E) Capítulo II: A la espera del transporte a la Tierra (reflexionando sobre el concepto de tecnología y sus implicaciones sociales): Revisión

Solo, sentado en aquel banco ubicado en una tranquila esquina de un hangar de carga, comencé a pasar imágenes de la civilización que había habitado el planeta ALH84001. Las había visto en muchas ocasiones, fragmentos dispersos de la vida de personas con un aspecto y cultura muy variados. En contraste nosotros, una civilización mucho más desarrollada, hacía tiempo que habíamos dejado atrás aquella época remota de nuestra historia. En nuestro caso, la nota discordante es la excepción una irregularidad casi obscena. Existe un férreo control del nacimiento de nuevas consciencias y otro aún mayor de aquellas que llegan a “instalarse” en un soporte físico (lo que denominamos reconstrucción corpórea). La mayor parte de las consciencias que nacen son, al igual que Alice, sistemas destinados al gobierno de naves o la supervisión de procesos. Existe una buena razón para todo ello, de otro modo pereceríamos víctimas de la escasez de recursos pero, al mismo tiempo, uno no puede evitar sentir de los antiguos habitantes de este planeta.

Todos estos pensamientos me llevaron a plantearme una importante cuestión: ¿es nuestra tecnología superior a la suya? Es cierto que nosotros podemos recorrer la galaxia y no estamos sujetos a las mismas leyes naturales que afectaban a los pueblos antiguos como la enfermedad o la muerte pero, ¿todo ello nos hace realmente “superiores”? La tecnología no está constituía sólo por herramientas y objetos materiales, sino más bien de conocimientos y técnicas que nos permiten alterar nuestro entorno para satisfacer nuestras necesidades. Un acueducto, la infraestructura que utilizaban los antiguos para canalizar el agua hasta las poblaciones, no es la esencia de la tecnología sino más bien el resultado de ella. En ese caso la tecnología se refleja en la capacidad de una civilización para llevar el agua allí donde la necesita, para alterar el entorno a medida de sus necesidades.

La educación no es diferente a cualquier otra “tecnología”. Su principal objetivo es alterar el propio estado del individuo desarrollando todo su potencial y, como resultado de este proceso, mejorar la sociedad en su conjunto. Por eso las ciencias del conocimiento, como nosotros denominamos a este campo, versa sobre todo de la propia psique humana y como esta se moldea en los diferentes espacios sociales. Dado que los procesos educativos están condicionados tanto por la mente del individuo como en entorno y la sociedad en donde se enmarca, es muy importante estudiar la cultura de las civilizaciones para entender los procesos educativos que en ellas tienen lugar.

Por todo ello, ya antes de embarcarme en mi viaje a la Tierra, me zambullí de lleno en analizar los pocos vestigios a los que tenía acceso sobre la civilización de sus habitantes. A través de esos estudios pude acceder a una civilización pujante que tuvo un final aparentemente abrupto y desconocido (por alguna razón todo lo relativo a este tema es información reservada). Los habitantes de la Tierra se encontraban en los albores de la sociedad del conocimiento, dando los primeros pasos de un camino que hace largo tiempo que recorrimos pero que, echando la vista atrás, me cuestiono muchas cosas sobre a dónde nos ha conducido.

Tradicionalmente, ha existido siempre una vinculación muy estrecha entre la comunicación, el conocimiento y los espacios educativos. No en vano los procesos educativos implican, en gran medida fenómenos de enseñanza-aprendizaje vertebrados en base a entornos sociales en los que la comunicación constituye un elemento clave. Por suerte, he podido estudiar fragmentos recuperados de un libro terrestre pocas décadas anterior al final de su civilización: “Claves de la ciencia. Tecnología de la comunicación”, de un tal E. Punset [1]. Aparente se trata de una obra de divulgación sobre la historia de la comunicación gracias a la cual he podido constatar los enormes paralelismos que guarda la historia remota de nuestro pueblo con la de los habitantes de este lejano planeta. En esa obra se explicaba cómo, a medida que el ser humano desarrollaba nuevas formas de comunicación (desde soportes sobre fibras vegetales o tejidos animales escritos a mano hasta medios de comunicación cuasi-instantánea a grandes distancias pasando otros por medios cableados), se abrían nuevas posibilidades de comunicación intrageneracional e intergeneracional. Estas a su vez, desembocaban en transformaciones sociales y culturales que suponían una transformación del ser humano y su pensamiento. En nuestra civilización, al igual que en la de los habitantes de la Tierra, resulta difusa la línea que nos separa a nosotros mismos de la tecnología que, a su vez, conforma nuestra sociedad y la manera en que vemos el mundo (una idea que figura en la obra de muchos autores terrestres [2]).

