Con esta pregunta quiero enfatizar la necesidad de adquirir competencias, más concretamente, la competencia digital, ya que sin esta no es posible el conocimiento.

Una competencia que debemos ir adquiriendo en nuestro  aprendizaje durante toda la vida,  la cual será diferente y dependerá de la relación que cada uno tenga con la tecnología, siendo esta la base que culmina de algún modo la forma en la que nos relacionamos y nuestro modo de aprender.

Pero, sin duda alguna relevo con especial énfasis mi tercera entrada:

 

NUEVAS ALFABETIZACIONES Y MODELOS DE APRENDIZAJE: NATIVOS DIGITALES VS. INMIGRANTES DIGITALES

La  gran relevancia que le concedo a esta publicación se debe porque es a partir de la elaboración  de esta,   lo que me hace dar cuenta de la línea que sigo en mi proceso de aprendizaje, ya que aquí puedo evidenciar como se marca la construcción de mi hilo conductor hacia la alfabetización informacional. Y así lo pude comprobar en como esta me ayuda a completar y corroborar o no información con  las dos entradas anteriores y mismo que me servirán de fundamento o como base para  la comprensión de otras posteriores. Personalmente, a través de esta voy sintiendo la importancia que tiene ya no ésta asignatura, sino la metodología con la que se implementan los contenidos de esta, que me hacen acentuar la atención en aquellos términos que me llaman la atención y del mismo modo, que me llevan a reflexionar y relacionar con otros conceptos, y gracias a aportaciones tanto de compañeros en el blog como la propia profesora en clase.

Con ello, quiero mencionar en esta misma entrada las nuevas alfabetizaciones del siglo XXI, los nuevos lenguajes en los que reitero la alfabetización digital en consonancia con lo que esta implica, una competencia digital. Y, mediante estas quiero recalcar los términos nativo digital e inmigrante digital, dos conceptos que creo muy relevantes. Y que según Marc Prensky, los nativos digitales  son aquellas personas nacidas durante la década de los 80 y los 90 que se han desarrollado y han adquirido todo su bagaje sociocultural y cognitivo en un vínculo más que estrecho con Internet y las tecnologías en general, mientras que acuña como inmigrantes digitales, a todas aquellas personas nacidas antes de aquella época. Sin embargo, a lo largo del tiempo se ha llegado a la conclusión de que ni todos los jóvenes son nativos digitales, ni todos los adultos son inmigrantes digitales. Lo que sí quiero remarcar  es el cambio producido en la forma de aprender de una generación a otra, y mismo como ha influido el avance de la tecnología en los nativos digitales, poniendo a su disposición Internet en red y el uso de ordenadores en casi todos los ámbitos de la vida cotidiana y que hacen patente la brecha generacional existente entre hijos y padres, y por tanto abuelos.

Del mismo modo, también he ido recogiendo otros conceptos (ya no sólo los mencionados en clase) para ir profundizando y contrastando estos términos que van iniciando mi proceso de aprendizaje, como son visitante digital o residente digital y que así ofrezco una explicación de todos en esta entrada.

Como así afirmo en la misma, estos conceptos están interrelacionados y consolidan la línea sobre la que gira mi investigación, esto es, la alfabetización informacional. Así pues, esta última se define como la adquisición de un conjunto de competencias entre las que se encuentran, habilidades de búsqueda, selección, evaluación, reelaboración, uso ético y comunicación de información. Estas competencias son fundamentales para garantizar el aprendizaje permanente en el contexto de la Sociedad del Conocimiento y, que así ponen de manifiesto organizaciones internacionales como la OCDE y el Parlamento Europeo.

En un mundo digital, la alfabetización informacional requiere que los usuarios cuenten con las competencias necesarias para utilizar las TIC,  a fin de tener acceso a la información y poder crearla como productores de conocimiento.

 

  


 

 

 

Como textualmente ofrezco en esta entrada, incido en que nosotros como estudiantes somos seres que poseemos mayores capacidades para adentrarnos en este mundo digital, ya que como afirma Marc Prensky, somos individuos que nacemos rodeados de tecnologías. Claro es, que la forma en la que aprendemos es diferente a la de nuestros padres y sobre todo abuelos, y de ahí se evidencia el cambio de cultura existente entre nuestra generación y la de nuestros padres, que acentúa la ya explicada brecha generacional y  la necesidad por tanto, de nuevos modelos de aprendizajes que nos ayuden a utilizar con eficacia estos medios tecnológicos, en definitiva lo que me vengo reafirmando es  la necesidad de alfabetizarse en información para el uso correcto de tales medios.

