8. CONCLUSIÓN: Revisión

CONCLUSIÓN.

 

Mi sueño desde hace bastantes años es ejercer y ser profesional de la educación. Pero al acabar la carrera de magisterio con especialidad en Infantil me encontré que no había ofertas de trabajo, por lo que decidí ampliar mi abanico de oportunidades laborales.

Hoy en día mi gran sueño sigue siendo trabajar en un centro escolar dentro de un aula como maestra, pero no descarto la posibilidad de estar en un puesto dentro del Departamento de Orientación. Esto puedo añadirlo a mi lista de salidas profesionales, gracias, en general, a esta carrera y, en especial, a muchas de las materias, como esta, que he cursado a lo largo de estos dos últimos años, ya que nos brinda algo esencial que todo personal docente, bajo mi punto de vista, debe tener, por lo menos unas nociones básicas de esta gran carrera, psicopedagogía.

En cada una de mis páginas de este breve portafolios hago referencia a una frase con algún significado profundo, consejo o similar. Ahora, a modo de conclusión, mencionaré unas frases de alguien muy especial. Esta persona significa mucho para mi, durante toda mi vida ha sido mi profesor y director de teatro, me ha dado consejos, ánimos y fuerza en este largo y duro camino, ahora, es más que todo eso, es un gran amigo. Yo algún día quiero ser como él y que mis alumnos me admiren y me recuerden con todo el cariño que los suyos le brindan a él ¿qué más se puede pedir como profesor?. Con él no solo aprendimos a representar una obra teatral, a escenificar y a subirnos a un escenario año tras año y cada uno de ellos con menos miedo y más entusiasmo que el anterior, sino mucho más, aprendimos a ser personas con unas ideas claras y fuertes, y, bajo mi punto de vista, creo que un docente no puede pedir más que el conocimiento que se construye dentro de su aula perdure por siempre.

Todo este camino que debemos superar paso tras paso me recuerda a mi trayectoria teatral, es decir, al principio tenía pavor de subirme a un escenario y escenificar lo que durante meses tan duro había practicado, pero conforme van pasando los años te das cuenta de que ese miedo va desapareciendo y se va convirtiendo en ilusión y ganas de pasártelo bien encima de ese mismo escenario con todos tus compañeros del elenco, que son tu segunda gran familia, ya que si uno falta no se puede apreciar el puzzle que formamos todos juntos. En el camino que estamos recorriendo es algo similar, ya que al principio nos da algo de temor dar los primeros pasos, miedo a lo desconocido y a lo extraño. Pero poco a poco te vas dando cuenta de que eres capaz de superar los retos que te propones como hacer una carrera, subirte a un escenario, empezar una segunda titulación universitaria sabiendo que no hay trabajo, recitando en verso delante de una salón de actos a rebosar, aceptar una sustitución de una semana de duración sabiendo que es una de las clases más inquietas del centro escolar… pero después de dar los primeros pasos, eres capaz de ver que no es tan difícil y, al finalizar, eres capaz de hacerlo y con un gran aplauso o una felicitación por parte de los demás, es decir, te das cuenta de que realmente sirves para esto.

 

“Lo que algún día construimos juntos, siempre quedará”

“Daros algún trabajo, ser perfectos”

“Tus sueños sólo tienen un límite: tú mismo”

Willy (profesor, director de teatro y amigo).

 

Para finalizar, la última reflexión, creo que todas reflejan los deseos de un gran profesor hacia sus alumnos, sin embargo con la tercera podemos ir más allá. Con ella lo que siempre quiere hacerles ver a sus alumnos es que si tienen ganas de lograr algo, solo en sus manos está un altísimo porcentaje de poder hacerlo. Y para ello dos secretos: Desearlo de verdad y trabajar muy duro para lograr todo lo que nos propongamos. Gracias a esta gran frase todos hemos tenido ánimos e ilusiones de seguir hacia delante en nuestro gran camino, aun sin acabar, lleno de rocas, que poco a poco y con esfuerzo hemos logrado superar.