Evolución de las tecnologías de la comunicación

De arriba abajo, soportes que representan la evolución de las tecnologías de la comunicación en la civilización terrestre (papiro, tinta y papel, prensa, telégrafo y teléfono)

Los habitantes de este planeta identifican a las tecnologías de la comunicación y la información como una de las mayores fuerzas tractoras de la sociedad del conocimiento. Atendiendo a los datos de que disponemos, persisten claras evidencias en favor de esta afirmación. En el siglo XX de la civilización objeto de estudio, la convergencia de la microelectrónica, la ingeniería del software y las telecomunicaciones protagonizaron una revolución que impulsó un periodo de grandes avances científicos y cambios sociales. Los habitantes del planeta pasaron, en décadas, de tener una visión eminentemente local del mundo a poder comunicarse de forma casi instantánea con cualquier parte del planeta. Los flujos, culturales, demográficos y económicos que se produjeron en este periodo son buena muestra de como el mundo estaba cambiando con la llegada de este nuevo espacio.

Uno de los máximos exponentes de esta revolución fue Internet. En apariencia, era una gran de red de ordenadores interconectados, pero en la práctica era mucho más, un nuevo espacio social. Internet se convirtió en la punta de lanza de un nuevo entorno con nuevas reglas sociales a medida de la sociedad del conocimiento en el que los habitantes de la Tierra comenzaron a vivir una suerte de vida virtual paralela. En el ámbito de la educación, objeto principal de mi análisis de esta civilización, la sociedad del conocimiento derivó en el surgimiento de nuevos entornos de aprendizaje (e-learging, LMS, MOOCs…) que a su vez impulsaron a algunos estudiosos a buscar nuevos paradigmas educativos (conectivismo). Estos aspectos, constituyen mi principal objeto de análisis en esta misión: comprender la transformación que la sociedad del conocimiento supuso para esta civilización y entender como dichas transformaciones se particularización en los procesos de enseñanza-aprendizaje y la generación/compartición de conocimiento.

Entonces, mientras seguía ensimismado con mis pensamientos repasando la obra de Burbules (un autor especializado en políticas educativas, organización y liderazgo que vivió entre finales del siglo XX y principios del XXI), me percaté de un súbito descenso en la iluminación ambiental.

-       Talon, ¿qué tal está usted? –dijo con entusiasmo una voz familiar.

-       Eh, ¿quién...? ¡Hombre! Pero si es Arthur, mi profesor favorito de gestión del conocimiento en instituciones formativas –dije con una sonrisa mientras la estrechaba la mano.

-       ¿Tu preferido? Hasta donde yo recuerdo el único que has tenido –replicó Arthur socarronamente.

-       Pues eso mismo, mi preferido –repliqué devolviéndole la burla-. No sabía que estaría usted en esta misión, deben de considerarla de gran relevancia.

-       Sin duda alguna, yo mismo he apoyado la recomendación para que formases parte del equipo encargado de estudiar las instituciones educativas. En todo caso, te equivocas en una cosa, no me han destinado en esta misión, ya llevo un tiempo trabajando aquí.

-       Entiendo, por eso no sabía nada de usted desde hace tiempo. Pues si que estaba mal informado, tenía entendido que la nuestra era la primera misión no militar en la zona.

-       Bueno, ya sabes como son los del alto mando, no les gusta que sepamos más de la cuenta. Oficialmente, hasta el momento todas las misiones eran exclusivamente militares: explorar y asegurar la superficie, identificar amenazas, recabar información de inteligencia militar… Sin embargo, encontraron algunas cosillas de su interés que requerían de una mente menos, como decirlo, cuadriculada –susurró Arthur acercándose-. Ahora que lo pienso, resulta extraño porque, al poco tiempo de llegar aquí, mencionaron tu nombre sin yo decirles nada. Obviamente, estuve de acuerdo en que te designasen en mi equipo, fuiste uno de mis mejores estudiantes.

-       Exagera usted mucho, profesor Arthur – mientras hablaba ambos recibimos un mensaje mental comunicándonos que en breves instantes saldría nuestro transporte con lo que se requería nuestra presencia en la zona de carga.

-       Bueno, parece que es hora de salir. ¿Emocionado? –me interrogó curioso el profesor Arthur.

-       A decir verdad mucho, y más después de escuchar sus palabras –respondí distraído pensado sobre lo que había dicho apenas hace unos instante.

-       Vayamos pues y unámonos a los demás, creo que ya somos los únicos que restan por embarcar –aseveró el profesor mientras hacía aspavientos con la mano.

Entradas relacionadas con este capítulo

El comienzo: breve aproximación al concepto de "Tecnología"

En el inicio del presente cuatrimestre empezamos una nueva materia; Tecnología Educativa.

Como paso previo a introducirme en los entresijos que esconde la tecnología, y más concretamente, la tecnología educativa,  como primera entrada en el blog personal me gustaría recopilar  algunas de las diferentes ideas que fueron surgiendo en el aula, comentarlas y aportar mi propio punto de vista apoyándome en alguna bibliografía disponible en la web.