Además, esta forma de aprender también concierne un concepto que me llamó la atención durante una clase interactiva, esto es el aprendizaje vicario y al cual dediqué una entrada. Dicho término acuñado por el psicólogo Bandura me hace especular la forma en la que aprendemos como nativos digitales, influidos por una sociedad constante de cambios e innovaciones tecnológicas que difieren en nuestro modo de aprender, modificando a su vez, las relaciones y conductas que hagamos con los demás, que es lo que hoy en día definiría a  nuestro aprendizaje vicario. Una nueva forma de aprender, observando y manipulando ya desde muy pequeños los medios tecnológicos y, experimentando de diferente forma en cada uno, la fuerza que las nuevas tecnologías han ejercido sobre nosotros. Puesto que según el uso y la tendencia que tenemos a imitar lo que llega, es decir, la necesidad que tenemos de adaptarnos a lo nuevo, la Sociedad denominada de Conocimiento.

Del mismo modo, esta entrada se complementa a su vez, con una experiencia que quiero recordar y destacar como una gran anécdota, y esta es la creación de un video por nosotros mismos, que así iniciamos en las primeras clases interactivas de la materia. Esta actividad supuso de nuevo un reto en la materia, y como al principio  de mis publicaciones sentí una especie de incertidumbre y miedo por su novedad, ya que por todos es sabido que todo cambio implica miedo. Y sobre todo, en este caso, personalmente, lo más complicado para mí era reflejar la cuestión planteada: como la tecnología había influido en mi forma de relacionarme con los demás y cómo a medida que las tecnologías avanzan, nosotros modificamos la manera de aprender? Pero, finalmente pude construirlo y el aprendizaje adquirido durante el mismo fue muy enriquecedor, así os dejo la valoración del vídeo, en la siguiente entrada, en la que ofrezco a modo de reflexión lo que este me ha supuesto, ya no sólo como experiencia a nivel personal sino también como aprendizaje en contenidos de la presente materia:

 

Impacto de la tecnología en mi modo de aprender y de relacionarme con los demás

Así, siguiendo la línea de mi proceso de aprendizaje dentro de esta materia, pude concluir que como todos sabéis, hoy en día, la tecnología es una herramienta imprescindible en nuestra vida diaria y que esta existe desde que nosotros nacemos. Es por ello, que nosotros como nativos en el lenguaje tecnológico, poseemos características que personas de anteriores generaciones no tienen. No podemos negar esta realidad, cada día más acentuada  en las generaciones más jóvenes.

Es evidente que el progresivo avance en Internet está desbancando al resto de los medios convencionales. No debemos dejar que los aspectos negativos de la tecnología afecta a todo lo bueno que se puede hacer con esta. Internet ofrece un mundo de posibilidades y recursos pero de acuerdo su uso, estas pueden ser negativas o positivas.

Lo que  vuelvo a reafirmar  a través de esta entrada es la necesidad de alfabetización en el uso de estos medios fomentando  la investigación y creación, desarrollando nuestras propias herramientas de aprendizaje.

Por otra parte, quiero rotular otra entrada esencial que me ha hecho cambiar la concepción de esta materia y asumir la  importancia de la misma. Y esto me surge tras hacer  una reflexión en el blog, en la que abarco lo que supone la inclusión eficaz de la tecnología en la escuela:

¿Son suficientes las políticas de integración tecnológica escolar para lograr con eficacia el uso adecuado de las TIC en la educación de la nueva Sociedad del Conocimiento?

 

Con esta quiero recalcar que la tecnología implica la introducción de medios o recursos tecnológicos, que a su vez, traen lenguajes diferentes, o lo que es lo mismo, otra manera de entender el conocimiento y las interrelaciones.

Y un factor relevante que predomina para la introducción de la tecnología en las escuelas es la política o lo que se conoce cómo políticas de integración tecnológica escolar, que así hemos tratado de buscar en una de las clase interactivas de esta asignatura, concretamente su introducción en países de la Unión Europea  y que marca otro eje fundamental sobre el que gira mi proceso de aprendizaje.

En dicha entrada se aborda el nacimiento de los proyectos institucionales que se remontan desde la década de los 80, con la creación de programas para el inicio de la informática, así menciono la creación del Programa Logos. Y es a partir de los años 90 cuando en España, tras la LOGXE, se crean los Centros de Formación y Recursos.

Es el momento del crecimiento y expansión desmedida de la tecnología informática en nuestra vida cotidiana. La llegada de los ordenadores en el aula, en el caso de nuestra comunidad gallega llega en el año 2008, con el Proyecto de Escuela “Abalar” 2.0. Este proyecto pertenece al conocido Plan de Escuela 2.0, promovido por el Ministerio de Educación español para impulsar  el desarrollo de la competencia digital mediante la integración de las TIC de forma plena en el aula.

Y por esto mismo, tiene cabida la cuestión de cómo podemos integrar las TIC en la educación para lograr la máxima efectividad en esta nueva Sociedad del Conocimiento?

Pues bien, para responder a esta pregunta es necesario incidir en que el proceso de integración escolar de tecnologías informáticas abarca dimensiones más complejas que la mera dotación y gestión de los recursos tecnológicos a las aulas y centros educativos. Influyen otros aspectos de índole económica, política, cultural y claramente, pedagógica. Por ello, para provocar una profunda innovación y mejora de la calidad de la enseñanza, la integración de las TIC en la educación significa su utilización en los procesos de enseñanza-aprendizaje que se realizan tanto dentro como fuera del aula  a través de la formación del profesorado, que promueva actividades de uso reflexivo e innovador  de las TIC para una transformación del sistema educativo. Y claro está, que este uso depende también en gran medida de las políticas de integración escolar así como el desarrollo de proyectos institucionales en cada comunidad.

De otro modo, para ampliar esta respuesta me sirvo de otra entrada estrechamente vinculada con esta en la que ofrezco un vídeo editado en junio del 2009 en nuestra conocida cadena de TVE, en el que se puede corroborar la información anteriormente explicada:

 

VIDEO: Introducción de las Nuevas Tecnologías y Primeras Pizarras digitales en España.

 

En la observación del citado vídeo se reflejan los proyectos creados por el Plan de Escuela 2.0 promovido por el Ministerio de Educación, en este caso, a través de la introducción de las TIC y la llegada de las primeras pizarras digitales, y donde se plasma la participación de las distintas comunidades y que a su vez, permite ver como en realidad estaban dotadas estas. Además, este vídeo me ha hecho reflexionar sobre la llegada de los ordenadores en nuestra aula.

Este vídeo muestra uno de los casos excepcionales en cuanto a plena integración de las TIC. Con esto, lo que quiero inculcar es que aunque muchas escuelas en España hayan ido integrando las TIC, la mayoría de los docentes que las usan, es de manera técnica y superficial, sin un sólido planteamiento didáctico. Por ello, como me vengo refiriendo en las entradas puedo deducir que más allá de una alfabetización informacional, las TIC todavía no han supuesto cambios significativos en los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Pero, lo que no se puede negar es que el cambio de paradigma en nuestra sociedad hace que las administraciones lleven a cabo una serie de iniciativas, planes y proyectos institucionales y otras medidas políticas que permiten que, en cierto modo, nos adaptemos a la nueva era digital.

En relación con esto, he podido cavilar en otra entrada, como las nuevas herramientas de la Sociedad del Conocimiento pueden ser útiles para mejorar los resultados académicos. Esta realidad, cada día más consolidada es necesaria para adaptarse a las nuevas demandas y por eso los poderes públicos han ido generando un marco estratégico para afrontar la revolución provocada por el paradigma tecnológico en el terreno escolar. Así en esta entrada, ofrezco esta evidencia a partir de una experiencia de Integración de las TIC en la escuela, y en este caso concreto, elegido personalmente (como así nos dio la posibilidad Adriana) me centro en “una experiencia de innovación en educación para la salud a través de las nuevas tecnologías”:

 

“Una experiencia de innovación en educación para la salud a través de las nuevas tecnologías”

Dicha entrada fue iniciada en una de las clases interactivas de la presente materia, en el aula de informática a través de la búsqueda en web, detallo esto último, puesto que posteriormente también tuvimos que buscar otra experiencia de integración de las TIC en la escuela, pero esta vez a través de otros recursos materiales, como son caso, los libros de los cuales la profesora nos pudo aconsejar sobre tres, y que concretamente yo analicé una experiencia de integración tecnológica en el aula a partir de un estudio de casos sacado del libro: “O valor do envoltorio” del Grupo Stellae y que aquí os brindo:

Análisis sobre el uso de las TIC en un aula: Estudio de casos en un CEIP.