Después de compartir  en la pasada sesión algunas de las ideas que nos sugería a cada uno de nosotros el concepto TECNOLOGÍA, me ha llamado la atención el hecho de relacionarlas con ordenadores, grandes máquinas, las redes, internet, lo nuevo, la globalización, la sociedad del conocimiento, las tecnologías de la información y la comunicación…

Sin embargo, revisando alguna bibliografía y tomando como base algunas de las ideas que se comentaron en el aula, la tecnología se puede encontrar en los objetos más cotidianos como son un hacha, un bolígrafo o la propia ropa que vestimos.

En este sentido, buscando en la red, he encontrado un importante grupo de definiciones que definen la tecnología, en sentido genérico, como  el conjunto de conocimientos y técnicas que, aplicados de forma lógica y ordenada, permiten al ser humano modificar su entorno material o virtual para satisfacer sus necesidades, esto es, un proceso combinado de pensamiento y acción con la finalidad de crear soluciones útiles”. (Definición recuperada de: http://peapt.blogspot.com.es/p/que-es-la-tecnologia.html

Por lo tanto, la Tecnología se entiende como la respuesta al deseo que manifiestan los humanos por transformar su entorno buscando nuevas y mejores formas de satisfacer sus deseos.

La principal conclusión que he sacado de este primer ejercicio de “lluvia de ideas” es lo curioso de como inconscientemente todos hemos asociado la tecnología con “lo moderno” cuando en realidad el hecho de modificar nuestro entorno para mejorar nuestra calidad de vida es algo que se viene practicando desde el principio de los tiempos.

 

Clarificación conceptual: Tecnología y Herramienta.

En este segundo blog me gustaría dedicarlo a reflexionar y clarificar algunos de los conceptos en torno a la tecnología que después de las dos primeras sesiones de clase no me han quedado lo suficientemente claros, esta sería la diferencia entre los conceptos de tecnología y herramienta.

Clarificación conceptual: tecnología y herramienta.

En mi primera entrada del blog recogía una definición de tecnología entendida como “el conjunto de conocimientos y técnicas que, aplicados de forma lógica y ordenada, permiten al ser humano modificar su entorno material o virtual para satisfacer sus necesidades, esto es, un proceso combinado de pensamiento y acción con la finalidad de crear soluciones útiles”. (http://peapt.blogspot.com.es/p/que-es-la-tecnologia.html).

Durante mucho tiempo el término tecnología estuvo vinculado a las reglas, métodos y herramientas relacionados con el conocimiento de las ciencias naturales (química, geología, física…) especialmente en lo que se refiere a la producción de materiales. Ello es debido a que durante la era de la economía industrial (S. XVIII - XX) la producción de materiales jugaba un rol vital dando lugar a lo que muchos autores denominan hoy en día “tecnologías duras” cuyo conocimiento proviene de las ciencias naturales con una manifestación en el mundo físico (ropa, armas, coches, ordenadores…).

Por otro lado, el conocimiento derivado de las ciencias sociales, las ciencias no naturales y el conocimiento no científico (entendido en un sentido tradicional) da lugar a lo que se denomina como “tecnologías blandas” por tener su manifestación en el mundo espiritual (la economía, la educación, la sociología…).

Sin embargo, con el desarrollo de la economía y lo cambios tecnológicos, las fronteras entre las tecnologías blandas y duras se difuminan quedando como lo más representativo de cada una su énfasis en los materiales (tecnologías duras) o el ser humano (tecnologías blandas). Como ejemplo de la interrelación entre las tecnologías duras y blandas, los smartphones y ordenadores actuales son el resultado de la unión de elementos propios de las tecnologías duras (procesador, pantalla, batería, cámara…) con otros más vinculados a las tecnologías blandas (sistema operativo, aplicaciones…). (fig. 1)

FIG. 1 Clasificación tecnologías: duras y blandas

Por su parte, el concepto de herramienta está vinculado al de tecnología al tratarse de una de sus posibles manifestaciones. En este sentido, aunque podemos considerar que una herramienta es tecnología, en realidad tecnología es un concepto más amplio que abarca todas aquellas técnicas que son necesarias para fabricar esa herramienta, pudiendo ser esta el resultado último de su aplicación. De ese modo podemos ver a las herramientas como una manifestación de la tecnología con un uso práctico determinado (por ejemplo la tecnología láser que da lugar a un láser de mano o un láser industrial para el corte de láminas de metal). Por otro lado, el resultado de aplicar una serie de tecnologías puede dar lugar a una herramienta que se emplee como instrumento en otro contexto tecnológicamente diferente (fig. 2).

FIG. 2 Esquema. Diferencias entre tecnología y herramienta

 Por ejemplo, un ordenador puede verse como el resultado de aplicar una serie de procesos industriales y a su vez una herramienta que puede ser utilizada como soporte para una serie de aplicaciones en un contexto educativo (por ejemplo una plataforma de e - learning). En este escenario, se combinan una serie de herramientas procedentes de ciertos ámbitos de la tecnología (tecnología industrial, tecnología de las comunicaciones e ingeniería del software) para potenciar un ámbito tecnológico diferente (educación).

Sin embargo, incluso en el ejemplo anterior de un ordenador con aplicaciones instaladas para un uso educativo, la maraña de tecnologías que están implicadas resulta mucho más intrincada de lo que podría parecer. Ello es debido a que el propio ordenador aunque es un objeto del mundo físico vinculado a la producción de materiales, y por tanto se podría asociar a las  tecnologías duras, para su producción son necesarias herramientas propias de la organización del trabajo, los negocios o las finanzas que son propias de las tecnologías blandas. Es por esto que hoy en día es prácticamente imposible desligar el uso de tecnologías blandas y duras, puesto que en la mayor parte de los casos se encuentran estrechamente interrelacionadas.

Fuentes bibliográficas:

http://peapt.blogspot.com.es/p/que-es-la-tecnologia.html

http://millennium-project.org/millennium/beijing-0702.PDF

 

Del papiro a las TIC

Después de clarificar en la anterior entrada del blog los conceptos de tecnología y herramienta, en esta entrada me gustaría realizar un breve repaso histórico por las principales herramientas de la comunicación que han existido a lo largo de la historia. Su evolución nos ha permitido llegar en la época actual a lo que conocemos como las tecnologías de la información y la comunicación (TIC)  que constituyen elementos imprescindibles en nuestra vida cotidiana, y que además, están siendo incorporadas progresivamente en el ámbito educativo.

Un poco de historia de las herramientas de la comunicación…

Es ampliamente sabido que uno de los rasgos característicos del ser humano es su capacidad y su afán por comunicarse con sus semejantes, para ello a lo largo de la historia, el ser humano desarrolló distintos sistemas simbólicos y también múltiples técnicas y tecnologías que, en la época actual, nos permiten comunicarnos con cualquier parte del globo terráqueo con una rapidez excepcional.

A continuación, basándome en Punset, E (2011) he clasificado las diferentes tecnologías de la comunicación según su orden de aparición:

En primer lugar, si nos remontamos aprox. 3000 años a. C, podemos encontrar diversas tecnologías de la comunicación elaboradas con materiales primitivos como las fibras vegetales y cueros de animales. Así los primeros medios donde dejar la impresa la palabra fueron la piedra, la madera y el papiro. La aparición de estos medios permitió la conservación y la transmisión de la cultura.

Igualmente, en esta época,  también aparecen las primeras herramientas de la comunicación que emplean señales acústicas como los tambores y los cuernos

     Papiro                                                   tambores

A medida que avanzamos en la historia podemos comprobar como a partir del siglo II d. C la civilización oriental contribuyó de manera decisiva a avanzar en el desarrollo de las herramientas de la comunicación al inventar la tinta y el papel. Adicionalmente, el origen de las primeras imprentas en la Europa medieval haría posible ampliar la difusión de la cultura y las ideas con la publicación de libros.

Es por ello que podemos afirmar que en el período que va del siglo II al XV los dos hitos más importantes, tanto en el avance de las herramientas de la comunicación como en la historia de la cultura humana, son la aparición del papel y de la imprenta.                             

 

    Tinta china y papel   Tinta y papel de origen oriental                                                                       

Primeras prensas para la impresión del siglo XV                              Prensa para la impresión

En el siglo XVIII, con la aparición de la electricidad, se buscó la forma de utilizar  las señales eléctricas en la transmisión de mensajes a distancia, así a principios del siglo XIX aparecen los primeros telégrafos. Sin embargo, a pesar de las diferentes mejoras a las que se sometió el telégrafo este solo permitía enviar mensajes en forma de letras. Entre tanto, los científicos seguían buscando el modo de comunicarse de manera continua utilizando la voz y la electricidad les daría la oportunidad de conseguirlo, de modo que en 1876 Graham Bell fue el primero en patentar un teléfono eléctrico. A finales del siglo XIX, Edison investigaba la forma de registrar y reproducir ondas sonoras, dando paso al gramófono o la radio.

Telegrafo de Samuel MorseTelegrafo de Samuel Morse (1837)


Con todo, se podría decir que los hitos más destacados del siglo XIX fueron la aparición de la radio y el teléfono ya que revolucionaron el factor tiempo en la comunicación al realizar  sus transmisiones en el acto.

Teléfono (patentado por Graham Bell)                                                                 Grámofono (1901)

Teléfono Alexander Graham Bell                                                                        Gramófono de 1901


En el siglo XX comienzan a tener un gran auge las tecnologías de la comunicación audiovisuales. Así a finales del siglo XIX se desarrollaron diferentes métodos que daban a la fotografía la ilusión del movimiento. En 1889, Edison presentaba el cinetoscopio y a finales de la década de 1920 se añadió sonido a las imágenes en movimiento. Finalmente en 1927, la BCC de Reino Unido fue la que realizó las primeras emisiones públicas en televisión.

Cinematógrafo de los hermanos Lumiére Cinematógrafo de los hermanos Lumière


Sin embargo uno de los hitos más importantes, ocurrió a mediados de la década de los 60 gracias a la aparición de Internet, lo cual daría lugar con el paso de los años a un cambio en la estructura socioeconómica del mundo y abriría las puertas para el nacimiento de la aldea global.