Con estas dos últimas entradas, y, sobre todo, partiendo de mi primera búsqueda sobre una experiencia de integración de las TIC en la escuela a través de la web, es necesario rememorar una entrada anterior a estas en la que destino mi ensayo a la búsqueda de recursos que me ayuden a seleccionar la información en Internet:

Búsqueda de recursos que nos ayuden a seleccionar la información en Internet

Puesto que como así nos expuso la profesora, en la clase interactiva en la que comenzamos a buscar información sobre las políticas de integración tecnológica en la escuela mediante una experiencia en cualquier nivel educativo, pude darme cuenta que, dependiendo de los buscadores que utilizásemos cada uno para encontrar una determinada información llegábamos a los datos que queríamos o no, y ya no sólo eso, sino también con qué efectividad y por tanto, rapidez lográbamos llegar al punto en cuestión.  Esto me hace valorar la gran cantidad de información que existe en red y por tanto de la importancia que tiene la selección de información ajustada a los intereses de búsqueda de cada uno. Entre los recursos encontrados, también quiero destacar que mientras definía lo que es un buscador, indagué sobre otro término asociado a este, la web invisible o profunda,  esta es aquella información en red que no puede encontrarse con los mecanismos de búsqueda comunes.

El conocimiento de estos buscadores sintetizados en dicha entrada, es esencial para aprender a validar la información obtenida en red, así como ampliar nuestro campo de recursos digitales y por tanto nuestro adecuado uso en Internet, con lo que puedo insinuar  una mayor capacidad de alfabetización en información.

Del mismo modo, ampliando los recursos digitales, quiero enfatizar una de las últimas entradas publicadas en el blog, en el que defino dos recursos educativos: la WebQuest y  el JClic.

Análisis Comparativo: JClic y WebQuest

En esta entrada también puedo hacer referencia al término de software libre, ya mencionado en clases anteriores y que  precisaré posteriormente en otras entradas, teniendo en cuenta que este último, está formado por una base operativa abierta a la sociedad.

Centrándome en el JClic, esta herramienta está formada por un conjunto de aplicaciones informáticas de software libre que sirven para realizar diversos tipos de actividades educativas como son ejemplo: rompecabezas, puzles, asociaciones, entre otras muchas. Por otro lado, la WebQuest es una actividad orientada a la investigación en la que la mayor parte de la información que se utiliza procede de recursos de la Web. Es un modelo que pretende rentabilizar el tiempo de los estudiantes, centrarse en el uso de la información más que en su búsqueda y reforzar los procesos intelectuales en los niveles de análisis, síntesis y evaluación.

Así, plasmo un resumen de las actividades que cada una presenta en las páginas de las que informo en la misma entrada y realizo una comparación exhaustiva entre ambas herramientas, a modo de diferencias y similitudes que merecen mencionarse y en las que relevo la importancia de la WebQuest.

Así, aunque el JClic y la WebQuest permiten la interacción del individuo en consonancia con las actividades que realizan, estos lo hacen de forma muy diferente. Por una parte, el JClic es un trabajo más individual  y menos constructivista, se dan una serie de actividades, más bien prácticas, basadas en la relación estímulo-respuesta (teoría conductista) y, en cambio, por otra parte la WebQuest supone un trabajo individual más constructivista en el que el alumno desarrolla más autonomía en su proceso de aprendizaje cooperativo, donde se realizan una serie de actividades abiertas, al contrario del carácter cerrado que se acentúa en actividades del JClic. De este modo, la WebQuest ayuda a que el alumno adquiera un espíritu crítico, buscando respuestas a partir de la selección de la información que se le ofrece.

Y, además quiero exaltar la WebQuest como actividad en grupo, en la que cada alumno adopta un rol diferente al de sus compañeros de manera que se desarrolla un trabajo cooperativo en el que la aportación de cada parte es crucial. Algo semejante a lo que está pasando en este entorno de aprendizaje, el mismo blog del Grupo Stellae en el que puedo completar mi información (retroalimentarme), a través de la lectura de publicaciones de mis compañeros y que nos permiten conocer diferentes puntos de vista.

Por todo esto, puedo decantarme por la WebQuest, ya que a diferencia del JClic, esta se aleja de una posible pedagogía de la reproducción, esto es, presentación  y desarrollo de conocimientos que deben ser fielmente reproducidos y se acerca más a una pedagogía de la imaginación con el uso de estrategias adecuadas para relacionar, combinar y transformar los conocimientos.