También aparecen en esta época las redes de telefonía móvil 1G, 2G y 2,5 G.

Telefonos móviles que emplean diferentes redes (1G, 2G, 3G Y 4G)

En la época actual nos encontramos en un momento de máxima conectividad en la  que los teléfonos móviles de última generación permiten a los usuarios participar de múltiples redes de forma simultánea.

En la actualidad, aunque seguimos empleando alguna de las herramientas de comunicación de tiempos remotos (como el papel, los lápices, los periódicos…) existe una destacada predominancia de los medios de comunicación digitales vinculados a las TIC (tecnologías de la información y la comunicación) en sus diversos formatos (radio, televisión, internet y redes de telefonía móvil). De hecho muchos de los medios de comunicación tradicionales han sido digitalizados con la llegada de las TIC dando lugar a nuevos formatos como los libros electrónicos, la pizarra digital o el más reciente papel de tinta electrónica que permite trabajar sobre un soporte digital exactamente del mismo modo que se trabaja sobre el papel tradicional.

Prototipo de papel de tinta electrónica

Prototipo de papel de tinta electrónica mostrado en una exposición educativa en Japón (2013)

Conclusión

Desde el inicio de la historia de la humanidad las personas han sentido la necesidad de comunicarse, acceder a información y compartirla. A medida que los avances técnicos han abierto nuevos caminos los medios empleados para dicha comunicación han ido evolucionando y, a medida que aparecían nuevos soportes de comunicación estos han abierto nuevas posibilidades.

De esta manera, la propia sociedad y el hombre han ido cambiando debido al impacto que los medios de comunicación han tenido en la sociedad. El ejemplo más palpable lo tenemos hoy en día ya que vivimos en una sociedad totalmente transformada por las TIC, en la que aunque no sean conscientes conceptos como el tiempo o el espacio se perciben de un modo radicalmente diferente a épocas anteriores. A su vez, esa misma revolución abre nuevas posibilidades no solo en el intercambio de ideas y el trabajo colaborativo entre individuos sino también en el intercambio cultural entre naciones y comunidades  sirviendo como base para un mayor conocimiento y mejor entendimiento de aquellos que comparten nuestro planeta.

Puede que las TIC en sí mismas no sean milagrosas ni la respuesta a todos los problemas, pero lo nuevos caminos que su uso permite y permitirá recorrer en el futuro suponen una gran oportunidad para toda la humanidad si conseguimos que todos sean partícipes de sus beneficios.

Fuentes bibliográficas

Punset, E (2001) Claves de la ciencia. Tecnología de la comunicación. Planeta de Agostini. (Vol. 20, pp. 18 - 34)

http://www.engadget.com/2013/05/17/sony-prototype-e-ink-slate-video/


 

Las TIC y su impacto en la sociedad

En línea con la anterior entrada del blog, reflexionaré en torno a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) lo cual me llevará a su delimitación conceptual, así como al análisis de su impacto en la sociedad introduciendo el concepto de brecha digital y repasando algunos de los campos de aplicación de las TIC que resultan de mayor actualidad.

Conceptualización

En la actualidad las TIC están íntimamente ligadas a la informática, la electrónica y las telecomunicaciones teniendo su máximo exponente en Internet, red de redes hacia donde están convergiendo la mayor parte de las tecnologías como pueden ser las redes de telefonía móvil o las de difusión de contenidos audiovisuales.

En un sentido tecnológico amplio las TIC hacen referencia a un gran abanico de tecnologías destinadas a almacenar, procesar, transmitir y analizar información así como el plano social humano que implica la comunicación. Aunque estos conceptos son aplicables a casi cualquier formato de comunicación del pasado desde el papel hasta el teléfono,  el término TIC está íntimamente ligado a la informática por lo que comúnmente se asocia a las tecnologías más recientes como puede ser Internet, los ordenadores o las redes de telefonía móvil aun cuando estas ya están asentadas tecnológica y culturalmente.

En un plano social, las TIC suponen hoy en día parte integral de la sociedad y culturas actuales siendo al mismo tiempo manifestación de su desarrollo y elemento tractor del mismo. Ello hace que las TIC que en otro tiempo constituían tecnologías incipientes empledas por una reducida élite sean hoy día elementos cotidianos que forman parte de bastos estratos sociales.

Impacto en la sociedad

Las posibilidades que durante las últimas décadas han permitido las TIC han supuesto, al margen de las diferencias que persisten respecto a su acceso, una transformación social destacable cambiando para siempre los conceptos de tiempo y espacio en todo el globo (aunque de forma más notable en el mundo desarrollado). De este modo, no sólo las personas a nivel individual han visto cambiada su vida diaria y costumbres, sino que a nivel cultural y social las TIC también han abierto nuevos horizontes a la reducción de barreras al conocimiento y entendimiento de otras culturas.

No en vano, el acceso a la información y la comunicación entre individuos constituyen elementos centrales en torno a los que gira el género humano y toda su actividad económica por lo que las tecnologías que revolucionan su acceso, almacenamiento, procesamiento y transmisión siempre tendrán un gran impacto sobre la civilización humana.

Sin embargo, aunque el impacto de las TIC en múltiples ámbitos sociales está siendo destacado y seguramente lo será más en el futuro, es pertinente reflexionar sobre la democratización de su acceso. La brecha digital, aunque constituye un único término, encierra las consecuencias de múltiples realidades que, de forma conjunta, establecen diferencias entre personas o comunidades enteras respecto del acceso, uso y completo aprovechamiento de las TIC. Aunque se trata de un tema complejo al que dedicaré una entrada específica, baste decir que, a la hora de hablar de brecha digital es preciso analizar sus diferentes vertientes entre las que se encuentran:

  • Diferencias de renta que se traducen en una mayor o menor facilidad para acceder a las TIC.
  • Diferencias generacionales que hacen que algunas generaciones están más familiarizas con las TIC y mejor capacitadas digitalmente
  • Diferencias de género que en algunas sociedades se derivan del rol de la mujer y en otros escenarios simplemente de la mayor familiarización del hombre con algunas facetas del mundo digital (ejemplo: uso de videojuegos, conocimientos de informática…)
  • Diferencias territoriales que hacen que las personas que viven en países menos desarrollados o en zonas rurales de países desarrollados tengan mayores dificultades para acceder a las TIC.
  • Diferencias competenciales entre aquellos individuos capacitados para el uso de las TIC y los sectores de la población ajenos a las mismas.
  • Diferencias culturales entre los segmentos de la población familiarizados con las TIC (especialmente las generaciones urbanas más jóvenes) y aquellos a los que su uso les resulta menos habitual.
  • Diferencia de interés que hace que algunos segmentos de la población que no han nacido en la sociedad del conocimiento muestren interés por las TIC al mismo tiempo que otros manifiestan  desinterés o rechazo.
  • Diferencias en la forma en la que usan las TIC lo cual establece una separación entre aquellos que, bien por desinterés o por falta de capacitación, hacen un uso pasivo de las TIC (consumidores de información) mientras que otros toman un rol activo (consumidores y generadores de conocimientos).

Respecto de la democratización del acceso a las TIC, durante la última década las administraciones públicas europeas han impulsado decididamente diversas estrategias orientadas a conseguir un mejor aprovechamiento del potencial económico y social de las TIC. A nivel europeo, esta política se ha visto reflejada en la estrategia Europa 2020 puesta en marcha en marzo de 2010 por la Comisión Europea. Entre otras cosas, Europa 2020 se ha traducido en la definición de la Agenda Digital para Europa mediante la cual se pretenden abordar los problemas relacionados al acceso y uso de las TIC.

A nivel local, la Xunta de Galicia ha definido una estrategia específica alienada con la Agenda Digital para Europa que pretende abarcar los siguientes aspectos: fomento de la administración electrónica, alfabetización digital de los colectivos menos familiarizados con las TIC, mejora de la competitividad del sector TIC, promoción del mercado único digital y supresión de la brecha digital. Respecto de este último punto la Xunta de Galicia lleva varios años impulsando, de forma complementaria a la alfabetización, diferentes despliegues de redes de telecomunicación poniendo incentivos a la extensión de sus beneficios en todo el territorio gallego, poniendo especial énfasis en las zonas rurales (en donde Telefónica, con la colaboración del operador público Retegal, está extendiendo ampliamente las redes 3G).

Ámbitos de aplicación de las TIC

Tal y como ya hemos mencionado las TIC son un conjunto de tecnologías enfocadas al almacenamiento, procesamiento, transmisión y análisis de información que por su naturaleza son susceptibles de aplicarse en casi cualquier ámbito de la sociedad del conocimiento. Algunos de los usos de las TIC son más o menos directos, como las comunicaciones móviles a distancia, pero hoy en día se están extendiendo a través de usos más avanzados que sin duda en el futuro se manifestarán de maneras sorprendentes.

Si repasamos la historia reciente de las TIC, podremos identificar algunas tendencias que han marcado su desarrollo como la movilidad, la convergencia de redes y servicios (difusión de contenidos audiovisuales, prensa digital, redes de telefonía móvil 4G ya totalmente integradas en el mundo IP…), las redes sociales, el big data (almacenamiento, organización y análisis de grandes cantidades de información), el cloud computing (la prestación de servicios desde servidores remotos sin instalar aplicaciones en local) o la virtualización (con tecnologías como la realidad aumentada o los entornos virtuales).