Vemos así, como esta forma de preparar a los estudiantes para el futuro es implementar el aprendizaje apoyado en Internet que  utiliza con propósitos educativos la información publicada actualmente en la red. Los estudiantes tienen hoy, como nunca antes, la posibilidad de consultar fuentes primarias de información y conocer diferentes puntos de vista sobre un mismo hecho. Esta situación contrasta con el uso de los libros de texto tradicionales que ofrecen solo la visión de su autor con sus posibles sesgos. Lo que estoy relegando aquí, es la existencia de otro término, estos son, los recursos analógicos, de los que hablamos en clase.

Así,  según Pere Marqués, un recurso analógico sería un diccionario o un libro, es decir, toda aquella herramienta que se representa mediante elementos de un tipo concreto semejantes a la realidad. Por otra parte, un claro ejemplo de recurso digital seria la WebQuest, y este se representa a través de signos abstractos, que no presentan ninguna semejanza con la realidad.

Nosotros como alumnos llevamos la delantera al profesorado en el uso de las nuevas tecnologías. Así nos socializamos en un mundo digital, cuando la mayoría de los docentes lo hicieron en uno analógico. Esto hace preguntarme si los recursos analógicos sobrevivirán ante los recursos digitales que se están expandiendo de forma acelerada, en una sociedad que avanza a un ritmo desmesurado.

Está claro que tanto los recursos digitales como analógicos son necesarios, la clave está en saber combinarlos, o lo de que otro modo vengo sugiriendo es, la capacidad que uno debe tener en escoger y encontrar el recurso adecuado que nos permita pasar de la información al conocimiento, o como así mencionó la profesora, la capacidad de distinguir entre datos y conceptos. Mana entonces, entre estos dos recursos, el concepto de mediador instrumental, como un recurso que se emplea para desarrollar conocimiento, y por lo tanto romper las barreras entre lo teórico y lo práctico.

Por otro lado,  muy en conexión con estas entradas, no puedo cerrar mi portafolios, sin antes mencionar el término conectivismo, (desarrollado por George Siemens y por Stephen Downes) considerado este como una teoría del aprendizaje que caracteriza esta era digital. Este concepto consolida mi proceso de aprendizaje desarrollado en la materia, pues a través de este he podido ensamblar los contenidos de la materia, como así informo a continuación:

 

Conectivismo y otras teorías del aprendizaje. Mundo digital vs. analógico.

 

Esta entrada presenta cierta congruencia con otras teorías ya explicadas, puesto que el conectivismo se basa en el análisis de las limitaciones del conductismo, el cognitivismo o cognitismo y el constructivismo para explicar el efecto que la tecnología ha tenido sobre la manera en la que actualmente vivimos, nos comunicamos y aprendemos.

Se trata de una nueva noción del conocimiento, que es accesible mediante conexiones: “El conocimiento completo no puede existir en la mente de una sola persona”.
Es abundante, requiere habilidades para conectar, sintetizar, buscar patrones, hallar lo relevante para cada situación.

Ya no es posible experimentar y adquirir personalmente el aprendizaje que necesitamos para actuar. Con esta afirmación se quiere decir que el aprendizaje es cada vez más informal y no-lineal. Puede ocurrir en cualquier momento y en cualquier lugar. No ocurre solo en el cerebro de las personas individualmente, también están las organizaciones y redes.

 

 

De esta forma podemos decir que el conectivismo es aprendizaje en red:

De modo que nos permite establecer flujos informativos entre pequeños mundos de conocimiento.  Como así son ejemplo: Internet, web 2.0 y blogs, como es en el caso real de este mismo e-portafolio,  esto es, un cambio en el proceso de enseñanza-aprendizaje, donde podemos aprender de lo que nuestros compañeros publican en esta red de investigación Stellae y  del mismo modo, nosotros podemos enseñar a estos a partir de nuestras propias producciones, que dan lugar a una retroalimentación de la información.

Se trata por tanto de un flujo de información abierto en tiempo real y en dos vías: 

  • Los aprendices aprenden mediante las redes de las que participan y las conexiones que han formado.
  • Las redes amplifican el aprendizaje.

Esta teoría del conectivismo me hace reflexionar y cuestionarme sobre la manera de aprender, especialmente en estos tiempos actuales en los que nosotros como estudiantes, nativos digitales, no tememos a la tecnología; somos multitareas, pensamos de un modo menos lineal que los denominados inmigrantes digitales.

Por todo ello, subrayo el reconocimiento del conectivismo en el aprendizaje como un colectivo de opiniones individuales. El conocimiento está ahí en cada uno de nosotros y lo que hacemos es buscarlo cuando lo necesitamos a su vez que colaboramos en la construcción del conocimiento de otros por todo este concepto de redes de conocimiento, sociales de aprendizaje.