Sin embargo, en lo que respecta a los ámbitos de aplicación de las TIC, el presente y el futuro pasa por múltiples vertientes de entre las cuales citaremos algunos ejemplos:

  • Hogar digital: en donde las TIC pretenden cambiar para siempre la forma en la que interactuamos con los elementos que conforman nuestro hogar así como las funcionalidades que estos ponen a nuestra disposición. Todos estos avances no sólo irán encaminados a mejorar el confort y la comodidad sino también aspectos como la eficiencia energética o el impacto medioambiental de nuestra actividad.
  • Cuidado del medioambiente: mediante estaciones medioambientales que no sólo permiten monitorizar el entorno natural sino también cuantificar el impacto de la actividad humana en pos de una mayor sensibilización de la sociedad. Adicionalmente, las redes sensoriales pueden hacer uso de sensores infrarrojos y otras tecnologías para detectar incendios de forma temprana evitando daños al medioambiente o sensores sonoros para identificar talas ilegales.
  • Agricultura y pesca: en donde las TIC ya están empezando a cambiar la forma de interactuar con nuestro entorno proporcionándonos, a través de elementos como las redes sensoriales, un conocimiento en tiempo real que permite reducir el impacto de la actividad humana al mejorar las decisiones que se toman (optimizar los tratamientos para luchar contra las enfermedades, adaptar dinámicamente los cuidados de los cultivos a las necesidades de cada momento, gestionar remotamente o incluso de forma semi-automática las explotaciones, identificar los caladeros de pesca más adecuados, monitorizar actividades furtivas, detectar puntos ilegales de vertido…).
  • Teleasistencia: ámbito en el que las TIC están permitiendo aunar la autonomía y libertad de diversos colectivos con su vigilancia y cuidado continuado acortando los tiempos de atención en caso de emergencia. Al mismo tiempo se mejora la logística permitiendo optimizar costes asegurando la viabilidad de mantener y mejorar los servicios asociados a la atención sanitaria. En otros ámbitos de la sanidad, las TIC están permitiendo que equipos de cirujanos de todo el mundo puedan estar asesorados en tiempo real por los mejores especialistas del globo o incluso que puedan dirigir en remoto intervenciones quirúrgicas a través de dispositivos robotizados.
  • Gestión de infraestructuras: permitiendo optimizar su operación y mantenimiento al detectar fugas en redes de abastecimiento de aguas, equilibrando el consumo y la producción en redes eléctricas o permitiendo configurar y monitorizar de forma remota un amplio abanico de infraestructuras de diversa naturaleza.
  • Ciudades inteligentes: término con el que recientemente se denomina a las ciudades que toman provecho de la información que se genera diariamente en su entorno para mejorar su gestión redundando en beneficio de todos los agentes implicados (empresas, ciudadanos, administraciones, turistas…). Ello está dando lugar a un nuevo paradigma urbano que, aunque tardará en asentarse, acabará por mejorar aspectos como la movilidad, la interacción de los ciudadanos con sus administraciones, el desarrollo urbano, la eficiencia energética…
  • Educación: en donde las TIC, aunque están tardando en proporcionar soluciones realmente innovadoras ya están empezando enseñar el potencial que pueden tener para cambiar de forma sustancial los procesos de enseñanza aprendizaje. En este sentido las TIC no sólo pueden potenciar y facilitar las interacciones sociales y el aprendizaje colaborativo sino que también abren grandes oportunidades a la hora de liberar restricciones espaciales y temporales permitiendo un aprendizaje ubicuo. Del mismo modo, las grandes posibilidades en el campo del análisis de información podrían facilitar el análisis de los procesos educativos y la atención personalizada de las necesidades de los diversos alumnos. Al mismo tiempo, tecnologías como la realidad aumentada o los entornos virtuales pueden facilitar la comprensión de conceptos abstractos así como trabajar de manera específica aspectos sociales y afectivos.

Como vemos, la explosión que está suponiendo el acceso generalizado a Internet junto con el avance en la microelectrónica y la existencia de ecosistemas de aplicaciones maduros ha posibilitado que casi cualquier aspecto de la sociedad moderna este siendo o vaya a ser completamente redefinido por la influencia de las TIC.

En todo caso, a pesar de lo mucho que se ha avanzado a nivel tecnológico, siguen existiendo muchos ámbitos como el educativo en donde tan sólo se ha empezado a atisbar el potencial de las TIC. Ello es debido a que, como con cualquier innovación, la teoría de la Difusión de las innovaciones (Gabriel Tarde 1890) nos dice que al principio toman parte de ella los innovadores, tecnólogos formados en la materia con el conocimiento para aprovecharse de ella desde el comienzo.

grafico_innovacion.jpg

Figura 1. La adopción de las innovaciones es progresiva y en muchos casos se produce a saltos debido a diversas barreras que es necesario ir superando durante su difusión. En el caso de las TIC ha supuesto que, por diversos motivos, algunos campos de aplicación y sectores de la sociedad percibiesen sus beneficios de forma más temprana que otros.