Por tanto, el punto de partida para el aprendizaje son las conexiones. Así, estas actividades de aprendizaje tienen como fin actualizar y mantener al día el conocimiento. Puesto que el conocimiento está creciendo exponencialmente y puede cambiar rápidamente lo que es percibido como la realidad.

Y como  así mencioné en una de mis primeras entradas,  al considerar el sujeto como núcleo de construcción del conocimiento, me lleva a razonar sobre otro término muy significativo, del que se habló en las últimas sesiones expositivas de la materia, y que a la vez, esta interconectado con el conectivismo, me refiero  al PLE (Personal Learning Environment) o traducido en su nombre español como Entorno Personal de Aprendizaje, y que así dejo manifiesto en el siguiente anexo:

Ambientes Personales de Aprendizaje

En la redacción de la misma, otro elemento que cabe indicar es el LMS (Learning Management Systems) o  denominado Sistema de Gestión de Aprendizaje, ampliamente conocido como Plataforma de Aprendizaje, en el que es imprescindible asociar el término e-learning, una expresión inglesa que hace referencia al sistema de aprendizaje a través de medios electrónicos, basándose en la utilización de computadoras, dispositivos electrónicos y a partir de los cuales se proporciona material educativo al alumno para su aprendizaje. Del mismo modo, según la naturaleza del sistema e-learning, debemos citar dos categorías de LMS, de las que aquí resaltaré  la plataforma de software libre, ya advertida en párrafos anteriores.

De este modo quiero prestar especial atención al PLE, remarcando este entorno de aprendizaje personal como una aplicación de software (de escritorio o basada en Internet) que permite a los estudiantes organizar los recursos de aprendizaje y publicar resultados individuales.

Dicho todo esto, a través de nuestro propio PLE, incido de nuevo en la necesidad de ser capaces de saber si la gran cantidad de la información de la que disponemos es válida, estoy reiterando de nuevo, la importancia que se le concede a la alfabetización informacional.

Ya que en esta Sociedad del Conocimiento, la comprensión cambiante sobre infinidad de fenómenos naturales quiere decir que, en realidad, la información válida cambia con el tiempo.

Por último, puedo decir que estos sistemas nos permiten tomar el control y gestionar nuestro propio proceso de aprendizaje. Así quiero terminar la “conexión” de mis entradas mostrando una última entrada muy trascendental, como resultado o más bien producto de todas las competencias que he podido adquirir durante el transcurso de esta materia. Quiero ofrecer así  la construcción de mi propio PLE, la cual implica reflexionar y cuestionarse sobre cómo aprendemos, que herramientas o recursos utilizamos, dónde aprendemos y con quién aprendemos:

CONSTRUCCIÓN DE MI PROPIO PLE

Puesto que es bien cierto que todos tenemos un PLE, que nos permite dirigir nuestro propio proceso de aprendizaje, conectando información de diversas fuentes, información que llega filtrada y comentada por la comunidad en la que se participa.  Y en la que solo es posible crear nuestro PLE generando un espacio para aprovechar las herramientas, los recursos generales y gratuitos de la web 2.0 (correos electrónicos, página web, blog, wikis, redes sociales, repositorios, documentos, informes, vídeos, fotografías, etc.) para aprender a lo largo de la vida sin horarios ni agendas, a través de la red, validando el aprendizaje informal. Tal y como ocurre con este blog, un medio que fortalece mi proceso de aprendizaje!

Por lo tanto, a modo de conclusión de estas entradas puedo decir que el e-learning es un sistema que cada día crece más, así nosotros mismos podemos ser partícipes activos de este. Así se puede evidenciar en nuestros días, como esta plataforma se está convirtiendo y será uno de los pilares fundamentales de la educación. Esta es una meditación que también he podido evidenciar en una conferencia que se ofreció en el salón de actos de la misma facultad de pedagogía, con antiguos estudiantes que  en su mayoría trabajan a través de este tipo de plataformas.

Así, puedo decir que nosotros como estudiantes somos muy afortunados de poder utilizar este medio ya no solo por el privilegio que disfrutamos al poder comunicarnos desde distancia lejanas, sino para informar de los sucesos relevantes y actualizarnos de lo que acontece en todo el mundo. Por todo esto, considero que no sólo es importante alfabetizar en información sino que pienso que debemos aprovechar nuestro uso en las TIC, transformando esta información en conocimiento y con ello “salvar brechas” que nos permiten aprender haciendo.