 

Aplicado a las TIC, el germen de Internet (ARPANET) era una red con pocos nodos prácticamente exclusiva de grandes centros de investigación. A su vez era empleada por un reducido grupo de expertos vinculados a las TIC no estando su uso al alcance del ciudadano medio ni por accesibilidad física ni por capacitación. Con el paso del tiempo su difusión ha ido creciendo y, aunque se ha extendido exponencialmente en diferentes campos (ocio, prensa, contenidos audiovisuales…) su adopción en otros ha resultado más lenta por diversas barreras de entrada (rechazo, barreras generacionales, barreras económicas, barreras técnicas, barreras de capacitación…).

Sin embargo, el progreso de la tecnología en múltiples vertientes (miniaturización, baterías, potencia de procesamiento, eficiencia en el uso del espectro en las comunicaciones móviles…); la capacitación digital progresiva de la sociedad y la amplia difusión de las ventajas de las TIC han permitido que poco a poco esas barreras de entrada se estén superando en cada vez más ámbitos. Esto ha supuesto que hoy en día ya se esté abordando más seriamente su integración en campos como la educación, la administración pública, la medicina o la agricultura.

Aunque las TIC estén irrumpiendo en todos los ámbitos de nuestra sociedad de forma progresiva, su influencia siempre suele llegar en sucesivas oleadas. Usualmente, en una primera oleada el uso de las TIC es tosco, tendiendo a ofrecer un formato o soporte diferente para realizar tareas de un modo más o menos similar al tradicional (como puede ser el uso de ordenadores en los ’80 y hasta mediados de los ’90 para poco más que presentar contenido multimedia). Otras veces, las soluciones que las TIC aportan al nuevo ámbito son transferencias más o menos directas de tecnologías existentes en otros ámbitos por lo que en un primer momento no responden totalmente a las necesidades derivadas del nuevo uso que se les pretende dar (como puede ser al caso de los inicios del e-learning a finales de la década de los ’90 y principios del nuevo siglo). La necesidad de un proceso de adaptación gradual se debe a múltiples factores que hacen que, tanto para los técnicos de las TIC como para los usuarios de los nuevos campos en donde se introducen, se requiera de un periodo de adaptación para poder aprovechar todo su potencial con soluciones que supongan verdaderas innovaciones en el campo en que se aplican. Esta realidad hace que, en ocasiones, surja escepticismo en torno a las TIC ya no sólo por la existencia de barreras a su entrada sino también debido a las grandes expectativas que su mera pronunciación provoca. A pesar de ello con el paso del tiempo, una vez la tecnología se ha adaptado a ese campo y se han superado las barreras a su uso y aceptación;  aparecen soluciones TIC que suponen saltos cualitativos importantes en ese nuevo campo.

Fuentes bibliográficas

http://en.wikibooks.org/wiki/ICT_in_Education/The_Uses_of_ICTs_in_Education

http://www.agro.uba.ar/agro/ced/inno/clases/clase_3.htm

http://flosse.blogging.fi/2005/06/23/critical-history-of-ict-in-education-and-where-we-are-heading/

http://groups.itu.int/stocktaking/About/WSISActionLines/C7.ICTApplications.aspx  

https://blogs.worldbank.org/edutech/10-global-trends-in-ict-and-education

http://www.networkworld.com/community/blog/gartner-10-key-it-trends-2012 http://ec.europa.eu/europe2020/index_es.htm (Europa 2020)

http://ec.europa.eu/digital-agenda/ (Agenda Digital Europea)  

https://imit.xunta.es/portal/estrategia2/ (Agenda Digital de Galicia)

 

Guía de Lectura: Educación: riesgos y promesas de las nuevas tecnologías de la información. Cap. 1 y 4 (Nicholás Burbules)

 

Referencias bibliográficas

[1] Punset, E (2001) Claves de la ciencia. Tecnología de la comunicación. Planeta de Agostini. (Vol. 20, pp. 18 - 34)

[2] Burbules, N. C., & Callister, T. A. (2000). Watch IT: The risks and promises of information technologies for education. Boulder, CO: Westview Press.

[3] ICT in Education/The Uses of ICTs in Education

http://en.wikibooks.org/wiki/ICT_in_Education/The_Uses_of_ICTs_in_Education

[4] Implicancias del momento de adopción de una innovación

http://www.agro.uba.ar/agro/ced/inno/clases/clase_3.htm

[5] History of ICT in education – and where we are heading?

http://flosse.blogging.fi/2005/06/23/critical-history-of-ict-in-education-and-where-we-are-heading/

[6] ICT applications: benefits in all aspects of life

http://groups.itu.int/stocktaking/About/WSISActionLines/C7.ICTApplications.aspx  

[7] World Bank: 10 Global Trends in ICT and Education

https://blogs.worldbank.org/edutech/10-global-trends-in-ict-and-education

[8] Gartner: 10 key IT trends for 2012

http://www.networkworld.com/community/blog/gartner-10-key-it-trends-2012 

[9] Estrategia Europa 2020

http://ec.europa.eu/europe2020/index_es.htm

[10] Agenda Digital Europea

http://ec.europa.eu/digital-agenda/

[11] Agenda Digital de Galicia

http://amtega.xunta.es/colectivos/outras-administracions/axenda-dixital/axenda_dixital/